Mostrando las entradas con la etiqueta Tradiciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Tradiciones. Mostrar todas las entradas

marzo 14, 2015

90% alemanizada

Hace unos días en una página de Facebook que sigo, postearon las siguientes afirmaciones con la pregunta "¿Qué tan alemán eres?":

1) Tu desayuno es sagrado.
2) Eres siempre puntual.
3) No puedes vivir sin cerveza.
4) Esperas al semáforo en verde para cruzar la calle. (aunque veas que no viene nadie!)
5) Dices lo que piensas.
6) Amas andar en bicicleta.
7) Te tomas el tema de separación de basura muy en serio.
8) Siempre llevas una bolsa para la compra.
9) Duermes con la ventana entreabierta. (aún en invierno)
10) Los domingos en la noche nadie te molesta, pues es hora de ver Tatort (serie policíaca).


Algunas cosas ya las hacía desde que estaba en México, pero definitivamente los puntos 5 al 8 los adopté desde que llegué a Alemania y el número 10 no me lo pierdo ni en vacaciones!  

Complementando la lista con otra que me encontré en un sitio muy interesante, sigo con las afirmaciones para ver que tanto me he alemanizado:

11) Contestas el teléfono con tu apellido.
12) El domingo es sagrado.
13) Las papas son indispensables a la hora de comer.
14) Adoras las salchichas.
15) Saludas sólo con la mano.
16) Consideras viajar a Mallorca en vacaciones.
17) Dices "Scheisse" cuando te enojas.
18) Has dejado de usar la tarjeta de crédito para todo.
19) Visitas uno o más mercados de Navidad en diciembre con colegas o vecinos.

Y por último, complemento con los siguientes puntos:

20) Invitas a fiestas con dos semanas de anticipación.
21) Tienes pantuflas en la entrada para los visitantes que llegan a tu casa.
22) Planeas tus vacaciones mínimo con seis meses de anticipación.
23) No te asustas cuando ves gente semi-desnuda en parques y playas.
24) Tienes botas de lluvia, rompevientos y diferentes tipos de chaquetas para cada estación del año.
25) No puedes vivir sin pan!
26) Evitas ir al médico cuando tú o tus hijos tienen gripe, pues sólo te recomendarán tomar aire fresco.
27) Cantas con euforia (o incluso bailas) los hits alemanes llamados "Schlager".
28) Tienes al menos un adorno de temporada en la puerta de tu casa, jardín o ventanas. Llámese huevos, calabazas, enanitos, corona navideña, etc.
29) Sobrepasas los 150 km/hr en el "autobahn" (autopista) 
30) Tienes el "kit" alemán para apoyar a la selección nacional en el mundial!

Así que en total estoy 90% alemanizada, lo cual no significa que tenga sólo 10% de mexicana! Me refiero a que ya casi paso por alemana, pues cumplo con muchos de los puntos que se consideran "típico alemán". Mexicana sigo siendo 100% :) 

Y tú? Ya te alemanizaste?

marzo 08, 2015

Mundo multi-color

En mi clase de alemán leímos un texto relacionado al tema de Migración que me encantó y que les comparto. Se llama "La analogía de los lentes de sol ":

" Imagina un país al que llamaremos X-landia en el que desde el principio del mundo toda las personas nacen con dos piernas, dos brazos, dos ojos, una nariz, una boca y unos lentes de sol. El color de dichos lentes es amarillo. Nadie encuentra raro llevar lentes de sol ya que todos los llevan. Los valores, actitudes, suposiciones, ideas y creencias son lo que hacen estos lentes de color amarillo. Todo lo que la gente observa, aprende y descubre llega al cerebro filtrado a través del color amarillo de los lentes que lleva. Se puede decir que el vidrio amarillo representa las actitudes, valores y creencias de X-landia.

Ahora imagina otro país al que llamaremos Y-landia en el que desde el principio del mundo toda las personas nacen con dos piernas, dos brazos, dos ojos, una nariz, una boca, y unos lentes de sol. El color de dichos lentes es azul. Nadie encuentra raro llevar lentes de sol ya que todos los llevan. Los valores, actitudes, suposiciones, ideas y creencias son lo que hacen estos lentes de color azul. Todo lo que la gente observa, aprende y descubre llega al cerebro filtrado a través del color azul de los lentes que lleva. Se puede decir que el vidrio azul representa las actitudes, valores y creencias de Y- landia.

Un día, un viajero de X-landia decide visitar Y-landia y para poder observar como los y-landeses viven decide adquirir unos lentes de color azul. Se los pone y se queda en ese país dos meses para conocer bien sus valores, actitudes y creencias. Al regresar a su patria se hace llamar "experto" en la cultura de Y-landia y describe su cultura de color verde! "

Creo que hasta ahora no había leído una descripción tan sencilla de cómo vemos el mundo los migrantes. Justo de esa manera me siento yo! ya no veo las cosas de color amarillo como seguramente todos los mexicanos las ven y tampoco puedo ver las cosas de color azul como todos los alemanes ya que apenas llevo viviendo aquí 12 años. Tampoco me puedo quitar los lentes amarillos, así que por más que trate de entender e integrarme en la cultura alemana siempre la veré a través de mi propia cultura es decir de color verde, que es el resultado de mezclar amarillo y azul.

Al relato le agregaría dos puntos adicionales:
- El color de los lentes se va intensificando con la edad de las personas. De tal forma que un niño los tiene apenas de color claro y al mudarse o migrar a otro país será mas facil adquirir el nuevo color en sus lentes y terminará siendo un verde amarillento o azulado. 
- Por otro lado los niños que nacen en una familia bicultural nacerán automáticamente con lentes de color verde y con la edad irán tornándose más amarillos o más azules dependiendo del país donde viven, pero nunca seran 100% azules ni 100% amarillos.

Y las personas que tienen la fortuna de vivir en diferentes países a lo largo de su vida tendrán unos lentes multi color, lo cual es simplemente maravilloso! El tener este tipo de lentes tiene ventajas y desventajas pero con toda seguridad se trata de personas abiertas, tolerantes, y como dicen por ahí, son ciudadanos del mundo.

