Mostrando las entradas con la etiqueta Salud. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Salud. Mostrar todas las entradas

septiembre 09, 2014

Aventura en hospital al 2x1

Desde hace un par de semanas siguiendo el consejo de mi ginecóloga, decidí terminar con los dolores menstruales y los sangrados abundantes con una histerectomía programada. La fecha elegida fue el 29 de agosto, casi al final de las vacaciones de verano pero antes los doctores estaban de vacaciones. 

Se llegó el viernes, y a la hora programada me llevó mi marido al hospital en ayunas. No había habitación y tuve que esperar casi 1 hora, hasta que me pasaron a un cuarto para dejar mis cosas y prepararme para la OP. En Alemania, los parientes normalmente no se quedan durante la operación en el hospital, así que cuando volviera en sí y estuviera en mi cuarto llamaría a Tom para informar como había salido todo.
A continuación les cuento mi aventurita en el hospital que no fue tan sencilla como se esperaba, pero que al menos no fue tan larga como la de la bacteria de mi marido del año pasado.

Día 1. Histerectomía- Operación 1 a las 12 del mediodía. Por mis anteriores dos cesáreas, el doctor eliminó la idea de una endoscopia y me abrieron la misma herida una vez más. Los tejidos cicatrizan y todo se combina en una sola cosa, así que no pudieron evitar rasgar la vejiga que tuvieron que coser y por lo mismo mantenerla en observación después de la operación. Al despertar de la anestesia general , estuve algunas horas en un cuarto especial donde te estan revisando hasta que ya estas del todo despierto para mandarte a tu habitación. Eso sucedió a eso de las 6 de la tarde. Al rato  llegó Tom con las niñas y pasé una noche regular. Cabe mencionar que aquí nadie se queda en el cuarto con los pacientes. En esta ocasión me asignaron una habitación de dos pacientes y con baño, hay otras habitaciones para tres pacientes y tienen que usar un baño en el pasillo.

Día 2. Empecé el día con presión alta, algo inusual para mí y no aguantaba el oído derecho. A media mañana me reviso un otorrino y dijo que podía ser por la anestesia o por la presión alta, me dió unas gotas y me recomendó ver un especialista cuando saliera del hospital. Durante el día recibí diversas visitas y vinieron las niñas con Tom a mediodía a verme. Por la tarde empezó a taparse el cateter de la orina que me habían dejado después de la operación con pequeños coagulos y me lo cambiaron por otro que drenaba continuamente la vejiga con agua. Todo el tiempo salía el agua roja y así pasé otra noche regular. 

Día 3. En los hospitales alemanes los fines de semana es como los días festivos, poco personal y tratan de programar todo para el siguiente lunes. Pero por azares del destino, este domingo estaba de guardia una doctora peruana que empezó a preocuparse por mi vejiga. Me hicieron un eco por la mañana y detectaron una capa gruesa de sangre coagulada debajo de la herida. Me pusieron en ayunas por si tenían que operarme y me sacaron sangre por la mañana y por la tarde. A las 6 de la tarde el doctor jefe de la estación levantó el ayuno y tomé una sopa caliente para matar el hambre y tratar de eliminar un dolor de cabeza que me estaba matando.  A las 8 de la noche me volvieron a sacar sangre y me dispuse a dormir porque me sentía muy mal y débil. Media hora después la doctora peruana me despertó para decirme que tenían malas noticias y que era necesaria una operacion de emergencia (2). Al ratito vino la anestesióloga y me dijo que habría riesgos porque había cenado. Osea gracias! A duras penas alcancé a avisarle a Tom y a mis papás de los planes, cuando ya me estaban preparando para mandarme a cirugía. La operación fue poco despues de las 9 de la noche y a las 2 y media de la mañana ya estaba en el cuarto de nuevo, donde traté de descansar.

Día 4. Apenas amaneciendo me visitó el doctor que me operó para decirme que habían sacado dos coagulos del tamaño de sus puños y que los ovarios estaban sangrando, por eso la hemorragia. También tuvieron que ponerme dos transfusiones. Mmmm, menos mal no me morí desangrada y de hoy en adelante daré gracias a Dios por esta oportunidad de seguir viva. Al poco rato llegó la anestesióloga para decirme que habían tenido problemas para entubarme (ya había notado la garganta desecha y la nariz inflamada) y que a partir de ahora tengo que llevar una identificación especial en la bolsa para que sepan cómo entubarme sin problemas. 
No podía comer sin dolor y hablar, muy poco. Eso me duró un par de días y lo peor era sentir cositas en la garganta porque no podía toser sin que me doliera la cicatriz. 

Día 5. De la segunda operación (día 3) me dejaron 2 drenajes de sangre y uno de agua, además del cateter de la orina. Parecía pulpo andando, pero gracias a Dios en este día me retiraron dos de los drenajes.
Cabe mencionar que todos estos días pedí bata de hospital porque era imposible ponerme pantalones y no había día en que no cayera una gotita de sangre por aquí o algo mas por allá, así que lo mejor era andar en bata celeste de hospital, nada 'chic'  pero muy práctico.