Justo esta mañana le tuve que explicar a mi marido sobre esta analogía para que entendiera porque 15° de temperatura no son suficientes para comer afuera, cosa que hace la mayoría de los alemanes en días tempados como hoy. Claro que me alegro de ver el sol pero también necesito del calor (mínimo 20 grados) para disfutar al 100%! De igual forma, él se ríe y no entiende de la fiesta que hacen los regios cuando caen 2 centímetros de nieve y van al Chipinque a hacer monos de nieve de 10 cms sobre el techo del carro. Obvio, con sus lentes alemanes 2 cms de nieve no son motivo de fiesta, ni para mí 15 grados es "calor". Y así como éstos, hay miles de ejemplos que podría mencionar de cómo el llevar unos lentes de otro país, no nos hace ver las cosas como los locales. Siempre será una combinación de valores, sentimientos, creencias, costumbres y tradiciones.

Viva el Multi-culti una vez mas! El mundo multi-color es hermoso o no?

febrero 08, 2015

Niñas detectives!

Nuestra hija mayor cumplió sus 10 años (el 4 de enero) en Monterrey, mientras estábamos de vacaciones en mi ciudad natal y festejó con sus primos rompiendo piñata, comiendo pastel y disfrutando del solecito al aire libre. El mero día de su cumpleaños la llevamos a Kidzania donde la pasó muy bien con su hermana menor, haciendo hamburguesas y descubriendo oficios.

Pero faltaba la parte más importante de cumplir años: festejar con sus amiguitas de la escuela. Así que llegamos a Alemania y me puse a buscar opciones para celebrar su cumpleaños fuera de casa. El clima frío limita las opciones y ya están grandes para ponerlas a hacer manualidades dos horas, así que tenía que buscar algo original y divertido.

Muchas de sus amiguitas cumplen años en diciembre, así que la opción de patinar en hielo o ir al boliche ya habían sido elegidas. Ir al cine no me parece muy divertido porque no conviven realmente y además aquí sólo se conoce el programa de la siguiente semana y normalmente se invita con dos semanas de anticipación. Mmmm, entonces? Busqué en internet y encontré una opción nueva: celebrar el cumpleaños a la "detective" en un castillo-museo de la región.

A Victoria le encantó la idea porque lee muchas historias de detectives y era algo que no habían hecho hasta ahora sus amiguitas. Así que manos a la obra! A pensar en invitaciones, pastel y detalles con el tema de detectives. Aquí les comparto nuestras creaciones por si algún día se les ofrece:

- Invitación. La invitación fue muy sencilla y la idea la saqué de internet. El texto empezaba con un "Querida colega detective:" y continuaba con los detalles de la fiesta, indicando que deberían resolver un caso en un tiempo determinado y que la cita era en la oficina privada de la cumpleañera. Incluí la imagen de una detective y unas huellas dactilares y otras de zapatos.
 
 - Identificación. Al llegar al castillo, cada invitada llenó su credencial de detective con sus datos personales y su huella dactilar.


- Pastel. El pastel fue en forma de lupa, que simplemente consistió en un pastel redondo y tres quequitos. Con fondant azul que tenía de la fiesta anterior de Frozen forré el pastel e hice la forma del mango de la lupa que coloqué sobre los quequitos. El resto de muffins los enbetuné de blanco y con chocolate hice la forma de un signo de interrogación.

Pastel
- Bolsitas. Las mandé pedir por internet, pero no tienen nada de particular. Eran negras y el paquete incluía calcomanías con la leyenda "Confidencial". Además de dulces y chocolates, les pusimos una lupa, un bolígrafo que escribe con tinta invisible y la tapa trae una linterna especial que permite leer lo escrito, unos lentes chistosos, un block de notas y una brújula. A cada bolsita, mis hijas le pusieron los nombres de las invitadas con recortes de periódico.



El programa en el castillo fue:
   - abrir los regalos
   - cantar las mañanitas y comer pastel
   - visita guiada por el museo
   - rally con preguntas y pistas que requerían visitar cada rincón del castillo
   - encontrar el "tesoro" que contenía las bolsitas para las invitadas
   - jugar en el castillo a su antojo

Castillo en Agathenburg
Después de 3 horas en el castillo-museo volvimos a casa para cenar "hotdogs" y bailar un rato mientras venían sus papás a recogerlas. Las niñas se fueron fascinadas y contando los pormenores de la aventura que vivieron en el castillo y mi hija menor quiere que celebremos su cumpleaños también allí. Ya veremos... su cumpleaños es en pleno verano y se me antoja algo más al aire libre. Pero definitivamente, fue una gran idea y me están dando ganas de celebrar mi cumpleaños también a la "detective", ya que el castillo tiene programa especial para fiestas de adultos :) Así que ya les contaré si me animo a ser Agatha Christie por un día :)

diciembre 05, 2014

Mercados de Navidad

"Pirámide navideña". Berlín.
En Alemania no hay posadas, cosa que extraño mucho de mi querido México, pero en su lugar hay mercados de navidad que es lo que mas me gusta de esta época en este país.

Pero que son estos mercados? Seguramente muchos se imaginan puestos de venta de artesanías y objetos navideños, y no estan tan errados, pero un mercado de navidad es algo más que un lugar donde comprar cosas, es un lugar con ambiente, alegría, olores y sabores que lo hacen un lugar único en el mundo.

Su atmósfera es inigualable: en los mercados navideños alemanes se mezclan el aroma de dulces de hierbas alpinas, de castañas y almendras tostadas, así como del obligatorio “Glühwein”, vino tinto caliente con especias, como clavos y canela. Muchos de los mercados simulan con sus quioscos la arquitectura tradicional con casitas de entramados de madera, aunque los hay también en estilo moderno.