Día 6.  Tempranito me avisaron que tenían que cambiarme de habitación, ya que estaba en un cuarto de traumatología, sección que comparte piso con ginecología. Ni hablar, dejé a mi compañera de cuarto y me llevaron a otro que compartí en los siguientes días con dos pacientes diferentes. 
Desde el día 4 recibí la visita de una fisioterapeuta que me enseñó ejercicios para una mejor recuperación y en este día fui paciente de un estudiante de fisioterapia para su examen práctico. Fue muy interesante porque recibí mas de media hora de ejercicios y consejos ;)

Día 7. Me retiraron el último drenaje. Y volvi a ser paciente de otra estudiante de fisioterapia. Por la tarde, mi marido trajo a las niñas despues de 4 días de no verlas. Me contaron sus aventuras en el campamento de verano donde habían estado y se alegraron de verme.

Día 8. Dieron de alta a mi compañera de cuarto y llegó la cuarta vecina en una semana. 

Día 10. Me quitaron la mitad de las grapas de la cicatriz. Domingo de muchas visitas y obviamente ya estaba mucho mejor a una semana de la operación. Sólo el cateter molestaba al caminar, pero prácticamente ya estaba lista para irme a casa.

Día 11. Revisión de funcionalidad de vejiga con contraste, todo esta bien así que retiran el cateter y mandan muestra de orina al laboratorio para checar que no haya bacterias. Me quitan el resto de grapas de la cicatriz. Noto que tengo que ir más seguido al baño, pues al parecer la vejiga se acostumbró al cateter y se siente llena con medio vaso de agua. Durante la noche tuve que levantarme varias veces al baño también, costumbre que no conocía y que espero sea temporal :(

Día 12. Revisión general con ecografía para confirmar que todo este en su lugar. No encontraron bacterias en la orina y me dan de alta! Antes de las 10 de la mañana ya estaba nuevamente en casa, donde me esperaban mis hijas que disfrutan sus últimos días de vacaciones escolares. Me recomendaron tomar pastillas con hierro porque mi sangre tiene todavía algunas deficiencias e ibuprofen/paracetamol en caso de tener dolor.

Y espero aquí termine la aventurita y comience una recuperación lenta pero sin más complicaciones. El doctor recomendó 6 semanas de tranquilidad, no puedo hacer quehacer pesado, ni levantar cosas pesadas, ni hacer grandes esfuerzos. Del trabajo, todo dependerá de cómo me vaya sintiendo pero son pocas horas a la semana que puedo hacer sentada y sin mucho esfuerzo físico.

Gracias a Dios puedo ahora escribir mi historia y como lección aprendida, queda claro que no me vuelvo a operar en viernes en un hospital alemán. No critico a los médicos que pueden tener errores como cualquier humano y cualquier operación implica riesgos, pero no puedo aceptar la pasividad de los fines de semanas y la tardanza con la que se toman decisiones al haber poco personal. A quién le cuento mi historia se sorprenden que me hayan operado en domingo por la noche, cosa que sólo indica la seriedad de las complicaciones presentadas que no podían esperar al lunes.

Ahora sí a dejarme consentir y a recuperarme al 100% que ya tengo viaje planeado para Noviembre y tengo que estar en forma! 

mayo 26, 2014

Madrina de un ángel

Rosa tiene poco más de 6 meses y hoy ha recibido el sacramento del bautismo en la ciudad de Heigenbrücken, cerca de Frankfurt en Alemania. Rosa es risueña y tranquila, el color de sus ojos aún no se define, pero tiende a ser café oscuro como los de su hermano y su mamá. Su papá y su hermana los tienen azul claro. Rosa tiene la tez blanca y el cabello castaño, y a pesar de haber nacido unas semanas antes de lo planeado, tiene buen peso y tamaño.

Rosa no es una bebé normal, ya que tiene los ojos rasgados, las manitas pequeñas, tiende a sacar la lengua y tiene un cromosoma de más en sus genes. Ella es una bebé especial y sus características corresponden al llamado síndrome Down, por aquello del científico que halló el común denominador en esos niños "diferentes".

La madre de Rosa es mi mejor amiga alemana, es una mujer extraordinaria que siempre está dispuesta a ayudar a quien lo necesite, es alegre y optimista, es ayudante de dentista aunque no ejerce desde que se convirtió en madre hace casi 12 años y el pasado febrero cumplió 42 años. Yo la conocí hace 7 años, antes de que fuera mamá por 2da vez y desde entonces además de ser vecinas somos buenas amigas.

Su tercer embarazo me tomó por sorpresa y estuve a su lado cuando los diagnósticos no fueron del todo positivos. No quiso arriesgarse a la prueba de líquido amniótico para confirmar o descartar el síndrome Down de su bebé, lo tendría de igual forma a diferencia del 90% de madres alemanas que deciden interrumpirlo al confirmar dicha "discapacidad".
Rosa decidió nacer antes de tiempo y por complicaciones en su estómago tuvo que someterse a una operación y convalecer 3 semanas en un hospital infantil en Hamburgo. El diagnóstico fue confirmado y a pesar del shock, poco a poco fuimos aceptando su cromosoma de más.
Después de las complicaciones al alimentarla, vinieron las primeras sesiones de fisioterapia. Va despacito en su desarrollo, pero siempre haciendo progresos. Rosa sonríe la mayor parte del tiempo y roba el corazón de cualquiea que la conoce.

Hace unos meses, su mamá me preguntó si quería ser su madrina de bautizo, honor que acepté inmediatamente y que me unirá a este ángel terrenal de manera especial.
Su mamá es una guerrera, fuerte y optimista que hará de Rosa una niña y mujer independiente y segura de sí misma, de eso estoy segura. Yo estaré a su lado para apoyarla y lograrlo!

No conozco muchas personas con este síndrome, y en Alemania a ninguna, así que he empezado a informarme y a leer al respecto. Las terapias, la inclusión y la calidad de vida de niños como Rosa son mucho mejores que hace algunas décadas, y confío en que a pesar de sus limitantes llegue muy lejos.
No he elegido el título de esta entrada sin razón, en mi opinión muy personal las personas con síndrome Down son ángeles en la tierra que no conocen la maldad y viven en un mundo sincero, alegre y fraternal. Son optimistas, no piensan mal, ni envidian, ven el lado positivo de las cosas y personas y no pelean. Así que me alegro que Dios haya puesto a Rosa en mi camino para nunca perder de vista el lado bueno de la vida!
Con mi ahijada Rosa

mayo 20, 2014

Un día cualquiera

Hoy es uno de esos días en que tengo tiempo para escribir, pero no tengo un tema especial. Tengo algunas entradas empezadas pero que no puedo publicar porque todavía me falta un par de detalles para terminarlas, así que he decidido escribir de lo que me ha pasado el día de hoy.

Desde hace días han estado pronosticando que viene el verano, una onda cálida que hará que lleguemos a 30 grados y que ha vuelto loco a medio Alemania. Todos en shorts, comiendo helado y comprando cosas para asar carne aunque sea media semana, quien sabe? talvez para el fin de semana no contemos con tanta suerte.

En mi calendario ya estaba programada una cita en el hospital de la ciudad para una plática con el ginécologo para evaluar la posibilidad de retirar mi matriz. Mmmm, no podía cambiar la cita así que aún con el calorcito que ya se empezaba a sentir me fui al hospital. Por teléfono me habían dicho que la cita podría durar 2 horas, así que ya había planeado que hacer al salir de allí: comerme un helado italiano en uno de los mejores lugares de Stade y que está justo a media cuadra del hospital.

Me dirigí a la sección de ginecología como me habían indicado al hacer la cita, y para no hacer el cuento largo en un ir y venir de aquí para allá, recoger un papel, esperar al doctor de piso, hacerme un ultrasonido, y luego otro de los riñones, esperar otra vez, etc... salí del hospital justo a tiempo para llegar a casa junto con mis hijas que llegaban de la escuela. Así que ni helado ni nada!

Cuatro horas para determinar que sí me deben y pueden retirar la matriz porque padezco endometriosis desde hace muuuuchos años. He tratado con diferentes pastillas, y los cólicos ni el sagrado abundante disminuyen, además de que las hormonas extras me vuelven medio loca. (Sí, más!) Después de mucho averiguar se eligió un buen día para el doctor, el anestesista, el hospital y para mí! El 29 de Agosto intentarán primero con endoscopia y si no se puede, pues a abrir la herida de la césarea para quitar la matriz.

En fin, el propósito de esta entrada no es contarles de esta aventurita médica, sino de las personas que me crucé en el camino. Al estar esperando en el piso de ginecología, me crucé con dos o tres mujeres sin pelo, seguramente pacientes de cáncer y sólo de verlas se me enchinaba la piel. Guerreras, definitivamente. Y en otra sala de espera para hablar con el jefe de sección me topé con una pareja. La chica lloraba desconsoladamente... me imaginé que tendría algo que ver con una pérdida y desgraciadamente tenía razón. En una llamada tuvo que explicar la razón de su retraso: en su cita de control, habían detectado que el corazón de su bebé ya no latía. Ohhh! Se me partió el corazón...

Y digo yo... porque justo hoy estuvieron esas personas en mi camino? Pues nada más y nada menos que para agradecer a Dios de lo afortunada que soy al poder disfrutar este día soleado en compañía de mis hijas, comiendo en el jardín, todas con salud! Que pronto llegarán mis papás para celebrar la comunión de sus nietas, que Tom sigue buscando trabajo pero tiene salud, que mi razón para estar en un hospital el día de hoy después de 8 años (la césarea de Caty) fue sólo para una revisión, que la vida es corta y que hay que disfrutarla cada minuto al máximo! ASI SEA!

abril 16, 2014

¿Qué se hereda?