En Alemania hay más de 1.500 mercados navideños, de todos los tamaños y prácticamente hay uno en cada ciudad o pueblo. En las ciudades grandes como Berlín o Hamburgo, hay un mercado en cada distrito, y en los pueblos pequeñitos como el mío (2,500 habs.) sólo se coloca el mercado un fin de semana. 
Normalmente, la preparación y colocación de los puestos comienza a mediados de noviembre y la inauguración los últimos años ha sido el 24 de noviembre para quitarlos un día antes de Navidad. Aunque hay algunos que duran incluso hasta fin de año. Dependiendo de la ciudad, se colocan los puestos en las calles del centro (casco antiguo), en plazas públicas  o en áreas peatonales. Un puesto al lado de otro, sin dejar mucho espacio libre. Algunos incluso construyen cuartos cerrados para que los clientes puedan resguardarse mejor del frío o de la lluvia.
El horario varía de ciudad a ciudad, y hay algunos que cierran bastante temprano (a eso de las 8 o 9 de la noche). Una amiga me comentaba que en algunos mercados navideños en Berlín cobran 1 o 2 euros para entrar, cosa que desconocía hasta ahora.


Berlín.
Puestos. Berlín.


 De qué hay puestos? de todo!
 - de bebidas: donde venden ponche caliente, "Glühwein, rompope, cafés de todos tipos y sabores, chocolate caliente y tambien cerveza, fría o caliente. Aquí les comparto un blog muy interesante que dedica una entrada a este tema, especializandose en las bebidas que se ofrecen.

- de comida: no pueden faltar las tradicionales salchichas, incluso de un metro de largo y otras especialidades que se venden en cualquier feria del pueblo como carne asada, champiñones en diferentes salsas, camarones o calamares, bretzel, etc. Pero lo mejor es lo dulce, empezando por las crepas, nueces garampiñadas, castañas asadas, galletas de todo tipos y sabores, "schmalzkuchen" (panecillos fritos en aceite y cubiertos de azúcar pulverizada), chocolates, mazapan alemán, y mil delicias más.
Castañas asadas. Berlín.
- artesanías: de madera, de papel, de vidrio. Hay para todos los gustos y presupuestos y la mayoría son artículos navideños como velas, estrellas, coronas para las puertas, esferas, etc. 
Estrellas de papel. Berlín.
- ropa: prendas de lana, pantuflas, gorros, bufandas y guantes no pueden faltar. Ademas de gorros de Santa, con o sin trenzas, con o sin luces, etc.

Adicionalmente a los puestos, en muchos de los mercados hay programa cultural o musical donde coros, grupos de baile y escuelas presentan cantos, obras de teatro o espectaculos de baile. En Hamburgo, a determinadas horas pasea el trineo de Santa por el cielo para presentar a sus renos y recordar a los niños que deben portarse bien para recibir lo que pidieron. 
En otros mercados hay carruseles, juegos mecánicos, resbaladeros o pistas para patinar sobre hielo.
Rueda de la fortuna. Berlín.
Santa en su trineo. Hamburgo.
Lo normal es visitar los mercados de navidad con la familia o con amigos. Los fines de semana se llenan mucho más, pero entre semana no faltan grupos de colegas que visitan el mercado de navidad para tomar algo después del trabajo. Hay que llevar mucha paciencia, porque aunque usted no lo crea en Alemania tambien existen los tumultos y en los mercados de Navidad hay que apretujarse entre la gente y hacer fila para pedir un ponche o una salchicha.
Berlín.
En lo personal conozco menos del 1% de los mercados de navidad en el país, los que he visitado con mas frecuencia son dos o tres en Hamburgo, obviamente el de Stade y el año pasado conocí los de Bremen y Lüneburg. Me faltará vida para conocerlos todos, pero espero algún día conocer al menos los más famosos como el de Núremberg o el de Colonia.

Pirámide navideña. Stade.
Ayuntamiento iluminado. Hamburgo.
Aquí esta la lista de todos los mercados de Navidad en Alemania este año:  http://www.weihnachtsmarkt-deutschland.de 

Si el de Núremberg es el más famoso, el de Dresde es el más antiguo. El llamado, “Striezelmarkt“ cumple 580 años de existencia. Además de una gigantesca pirámide de madera, el de Dresde se caracteriza por su tradicional “Christstollen”. El Christstollen es un pan con frutos secos, pasas, limón y naranja y es servido, a menudo, como postre en Navidad. En el adviento se come a cambio de tortas y tiene formas que recuerdan a un niño recién nacido envuelto en sus pañales. Por esta razón se cubre de polvo de azúcar.

Según DW, entre otros mercados navideños que no debes dejar de visitar están el de Rothenburg ob der Tauber, en Baviera, Quedlinburg, en Sajonia-Anhalt, o Colonia, a los pies de la catedral gótica, a orillas del río Rin. Y para los que buscan mercados de navidad originales, está el de Santa Pauli en el distrito rojo de Hamburgo, que se le conoce como el mercado erótico y donde las angelitas estan vestidas con muy poca ropa :)

En 2013, unas 85 millones de personas visitaron los mercados navideños. Hace 14 años la suma ascendía a 50 millones. Me encantaría que los mercados estuvieran todo el invierno, ya que enero y febrero son los meses más aburridos (aquí no hay ni rosca de Reyes, ni tamalada de la Candelaria) y  mas fríos del año. Al menos tendríamos un lugar a donde ir y reunirnos con amigos, calentarnos un poco con un vino caliente y hacer compras post-navideñas :)

Definitivamente conocer y vivir la experiencia de los mercados de navidad debe estar en cualquier lista de cosas por hacer de los que se animen a visitarme en esta época del año. Quién dice yo?