Siempre me ha interesado la genética, y desde que soy mamá me encanta ver y reflexionar en cada característica, sea física o de personalidad, que mis hijas han heredado de mí, del papá, de los abuelos o de algún otro familiar, cercano o lejano.

Mis dos hijas nacieron con los ojos claros e incluso en su primer pasaporte (con 3 meses de edad) dice que tienen los ojos azules. Pero con el tiempo les cambiaron de color a pesar de que su papá los tiene azules y mi abuela paterna y otros familiares míos los tenían azules también. En fin, la mayor se quedó con ojos café claro que al igual que mi papá toma tonalidades verdosas o grises dependiendo de la ropa que traen puesta. La menor los tiene casi negros, aún mas oscuros que yo.

De piel, ambas tienen piel clara pero no tan blanca como la mía. Y curiosamente al asolearse, no se ponen rojas como camarones, cosa que nos pasa a mí y a mi marido, sino que toman un color café tostado muy bonito: seguro de algún gen de la familia mexicana :)

A veces pienso que las cosas malas o negativas siempre se heredan... talvez no sea así, sino que más bien nos percatamos más de esos detalles físicos o de personalidad que no son tan lindos y que se pasan de una generación a otra. Me refiero a cosas como una nariz chata o puntiaguda, algún lunar en un lugar inadecuado u orejas grandes.

Y en ese tipo de cosas, mi hija menor ha heredado dos cositas no muy buenas que digamos. Para empezar, tiene el mismo problema dental que yo. Apenas tiene 7 años y ya le han tenido que sacar todos sus dientes de leche porque los definitivos le salen atrás, igualito que a mí! Usé frenos más de 10 años de mi vida y no me quedaron perfectos, incluso las muelas me las tuvieron que extraer y con dificultad. La ortodoncista opina que Catalina tendrá los mismos problemas que yo, además de una mala mordida, heredada de ambos padres!

En cuestión de dientes, la mayor heredó los dientes incisivos de arriba de mi mamá, con una pequeña separación entre ellos. Y al parecer no requerirá frenos pues hasta ahora le van saliendo derechitos y los de leche se le han caído a su tiempo. Aunque la mandíbula no la tiene perfecta, de nuevo por la herencia de ambos padres :(

Y volviendo a lo no tan bueno que se hereda, cuando la pequeña nació, vi que tendría mucho pelo y no me refiero al cabello de la cabeza, sino al vello en todo el cuerpo :( A sus 7 años tiene muchísimo más vello que yo en piernas y brazos, además de ser muy oscuro. Yo nunca tuve problemas con depilarme o cosas similares, pues tengo muy poquito vello y rubio, así que tendré que aprender para ayudar a mi pequeña con esos menesteres. Ese gen peludo viene de la familia mexicana, no diré de cuál específicamente, pero definitivamente a pesar de no presentarlo yo, se pasó a la siguiente generación. Cejas pobladas, pestañas largas y oscuras, bigote, nacimiento del cabello a media frente y vello abundante en todo el cuerpo son caracterísiticas que mi hija heredó y que no la identifican precisamente como alemana :)

El cabello de la mayor es más claro pero no rubio, además de grueso y liso. La menor lo tiene delgadito y café oscuro como el mío, además de ser un poco ondulado. Ambas tienen narices pequeñas y bonitas, al menos no heredaron mi nariz chata ni mi tabique desviado :)

Mucha gente dice que la mayor se parece a mi mamá, pero aquí en Alemania dicen también que se parece a su papá, mientras que la pequeña se parece a mí. Yo sólo sonrío cuando oigo ese tipo de comentarios porque como diría mi abuela "cada quién ve con sus ojos" y casi siempre, por una característica particular (ojos oscuros, piel clara) sacan el parecido completo a tal o cual miembro de la familia, cuando realmente son una combinación de aquí y de allá!

Por otro lado, es interesante observar también las características de personalidad que se heredan. En muchas ocasiones ambas se me figuran a mis dos hermanos, la mayor introvertida y seria mientras que la pequeña se parece más al padrino (mi hermano menor), inquieta, picarona y ocurrente! Aunque también tienen mucho de su papá, la mayor sacó el orden de él, y la menor su habilidad para armar y construir.

A la hora de hacer las tareas, son dedicadas y no tienen grandes problemas. La menor es un poco más desordenada (como el padrino?) pero tiene letra más bonita, mientras que la mayor es muy buena para los números (como tito?) y le encanta dibujar (como a mí?).


Y así podría seguir escribiendo sobre cada detalle de su físico y su personalidad, pero en resumen queda claro que tienen un poco de los genes mexicanos y otro tanto de los genes alemanes, resultando en una mezcla maravillosa que hacen de mis dos hijas, dos personitas únicas e irrepetibles. Cada una con sus características específicas y lo más importante, con amor a México y Alemania por igual! Como le explicaba a mi hija mayor justamente ayer: "la mitad de tu sangre es mexicana, y la otra mitad es alemana", así que no puede decir que es más o menos de cierta nacionalidad sino que las dos son tan mexicanas como alemanas, por sangre y por amor!

No importa si físicamente parecen más mexicanas o si por el idioma dominante parecen más alemanas, tanto en papel como en corazón son mexicanoalemanas :) Y así será siempre!

abril 07, 2014

Ciega por un rato...

El sábado pasado tuvimos que ir a Hamburgo para dejar a nuestras hijas en el puerto donde tomarían un crucero con sus abuelos. Y cómo pocos fines de semana tenemos como éste: sin niñas y ya en Hamburgo, una de mis ciudades favoritas, Tom y yo buscamos opciones para pasar el fin de semana.
Mi marido quería ver algún espectaculo, pero como no entiendo mucho de los comediantes alemanes y los musicales actuales no me atraen, sugerí ir a algún restaurante lindo y disfrutar una cena romántica. Buscando en internet, encontramos el restaurante "Unsicht-bar" que significa invisible y sin dudarlo hicimos la reservación.
Ya habíamos oído hablar de ese lugar donde los asistentes viven una experiencia única: comer en la oscuridad. Así que despues de dejar a las niñas en el barco y nuestras cosas en el hotel, nos fuimos al restaurante.
En la recepción nos atendió una chica que nos preguntó si ya conocíamos el restaurante, al decir que no nos explicó que debíamos elegir el menú y después un mesero nos llevaría a nuestra mesa en otra habitación.
A elegir había 5 menús:
- De cordero
- De queso
- De pollo
- De pescado
- Sorpresa

Las primeras cuatro opciones podían ser de 3 o 4 platos, con sopa o postre a elegir. Lo chistoso de los menús es que no específicaban los platillos sino que eran una especie de adivinanzas, así que muy descriptivo no era ni ayudaba a la hora de elegir. El menú sorpresa estaba escrito en Braille y definitivamente no tenías idea de lo que ibas a comer. Este último era de 4 platos: sopa, entrada, plato principal y postre.

Menú sorpresa!
Mi marido eligió el de queso y yo el de sorpresa, si no iba a poder ver lo que comía que fuera sorpresa completa! Nos asignaron un número de mesa que debíamos memorizar y nos pasaron junto con una pareja de mujeres a un cuarto con media luz. Ahí se presentó nuestro mesero que se llamaba Iza y el cual era ciego. Nosotros dijimos nuestros nombres y se nos pidió formarmos en fila india y poner la mano derecha en el hombro de la persona enfrente de nosotros.

Así, en fila pasamos al comedor... un cuarto en completa oscuridad. Y cuando digo oscuridad es NEGRO! Pensé que durante la cena podríamos ver algun reflejo, destello de luz o sombras, pero no! Iza nos dirigió a nuestra mesa y nos puso enfrente de nuestra silla. Ya sentados, podíamos tocar lo que estaba en la mesa: un mantel individual de plástico y los cubiertos.

Y empezó la aventura! Iza nos trajo las bebidas y nos pidió que cada vez que trajera algún plato, agarraramos nuestros vasos para evitar un accidente. Mi té helado tenía un popote que me facilitó la tarea de tomar a oscuras.

Primer plato: SOPA! De todos fue el más sencillo de comer. Cuchara en mano, sólo era necesario introducirla en el plato hondo y tomar su contenido. Las chicas en nuestra mesa también habían elegido el menú sorpresa, así que podía comparar con ellas lo que probaba y adivinar los ingredientes. La sopa tenía un sabor picante que yo identifiqué como jengibre, las chicas decían que era chile o pimienta. Definitivamente era una crema de hierbas, pero no coincidimos en el ingrediente principal y al final recibimos el menú escrito para descubrir que habíamos tomado sopa de hinojo y pera!!!

Iza nos trajo unas canastas con pan para la sopa, y ahí descubrí lo difícil que hubiera sido untar un poco de mantequilla o aioli en las rebanadas de pan. Qué bueno que no nos ofrecieron nada para el pan, así solito ya era suficientemente complicado comerlo con la sopa.
Iza nos había dicho que si necesitabamos algo, sólo debíamos decir su nombre y él vendría de inmediato. De igual forma, cuando se acercaba a nuestra mesa empezaba a decir 341, y nosotros contestabamos AQUI!
Con el tiempo y nuestros oídos/manos identificamos nuestro lugar en el comedor, si había gente a nuestro alrededor, que algunos hablaban inglés y oíamos risas de un grupo a lo lejos. También descubrimos que mi marido y yo estabamos pegados a una pared, y comentamos que las voces de los otros asistentes eran muy altas. No creo que estuvieran gritando, era simplemente que nuestro sentido del oído estaba más activo que de costumbre y nos molestaban las voces más que de costumbre.