P.D.1 - Las fotos de Berlín son de una amiga muy querida y están publicadas aquí con su permiso.
P.D.2 - Las estadísticas y números son de DW (en español).
P.D.3 - Como siempre, lo escrito aquí esta basado en mi experiencia personal que se concentra mayormente en el norte de Alemania, así que puede haber algunas diferencias con mercados en otras regiones del país.

octubre 31, 2014

De Catrinas en Halloween

Como todos saben, nací y crecí en el norte de México específicamente en la ciudad de Monterrey, donde el día de muertos al menos durante mi infancia no era muy festejado. Recuerdo que el 2 de noviembre íbamos al panteón a visitar las tumbas de algunos abuelos, se limpiaban de hierbas  y se ponían flores frescas.
Dada la cercanía a Estados Unidos, se festejaba más el 31 de octubre el día de Halloween. Acostumbraba salir con mis vecinos y hermanos a pedir dulces a las casas de los vecinos, disfrazada de bruja, de princesa Leah, o de algún otro personaje de miedo siempre llegaba a casa con una calabaza repleta de dulces.
Nunca vi nada de malo en ello y el tema del día de muertos no se mencionaba en casa. El altar de muertos y todo lo relacionado a ese tema lo vine a conocer hasta que viví en Alemania en el 2002. Y poco a poco me voy haciendo experta en el tema:
Primeramente por las visitas a Hamburgo donde desde hace varios años se celebra el día de muertos en un museo muy conocido de la ciudad. Se pone un altar grandísimo, se presentan exposiciones, videos y conferencias del tema, ademas de vender comida mexicana, organizar manualidades para los niños y programa cultural con bailables y "concheros". Junto con la misa con Mariachi, es uno de los eventos al que contadas veces falto como este año que me voy a Paris justo ese fin de semana :(
También tuve que profundizar en el tema ya que el día de muertos se presenta como tema cultural en todos los cursos de español medio o avanzado y siendo mexicana incluso llevo pan de muerto o algún otro detalle a mis alumnos.
Además, el año pasado mis hijas y yo participamos en la grabación de un video para plaza sésamo donde se explica el día de muertos a los niños. He aprendido a hacer pan de muerto y este año pedí mis primeras calaveritas de azúcar para mostrarlas en una conferencia que di sobre este tema a mujeres de todo el mundo.
Una cosa ha llevado a otra y la semana pasada me entrevistaron para un periódico local, a cuya entrevista asistí vestida de Catrina. Nunca me había maquillado así y me sirvió de prueba ya que mis hijas también quieren disfrazarse de catrinas este Halloween.

La idea no se las dí yo, sino que la vieron en una revista de "Topmodel" que leen regularmente y que este mes de octubre dedica a la fiesta de Halloween. En algunas de sus hojas se muestran los pasos para maquillarse, se menciona que la tradición viene de México e incluso se incluye una foto de una modelo famosa que pasó en pasarela maquillada de catrina.

Y justo en estos días vi en un folleto de un supermercado, el disfraz de catrina entre sus ofertas para el 31 de octubre. La niña esta maquillada, lleva una diadema de flores en la cabeza y trae una camiseta y mallones con huesos pintados. Una catrina muy tierna y rubia.

Poco a poco nuestra linda tradición está traspasando fronteras y qué mejor oportunidad de ser embajadora entre nuestros vecinos, amigos y conocidos. Al mismo tiempo que mis hijas se disfrazan de catrinas, aprenden sobre esta bella tradición mexicana y portan con más orgullo su maquillaje, sus diademas de flores y sus guantes con huesitos pintados que materializan sus raíces mexicanas en cada detalle.

Aqui la foto del día de Halloween:
Y aquí la foto que me hicieron para el artículo del periódico que justamente se publicó hoy.

Así que Feliz Halloween y

octubre 15, 2014

La Muerte en (la) Vida

Como en otras ocasiones, en estos días han coincidido dos hechos relacionados a un mismo tema y que quiero compartir en este espacio. El tema al que me refiero lo he puesto como título, la muerte y su papel en nuestra vida, y la muerte en vida.
Se acerca el día de los muertos, fecha muy especial en mi país de origen y que de una forma o de otra he aprendido a conmemorar a pesar de haber nacido en el norte de México, lugar donde esta tradición no estaba tan arraigada en tiempos de mi niñez.

El 2 de noviembre siempre fue un día para visitar panteones y llevar flores. Cuando llegué a Alemania conocí el primer altar de muertos y lo que en el centro de México es toda una verbena popular. Así que este día y sus tradiciones se volvieron temas obligados en mis cursos de español. Poco a poco me volví adicta al tema, y el día de hoy tuve la oportunidad de presentarlo a un grupo de señoras que se reúnen una vez al mes a discutir temas diversos. Es un grupo internacional y elegí el día de muertos justo para este mes, de tal forma que coincidiera con un evento que se organiza en Hamburgo (el 1-2 noviembre) y donde tendrán oportunidad de conocer más al respecto si les interesa.

Preparé pan de muerto y mandé pedir algunas calaveritas de azúcar para enseñarlas durante la charla. En total eramos 14 mujeres de 10 países diferentes. Mostré videos, fotografías y conté todos los detalles de los altares, las catrinas, las calaveritas y el porqué de la celebración. Creo que México es uno de los pocos países donde la muerte no causa miedo ni es tema tabú. Aclaré que al morir una persona si hay duelo y luto, y no hacemos fiesta a la hora del entierro. Pero la celebración del día de muertos despertó mucho interés, hicieron muchas preguntas y coincidieron en que dicha fiesta da otro significado a la muerte.

Definitivamente ver esqueletos vestidos y bailando, calaveras de azúcar en las panaderías y gente pintada de catrinas no nos espanta. Nos reímos de las calaveras literarias que salen en periódicos, decoramos con flores y colores brillantes los panteones y altares, y comemos pan "con huesitos" de decoración. Elementos que a más de un alemán le causa revoltura de estómago y pone cara de miedo cuando ve esqueletos de papel maché en fotografías.

Los alemanes también visitan panteones en noviembre y la iglesia católica incluye los días de todos los santos y de todos los difuntos al igual que en México. Pero todo es más solemne, triste y privado. Creo que el día de hoy más de una persona cambió su perspectiva de estas fechas y aunque no pondrán altares ni se pintarán la cara, al menos sabrán que la muerte es sólo una parte más de la vida y que no hay que angustiarse ni asustarse tanto.

Por otro lado, el tema de la muerte ronda mi cabeza desde la semana pasada y no porque haya fallecido algun pariente o amigo. Me refiero a las fosas encontradas en el estado de Guerrero últimamente. Qué no es tema nuevo? Sí, lo sé.

Hace 3 años pasé por una fase que  me convirtió en "activista", creí que podía poner mi granito de arena y cambiar el destino de México al protestar y clamar justicia junto con Javier Sicilia. Poco me duró el gusto y traté de olvidarme de la política mexicana y seguir mi vida tranquila en Alemania. Pero cómo dormir tranquila sabiendo que hay tanta gente sufriendo en mi país?

No sólo me refiero a los pobres, a los desempleados, a los índigenas, a los marginados, a los niños de la calle. No! Me refiero a todos esos padres, hermanos e hijos de desaparecidos. Dicen que no hay dolor más grande que perder un hijo, pero yo creo que es mayor aún el dolor de tener un hijo desaparecido. No saber qué pasó, ni si vive o está muerto.

Y vuelvo al tema de los muertos... Creo que no hay cultura en este planeta que no dé digna sepultura a sus difuntos. De una o de otra forma, siempre se busca la forma de despedir a los seres queridos y darles un lugar para visitarlos o tenerlos presentes. Y todos esos cuerpos que están en esas fosas en tierras mexicanas?

De sólo pensar se me llenan los ojos de lágrimas. Acaso por ser delincuentes o por pertenecer a bandas merecen ser enterrados en fosas comunes (y sé que la mayoría son inocentes)? Ser masacrados, calcinados y sólo Dios qué mas. No me puedo quitar las imágenes de la cabeza. Sean 10, 20 o 100 cuerpos, para mí es una multitud y todos ellos tienen una familia que les debe una digna sepultura.

Pienso en esos padres y madres de los estudiantes de Ayotzinapa, de las chicas desaparecidas en Juárez, de los "levantados" en todos los rincones del país... esos sí que estan muertos en vida. Dios les dé fortaleza para seguir de pie, exigir justicia y encontrar aunque sea los cuerpos de sus hijos sin vida. Ese dolor no se lo deseo a nadie y me duele en el alma saber que no son nazis, ni terroristas, ni invasores de otro país los causantes de ese dolor. Son mexicanos!

Hasta cuándo? No volveré a las andadas del "activismo" ni participaré en protestas esta vez. Sólo ruego a Dios por todas esas familias y por MI familia para que nunca tenga que pasar por ese dolor. Rezo para que en México reine la paz y esas escenas no se repitan nunca jamás. No tengo idea de cual sea la solución ni si acaso algun día pueda caminarse con tranquilidad en las calles de Guerrero o Michoacán.
Sólo confío... sólo rezo... sólo tengo esperanza en un mejor mañana :(

octubre 05, 2014

Lo que no me gusta de Alemania

Así como escribí lo que me encanta de Alemania, ahora toca el turno a lo que no me gusta tanto en este país. Iba a titular la entrada como "lo que odio...", pero sinceramente no es para tanto. Son cosas que no me gustan, o a las que no me he adaptado/acostumbrado todavía.

- el horario de las farmacias
- la eterna espera en los consultorios médicos aún con cita programada
- las cámaras de control de velocidad en calles y carreteras
- que el alemán promedio no se baña a diario
- la falta de rebajas en tiendas y supermercados
- la no-espontaneidad de los alemanes
- el comercio cerrado en domingo
- el GEMA
- la gramática del idioma alemán
- que no hay cafeterías tipo Sanborn´s, Toks, etc
- que se cobra cada café o refresco que te sirven
- que la gente tarde mucho en "tutearse"
- recoger la nieve de la entrada en invierno
- el frío (amanecer bajo cero) que dura más de 3 meses
- los impuestos, pero en particular ese de uso de radio y televisión
- que como paciente "público" te den una cita con un especialista en 6 meses
- la informalidad al vestir en fiestas y reuniones
- los hospitales funcionan a medias los fines de semana
- las personas que se quejan "de lo bien que están"
- las garrapatas en el bosque y los piojos en las escuelas
- la falta de puertas en regaderas de instalaciones públicas (albercas, gimnasios, etc)
- el pago en efecivo o con tarjeta de débito en mueblerías y talleres mecánicos. No se aceptan tarjetas de crédito.
- la gente descortés que no saluda en elevadores, cafeterías, parques, etc.
- que no usan servilletas a la hora de comer y yo si me ensucio!
- los paranoicos que no usan redes sociales

y creo que de momento no se me viene otra idea a la cabeza. Como pueden ver, son más las cosas que me gustan :)


septiembre 30, 2014

De retiro familiar

El fin de semana tuve la opotunidad de vivir una experiencia diferente: por primera vez asistí a un retiro en Alemania y fue familiar, algo que tampoco conocía ni siquiera en México.
Como saben, pertenecemos a la comunidad católica de nuestra ciudad, que aunque no es muy numerosa, últimamente busca organizar más actividades para chicos y grandes, jóvenes, familias y parejas.

Una amiga que había asistido al retiro el año pasado, me animó a inscribirme. Así lo hicimos, anotamos la fecha en nuestro calendario y mas rápido de lo pensado se llegó el día indicado. Empacamos nuestras cosas y manejamos las dos horas de camino para llegar a nuestro destino: un castillo pequeño adaptado como casa de retiros.


En Monterrey asistí a varios retiros, los primeros que recuerdo en la secundaria. El instituto era del Opus Dei y los retiros se realizaban en una casa de dicho grupo religioso. En la preparatoria tambien asistí a retiros que se realizaban en un lugar especial a las afueras de la ciudad. Sólo una ocasión había dormido en un castillo, fue en mi primer viaje a Europa donde nos hospedamos en un castillo adaptado como hostal en Francia.
El castillo donde se realizó el retiro familiar no es como el de Cenicienta o todos esos que conocemos de los cuentos de hadas, despues de leer la historia del castillo en una habitación adaptada como museo en el sótano y saber que fue orfanatorio, más bien es de esos castillos de películas con historias de terror donde encerraban a los niños en el ático o los obligaban a limpiar pisos y ventanas.