Segundo plato: ENTRADA! Empezamos a identificar algunos ingredientes con las manos y a la hora de probar decíamos: tomate, aceitunas, queso mozarella. Curiosamente mis ingredientes no coincidían con los de las chicas pero sí los de mi marido. Muy tarde descubrimos que nuestros platos habían sido entregados al revés: yo me comí el plato de quesos y mi marido la entrada sorpresa! Hicimos el comentario al mesero y como disculpa recibimos un vaso extra de vino tinto. Si nos hubieran dado puntos por los ingredientes bien adivinados, con este plato hubieramos adquirido algunos. Era una ensalada con tomate, uvas, pepino, pimiento, chips de tocino y pan.

Lo que comí!
Tercer plato: PRINCIPAL! Mi marido aclaró el tipo de menú que había elegido para evitar otra confusión. Con las manos identifiqué en mi plato arroz, carne y pedazos de verduras. Pero que tipo de carne? Al probarla dije que pollo, mis vecinas de mesa dijeron que era puerco. Será? Todo estaba bañado de una salsa deliciosa, y las verduras podían ser zanahorias, calabacita o algunas otras de sabor neutro. Partir la carne fue toda una hazaña y qué bueno que nadie podía verme, porque los pedazos a veces eran demasiado grandes y a veces el tenedor llegaba a mi boca vacío. Al final descubrimos que habíamos comido carne de res con arroz a la naranja y colirrábano en salsa de limón con melisa.

Para entonces tuvimos que pedir más bebidas y nuestro mesero trajo todo de inmediato. Sin problema le entregabamos los vasos vacíos y recíbiamos los nuevos con vino, agua o jugo.

Último plato: POSTRE! Otra vez tuvimos que tocar con las manos lo que estaba en el plato para identificar donde estaba el pastel y donde la bola de nieve. El pastel era una especie de caramelo y la nieve era de agua, con pedazos de fruta, durazno??? No! Era de mango! y el pastel de chocolate blanco! Cero puntos!

En total estuvimos dos horas en completa oscuridad y no puedo omitir que salí con tremendo dolor de cabeza. A pesar de que el ambiente era agradable y la comida deliciosa, uno está en constante estrés y supongo que por eso me dolió la cabeza. Algunos ratos cerraba los ojos y otros los tenía abiertos, obviamente sin notar diferencia. Creo que jamás había estado en ese tipo de oscuridad, porque aún en la noche o en un lugar cerrado siempre hay algún filtro de luz o un destello de luna. Y en esta experiencia, fueron dos horas de ceguera total!

A diario doy gracias a Dios por la salud y siempre he valorado el sentido de la vista sobre los demás, pero ahora me ha quedado más que claro la enorme bendición que poseo en mis dos ojos. El no poder ver dónde estás, ni saber lo que te llevas a la boca... no distinguir lo que hay en una habitación ni poder ver los ojos de la persona con la que hablas es peor que el infierno. Y espero contar con la vista hasta el día de mi muerte, ha de ser terrible perderla después de haberla tenido.

Algunas enseñanzas de esta experiencia:
- no importa si eres guapo o jorobado, si vistes ropa de marca o harapos, si llevas peinado de salón o tienes piojos en la cabeza, un ciego te valorará por lo que eres, dices y conoces. Para Iza, todos los comensales eramos iguales y recibimos igual trato.
- la decoración no es importante... la mesa no tenía centro de mesa, ni había cuadros en las paredes, las lámparas no existían y los cubiertos no tenían que combinar entre ellos. Todo eso es secundario! Lo importante es la compañía y el sabor de la comida, porque ni la presentación de los platos importa.
- al no contar con un sentido, los demás se agudizan... pero lleva tiempo adaptarse y acostumbrarse al ruido, a los sabores y a los olores.
- olvidamos la importancia del sabor de los alimentos... haz la prueba en casa y verás que no adivinarás muchos sabores. Hemos convertido el comer en una actividad automática y nuestras papilas gustativas ya no distinguen los sabores o peor aún, confunden unos con otros.
- lo mismo pasa con el olfato... cuánto tiempo destinamos a oler lo que comemos, el perfume de las flores o de las personas. Es también un sentido importante y habrá que ponerlo a trabajar más a menudo.
- no se necesitan teléfonos en la mesa. Ni fotos, ni chat, ni luz, ni timbres.... fuera celulares de la mesa!

No sé si vuelva a ese restaurante otra vez, pero definitivamente lo recomendaré a todos los que visiten Hamburgo. Es una experiencia única, que te pone a reflexionar, a valorar y dar gracias a Dios!

Gracias Dios por mis ojos, y por los de mis hijas que aunque no son azules, pueden ver tu divina creación y disfrutarla al máximo! Y pido por todos aquellos que no pueden ver porque definitivamente no debe ser fácil sobrevivir en un mundo acostrumbrado a ver sin observar.

febrero 24, 2014

No soy "bio"

En mi reciente entrada sobre supermercados alemanes, recibí muchos comentarios sobre la omisión de las tiendas de productos "bio" o ecológicos  y es que la verdad es, que no los conozco porque no soy fan de esa "onda".
En Stade, la ciudad donde vivo creo que hay una tienda especializada en productos orgánicos, pero sólo una vez la he visto por fuera mientras esperaba a una amiga que necesitaba algo de ahí. Además he escuchado de algunos puestos del mercado sobre ruedas que sólo manejan productos "bio", pero como nunca compro allí, no estoy enterada del todo.

¿Qué significa que un producto sea "bio"? Creo que ya todo mundo conoce esta característica que proviene de lagricultura ecológica, o sus sinónimos orgánica o biológica, el cual es un sistema para cultivar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados (OGMs) -ni para abono ni para combatir las plagas-, logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada. (de wikipedia)

Y este tipo de agricultura existe en Alemania desde hace varias décadas, teniendo un crecimiento considerado a partir del 2000. Es decir, cuando llegué a este país. Cada año se convierten más áreas de cultivo en "ecológicas" y se encuentran más productos con la etiqueta Bio.

Pero al mismo tiempo ha habido grandes escándalos sobre la veracidad de lo orgánico y sobretodo he visto documentales donde las gallinas ponedoras no están tan felices como prometen los ganaderos en su publicidad. En parte estos escándalos y la poca diferencia en sabor (para mi gusto) me han alejado de esta moderna tendencia.

Creo en la dieta equilibrada, y me concentro más en el consumo de frutas y verduras (normales) o carnes blancas sobre las rojas, a la hora de hacer la compra. Así que hasta ahora, los productos marcados como "bio" no tienen lugar en mi alacena ni en mi refrigerador.

Y vaya que algunos supermercados locales ya manejan dos marcas genéricas, una clásica y otra "bio" donde los precios ya no son tan elevados como lo eran hace algunos años. Y aún así, no estoy convencida de que sean productos realmente mejores, o que los no orgánicos hagan daño a la salud.

Me fui de fotógrafa a los supermercados para complementar esta entrada, y no sólo encontré huevos de gallinas felices y leche de vacas contentas, sino también chocolates, salsa de soya, pan, café, y cereal. El área de frutas y verduras está llena de tomates, zanahorias, pepinos y otros productos orgánicos e incluso en el área de alimentos para bebé, encontré papillas con carne biológica.








Interesante, no? Desconozco que tan fuerte sea esta tendencia en Latinoamérica, pero hace algunos años que estuve en Monterrey si ví frutas y verduras catalogadas como orgánicas. Supongo que al igual que en Europa, el crecimiento de esta industria va a la alza y poco a poco gana más adeptos.

Yo sigo un tanto escéptica, y es que creo que ésto es como la religión, eres o no eres "bio", para mí es difícil sólo comprar un paquete de tomates orgánicos y el resto de productos normales.Y a pesar de tener buenas amigas completamente convencidas de los beneficios de la agricultura orgánica, yo sigo más bien "atea". Talvez algún día cambie de parecer, o talvez nunca... no lo sé!

noviembre 24, 2013

Jubilados correlones

Desde que vivía en México y no sabía que mi futuro marido sería alemán, oía eso de que en Europa no había niños, que hay ancianos por todas partes y que las mujeres no quieren tener hijos.
Ya llevo 11 años en Alemania y puedo asegurar que sí hay niños, pero también que la tasa de natalidad no es lo suficientemente alta para hacer un balance con las generaciones mayores. Y sí, se ven muchos ancianos pero no sólo porque haya más, sino porque en mi opinión son más activos que en México.

Las razones de que los jubilados sean más activos son variadas, siendo la principal que los hijos no viven cerca y tienen que ser independientes para salir adelante. Y aún cuando viven cerca, existe un problema que yo llamo "desapego familiar", del cual escribiré en otro post y que obliga a los viejos a seguir con sus trabajos en el jardín, compras y visitas a los médicos sin compañía alguna.

En donde se observa una mayoría de personas mayores en comparación con grupos de otras edades, es en las iglesias, en los tours por ciudades históricas, en los supermercados a ciertas horas del día y por supuesto en los consultorios médicos.

Pero también en los cursos de idiomas en la universidad popular! Y es ahí donde he conocido esos jubilados correlones por los que bauticé esta entrada así. Hace unos días propuse una excursión a Hamburgo con uno de mis grupos, y un par de jubilados dijeron que tenían demasiados compromisos en diciembre, por lo que sería difícil para ellos acompañarnos aún y cuando la excursión fuera en la hora acostumbrada de clase. Y ahí uno de ellos me explicó que la palabra "Rentner" (jubilado en español) es por "rennen" (correr en español)! Y que se la pasan corriendo de aquí para allá y no tienen tiempo libre.