El retiro fue organizado por la nueva dirigente de la parroquia, aunque el retiro se ha hecho en el mismo lugar por más de 8 años. Junto con nuestra familia, se inscribieron otras cinco, dos de ellas sin papá por cuestiones de trabajo. En total, 16 niños/jóvenes de 1 a 17 años.

Como escribí anteriormente, el castillo (Schloss Dreilützlow) está adaptado como casa de retiros, seminarios o excursiones escolares. Cuenta con 26 habitaciones con 95 camas, bastante rústicas sin televisión ni teléfono. Además tiene una cafetería donde se sirven las 3 comidas (incluídas en el costo de la habitación), biblioteca, jardín, capilla, salón deportivo, un cuarto de televisión, la habitación de cuentos (decorada con diferentes temas infantiles), salones de conferencias, jardín, museo en el sótano y las dos atracciones más importantes: el ático decorado como la habitación del fantasma Dieter, y un pasillo de terror en el sótano (sólo porque no tiene luz).

Ático
Nuestra habitación
Sótano de terror
Salón de cuentos
Museo

El retiro empezó el viernes por la noche con la cena a las 6:30 de la tarde, después de que llegaron todos los asistentes. El menú: Pan con embutidos y quesos, ensaladas y para tomar: café, té o agua. Después pasamos al salón donde se llevarían a cabo todas las pláticas y actividades, y se dio la bienvenida formal y se realizó una pequeña dinámica. A las 9 se acostaron todos los niños en sus respectivas habitaciones y los adultos nos reunimos en un pasillo para tomar algo y platicar de todo un poco.

El tema del retiro fue "Rituales de antes y ahora", que abordamos a profundidad el sábado por la mañana después del desayuno. Los niños y jóvenes hicieron actividades aparte con el mismo tema. A mediodía comimos pasta con salsa boloñesa, y por la tarde nos fuimos a un pueblo cercano a dar un paseo por el bosque/lago. Por mi reciente operación, yo preferí esperarlos en la cafetería del lugar. Tardaron dos horas, tiempo en el que algunos se bañaron en el lago y otros exploraron el bosque a sus anchas. La idea era disfrutar ese tiempo como los caracoles: con calma y sin prisa.

Lago en Lassahn
Después de la cena (mismo menú del día anterior) hicimos una fogata en el jardín. Cantamos, asamos malvaviscos, y disfrutamos de una noche despejada y estrellada a 15 grados. Espectacular! Luego los adultos repetimos la reunión del día anterior con vinito y botanas hasta la medianoche.


Por último el domingo, después de desayunar participamos en una celebración eclesiástica (no propiamente misa porque no había sacerdote) en la capilla del castillo. Casi todos leímos algún texto y cantamos diversos temas con acompañamiento de órgano y flauta. Al mediodía comimos carne de puerco, papas y col rojo y nos despedimos para tomar nuestro camino de regreso a casa.


En nuestro caso nos desviamos a Schwerin, una ciudad hermosa con un castillo de cuentos de hadas. Este castillo es usado como edificio de gobierno, pero el jardín está abierto al público y disfrutamos de una linda caminata con casi 25 grados, talvez el último día cálido del año.


Fue un fin de semana muy lindo, con un poco de todo: espiritualidad, aventura, historia, juegos, naturaleza, convivencia con familia y amigos, y mucha diversión. En el camino de regreso, las niñas preguntaron si podemos volver el próximo año. Y creo que este retiro se convertirá en un ritual anual en nuestra familia! Así que a esperar el próximo!

septiembre 19, 2014

Libre soy!

Uso el título de la canción de la nueva película de Disney para esta entrada. Así como la protagonista de dicha película, Elsa, me siento libre en Alemania. Y no es que haya crecido en un país comunista o socialista, o bajo el yugo de una dictadura (aunque los 70 años del PRI así lo parecían)... no, gracias a Dios nací y crecí en un país libre: mi querido México. Pero curiosamente en Alemania me siento más libre qué en mi madre patria! Me explico...

Nuevamente tengo que agradecer a las chicas de un foro de Facebook donde participo regularmente y donde se hizo la siguiente pregunta: ¿Cuáles son sus placeres culpables adquiridos en Alemania? Se mencionaron muchas cosas que a continuación trato de resumir y que en pocas palabras son libertades de todo tipo y color.

En Alemania,
- hay libertad de expresión. Y no me refiero a la libertad de periodistas que todo mundo sabe que existe. Me refiero a la libertad de decir NO sin cargo de conciencia, de decir lo que piensas sin ser linchado, y de opinar algo totalmente diferente a los demás en una reunión. En México y hablo específicamente de la sociedad regiomontana que es la que mejor conozco, se aparenta mucho y se opina muchas veces por conveniencia tal o cual cosa. Aquí, si tu hijo no quiere invitar a su fiesta a quién lo invito previamente a la suya, no se invita y nadie se "siente". Si no les gusta lo que llevas de comer a una fiesta, te lo van a decir abiertamente para que no lo lleves la próxima vez. Y a la brava aprendí que no debo sentirme mal cuando alguien dice NO y ahora yo también respondo NO cuando se requiere. La gente es franca, honesta y menos hipócrita en Alemania. Y eso me encanta!

- se anda por la calle con libertad y sin miedo. Agarrar el bolso con fuerza bajo el brazo, mirar de reojo a los demás por si hay alguien sospechoso, temer que el auto haya sido robado en el estacionamiento del supermercado, no salir de noche en transporte público, tener alarma en la casa, no contestar el teléfono por miedo a extorsiones son cosas que en Alemania no he tenido que hacer NUNCA. Por el contrario, he dejado varias veces las llaves pegadas a la puerta principal por fuera, dejo la bicicleta sin candado cuando voy a la panadería, no tengo que cuidar el carrito del súper aún con mi bolsa dentro, voy con amigas en metro a Hamburgo y regreso sin miedo a medianoche, camino por la calle sin temor a chiflidos o comentarios fuera de lugar y las niñas van y vienen por la colonia a pie o en bicicleta sin miedo. Cualquier mexicano que vive un par de días en mi "pueblo" siente esa seguridad y se sorprende de lo "libre" que puedo uno sentirse sin esa carga llamada miedo a la inseguridad.

- es uno libre de vestirse como quiera. Maquillarme? Sólo para fiestas muy elegantes o una salida a un bar o restaurante con mi marido o amigas. De ahí en fuera un poquito de rubor y brillo en los labios basta para ir al trabajo, al doctor, al supermercado, al desayuno o merienda con amigas, a las reuniones de padres de familia en la escuela o al cine. Cara lavada también es aceptable y nadie te mira raro. Raro es andar maquillada en lugares cotidianos :)
Jeans es la prenda ideal para toda ocasión, y me ha tocado ver gente en jeans en aniversarios de boda, en cumpleaños y en fiestas que en México sería imperdonable ir tan casual. Crocs o sandalias no son sólo para ir a la alberca, tambien puedes ponértelas para ir por tus hijos al jardín de niños, al supermercado o al médico. Nada raro. Vestido largo? Mmmm, he escuchado que es requisito en la fiesta de debutantes de escuelas de baile o graduaciones de preparatoria. De ahí en fuera en rara ocasión se pone uno vestido largo en Alemania.
Hace algunos años, mis hijas iban mejor vestidas a las fiestas que la misma cumpleañera. Así que poco a poco ya no se arreglan tanto y van con la ropa de diario a las fiestas. Creo que en la adolescencia eso cambiará un poco, pero al menos con los niños el vestir es mucho más relajado que en México.

Libre soy! Relajada, sin estrés del qué dirán, "agusto" como dicen en mi tierra, así me siento en Alemania y soy feliz! Y por supuesto no he llegado al extremo de andar "fachosa", no me malinterpreten, que aquí en Alemania eso también es mal visto. Simplemente casual, y cuando me reúno con latinas, si me arreglo un poco más porque todas lo hacemos :) y somos felices!

Viva la libertad y la vida relajada y segura de este país! Una de las cosas que más me gustan de mi nueva patria :) y que no cambiaría por nada.

agosto 16, 2014

Una boda en Alemania

En los 12 años que tengo en Alemania, sólo he asistido a dos bodas, ambas de la familia de mi marido. Y bueno podría tambien contar la propia, que aunque no fue religiosa ni civil, fue una fiesta post-boda para todos los familiares y amigos que no pudieron viajar a México aquel 18 de Mayo del 2002.
La primera boda alemana a la que fui invitada, fue de la media hermana de mi marido hace 8 años. En ese entonces todavía no tenía este blog, y aunque lo hubiera tenido no hubiera contado mucho porque fue justo 12 días despues de la cesarea de mi segunda hija. No bailé casi nada y tengo muy vagos recuerdos de los detalles.
Este fin de semana asistimos a la boda del medio hermano de Tom y ahora si fui con las pilas bien puestas y les puedo contar con lujo de detalles todo lo que hubo en la fiesta. Primero les contaré las informaciones generales y luego les daré una lista de las similitudes y diferencias con las bodas mexicanas. 
Como siempre, lo que describo a continuación no es ley ni obligatorio en cada boda alemana. Cada región tiene costumbres muy particulares y las comparaciones las haré con las bodas de Monterrey, que tienen tambien particularidades que no se ven en otras partes de México.

-Invitación. La invitación la recibimos hace 4 meses y es más casual que las invitaciones en México. En este caso no venían los nombres de los padres y se manejaron los sobrenombres de los novios, sin apellidos siquiera. No se menciona el código de vestir ni leyenda "no niños". Y tampoco tenían mesa de regalos, costumbre que existe como en México pero que no es tan popular ni común como allá.

-Ceremonia civil/ religiosa. La pareja no se casó por la Iglesia y nunca he ido a una boda religiosa, ni siquiera de extraños porque en la iglesia católica de nuestra ciudad se hacen las bodas en horarios especiales y no en la única misa del fin de semana (a las 10 am los domingos). La ceremonia civil fue en un barco, y se acostumbra invitar a un círculo muy íntimo. Comúnmente la parte civil se realiza en el registro civil de la ciudad. 

-Lugar. La fiesta fue en un salón de un pequeño hotel de un pueblo cercano al pueblo del novio. Y si digo pueblo, realmente lo es! Normalmente las fiestas se hacen en salones de restaurantes, hoteles incluso en castillos o museos. Desconozco si existen salones sólo para fiestas, talvez en las grandes ciudades, pero hasta ahora no he conocido ninguno. El salón de esta boda era rústico pero moderno, elegante y decorado de forma muy sencilla.

-Horario. La fiesta empezó a las 3 de las tarde con un programa dirigido por un maestro de ceremonias que nos iba diciendo lo que seguía. Primero, los invitados esperamos a la pareja en el estacionamiento del lugar. Al llegar los novios, se hizo la tradición de comer pan duro con sal (?), que ganó la novia. Luego se tomaron las fotos de grupo y a continuación pasamos al salón para el primer brindis con los novios. Habíamos dejado los regalos en unas mesas en el salón, y pensé que los novios luego abrirían los regalos en casa para descubrir de quién eran. Pero no, después del brindis, se nos invitó a entregar los regalos personalmente y felicitar a la pareja. Bonito detalle!

-Menú. A las 4 se presentó el pastel de boda y se sirvió a los invitados. En un salón aparte había buffet de pasteles que no conté, pero que pasaban de 10 diferentes sabores, colores y formas.
A las 7 de la noche se sirvió la tradicional "Hochzeitssuppe", que es la sopa de boda con bolitas de carne, cuadritos de huevo cocido y espárragos. Luego se nos invitó a servirnos del buffet caliente/frío, que contaba con 3 platos principales (salmón, pollo y puerco) y con diversas ensaladas y guarniciones.
El buffet frío se quedó hasta medianoche, al igual que los pasteles y postres.

Lista de invitados en la mesa y menú
Sopa de boda













-Música. A cargo de un DJ, hubo música variada toda la noche. Los invitados podían pedir canciones y se tocaban inmediatamente. La pareja bailó el vals inicial y después fueron pocas las parejas que bailaban juntas. La mayor parte de la noche la pista fue ocupada por la novia y sus amigas que bailaban en círculo. De música latina, NADA!

-Regalo. Se acostumbra regalar dinero a los recién casados, pero no en un sobre común y corriente, sino que se hacen verdaderas obras de arte para presentar el dinero o se coloca en un sobre pero acompañado de plantas, artículos de decoración o manualidades.


Similitudes entre bodas en Monterrey y Alemania:
- tirar el ramo. La novia tira el ramo y al igual que en México, la tradición dice que quien lo gana es la próxima a casarse. No se avienta liga.
- bailar el vals. Los novios eligieron una canción romántica en inglés: "All of me" de John Legend.
- cámaras desechables. Desconozco si todavía se acostumbra en Monterrey, pero hace muchos años si conocí esta costumbre que consiste en colocar cámaras desechables en las mesas de los invitados. Fue curioso volver a usar ese tipo de cámaras, y las niñas no podían creer que no se podían ver o borrar fotos como en las cámaras digitales :)
- vestido blanco. Mi otra cuñada no usó vestido blanco en su boda y pensé que no se usaba cuando no había ceremonia religiosa, pero para mi sorpresa parece que sí. En esta boda no se casaron por ninguna iglesia, y de todas formas la novia usó un vestido blanco, largo y esponjado. Mis hijas maravilladas con la novia y su vestido :)

Diferencias:
- Juegos. Y no me refiero a la víbora de la mar, sino a juegos donde los novios participan activamente. En esta ocasión hubo varios:
     - Buscar dinero en una caja llena de arena.
     - Test para ver qué bien se conocen. Los novios se sentaron de espalda con un zapato diferente en cada mano, una con el zapato de la novia y otra con el zapato del novio. A cada pregunta tenían que levantar el zapato correspondiente a la persona. Por ejemplo "Quién cocina mejor?","Quién dió el primer paso?", "Quién es más desordenado?", etc. Fue muy divertido ver cuando no coincidían las respuestas. Pero de 25 preguntas, acertaron en 18 :)
    - Recuerdos de la infancia. Con unas mantas, simularon a los novios como bebés, donde las manos eran de otra persona colocada detrás de ellos. Tuvieron que comer yogurt, tomar en biberón, ponerse calcetines, etc. También muy divertido!
    Estos juegos los organizan normalmente los amigos o familiares de la pareja. Y dependen mucho de la creatividad de cada quien. El mejor amigo de la pareja imprimió un libro con recetas, consejos, y suferencias de viajes para la pareja que recopiló de los invitados semanas antes de la boda. También me pareció un lindo detalle!
 
- Pastel. Nada de pastel de niveles, sino un pastel con las frutas de la estación. Tres corazones, uno cubierto de fresas, otro de marzipán y otro más de frambuesas. Lo curioso fue que se anunció el desfile y los novios pasearon por el salón con una mesita rodante con el pastel y se colocaron en el medio de la pista. Ahí sirvieron a tooooodos los invitados que hicieron fila con su platito para ser servidos por los novios. En México también los novios parten el pastel, pero hasta donde yo recuerdo sólo para la foto y no sirven a todos los invitados, o sí?

- Número de invitados. Las bodas multitudinarias son típicas de los turcos o polacos que viven en Alemania. Las bodas alemanas no suelen contar con cientos de invitados. En este caso hubo 80 invitados, de los cuales 6 eran niños (4 sobrin@s) y eso para muchos alemanes es multitud. Lo bonito de esta boda es que más de la mitad de los invitados eran amigos de los novios, y se armó muy buen ambiente.
 
- acomodo de mesas e invitados. Cómo no eran tantos invitados, se colocaron listas en cada mesa con las personas que debían sentarse en cada una. En un lado del salón se sentaron los novios en una mesa alargada con sus respectivos papás. Nosotros compartimos mesa con las hermanas del novio y sus familias.

- albúm. Sé que en México también hay albúm de boda, pero aquí es un poco diferente. Me recuerda a los "chismografos" de la secundaria. Cada invitado tiene un par de hojas en el albúm a completar: un espacio para dibujar, y preguntas como "Qué nombres sugieres para su primer hijo?", "Cómo describes a los novios?", etc.


- regalitos a niños. Al llegar a nuestra mesa, nos sorprendimos al encontrar unos regalitos para las niñas. Eran libros y otros detallitos que los novios habían preparado para cada niño invitado. Luego nos trajeron colores y toda la noche los niños estuvieron ocupados con sus libritos. A los invitados adultos se nos colocó un saquito perfumado en forma de corazón y la nota "Gracias por acompañarnos".
Regalitos para los invitados
Como en cada boda en todo el mundo, ésta estuvo llena de detalles y tradiciones que la hicieron única. Hay muchas otras tradiciones alemanas como la "Polterabend" que se celebra la noche anterior a la boda y donde se quiebra un montón de porcelana, o las despedidas de solter@ que también difieren mucho de las mexicanas, pero no las conozco a detalle. Aquí solo menciono lo que me llamó la atención y que no significa que todas las bodas alemanas incluyan las mismas costumbres o tradiciones.

Fue una boda bellísima que disfrutamos mucho como familia porque todos bailamos hasta la medianoche. Después de dejar a las niñas en la habitación, Tom y yo seguimos bailando hasta casi el final de la fiesta. Al día siguiente, la mayor parte de los invitados desayunamos juntos en otro salón reservado por los papás del novio para seguir la fiesta! Ahí mismo por la noche hubo otra fiesta, más sencilla pero con igual o más ambiente que la noche anterior, donde se sirvió "gulasch", hubo DJ y asistieron otros amigos de la pareja que no fueron invitados la noche anterior. Las niñas (sobretodo Catalina) bailaron y bailaron hasta medianoche también!

Los novios se irán de luna de miel al caribe en Octubre y establecerán su nuevo hogar en Berlín, donde seguro serán muy felices porque forman una pareja espectacular que ya lleva 4 años de noviazgo y que se lleva de maravilla. Muchas felicidades y muuuuchos años de feliz matrimonio!