Y es muy cierto! De ejemplo tengo a mis suegros que desde que están jubilados se han atiborrado de citas y compromisos con diferentes asociaciones, cursos de inglés y baile, viajes y paseos. Y es que dicen que tienen que aprovechar el tiempo antes de que enfermen y no puedan hacer todo eso. No digo que en México, los jubilados estén encerrados pero creo que usan más su tiempo libre en compromisos sociales o familiares, que en cursos de idiomas o computación.

No tengo tiempo! ... soy jubilado!
El jubilado alemán viaja mucho y para viajar le gusta ir preparado y si es posible, saber un par de frases del idioma local. Claro que hay muchos turistas alemanes que viajan a hoteles donde sólo hablan alemán y comen platillos típicos alemanes, pero también los hay quienes quieren socializar con los locales y para eso necesitan el idioma.

En la universidad popular donde doy clases de español, hay cursos de 12 idiomas más y el público es variado pero tendiendo a las generaciones de la tercera edad que tienen tiempo y ganas para aprender (todavía!)

Y no sólo me refiero a "activos" porque aprendan otro idioma, sino porque andan en bicicleta y cortando hierba en sus jardines con más de 70 años encima. Uno de mis alumnos llegaba cada mañana al curso con su casco de bicicleta, aún en invierno después de recorrer 25 kilómetros desde su casa. Y otra alumna con casi 80 años, llegaba con su andadera o bastón a clase.

Por un lado es triste ver a las viejecitas solas en el supermercado con su andadera o incluso en silla de ruedas eléctrica, pero por otro lado es motivante ver a otros viejecitos con mejor salud en bicicleta por la ciudad o disfrutando un tour en un pueblo desconocido.

Hay también muchos asilos que cuidan de ancianos con problemas de salud y no puedo generalizar al hablar de "jubilados correlones", pero he tenido la suerte de conocer a muchos de ellos y espero Dios me dé salud para seguir activa hasta el último momento y quien sabe, talvez en un futuro aprenda un cuarto idioma y ande más en bicicleta que ahora :) Mientras tanto, a cuidarse para llegar a vieja! :)

noviembre 20, 2013

Una piedra menos...

Así es, desde ayer tengo una piedra menos en mi cuerpo y no me refiero a las piedras imaginarias que llevamos encima cuando tenemos una preocupación o un problema. Me refiero a piedras de verdad que para mi mala suerte se crean y desarrollan en mis riñones.

Piedras son cosas que uno no quisiera heredar nunca, ni dentro ni fuera de nuestro cuerpo. Y dado que mi padre y mi madre tienen esa predisposición a crear piedritas, la probabilidad de que yo tuviera dicha predisposición era muuuuuuy alta! Así que no tardaron mucho en aparecer y a mis 15 años, supe lo que era un cólico renal.

Desde entonces he tratado de cuidar mi dieta, evitar gaseosas, tomar mucha agua y cuando es necesario, tomar medicamento homeopático para eliminarlas. No me puedo quejar porque estos fáciles consejos han ayudado y sólo 4 o 5 veces he tenido problemas con mis riñones, en la mayoría de las veces en el derecho.

Durante mi juventud y tiempo de soltera, tuve algunas piedritas o arenillas que nunca requirieron intervención quirúrgica. Y solitas dejaron mis riñones en paz, claro después de mucho dolor y ejercicio.

No tenía ni siquiera 3 meses en Alemania cuando uno de esos conocidos cólicos me hizo internarme en un hospital. En ese entonces no tenía este blog y no escribía mis anécdotas, así que recuerdo poco de esa amarga experiencia. Sé que la piedra tenía 2 centímetros de diametro y que me quedé un par de días en el hospital, y lo peor que recuerdo no es el dolor sino la desesperación de no poderme comunicar con doctores y enfermeras. Apenas cursaba mi primer curso de alemán y pocos empleados del hospital hablaban inglés. Pero eso ya es historia... y gracias a Dios mi riñón no tuvo complicaciones.

Desde entonces tengo que controlar mis riñones cada 6 meses en una visita al urólogo. Y durante 10 años cada visita fue rápida, con un ultrsonido sencillo y el diagnóstico de que mis riñones estaban en perfecto estado. Hasta el pasado agosto!

No sé si fueron las vacaciones a México o el calor o la falta de líquidos, la cosa es que en mi visita de rutina, el urólogo encontró una piedrita de casi un centímetro en mi riñón derecho, y que aunque no daba molestias en ese momento recomendó eliminar lo antes posible.

Ese "antes posible" fue 3 meses después, y luego de mucho esperar el día llegó. De mi pasada experiencia no recuerdo el tratamiento, pero supongo que fue algo similar a lo que me hicieron esta vez porque no me operaron ni abrieron para sacar la piedra.


En esta ocasión me dieron la cita a las 2 de la tarde y como era un tratamiento ambulatorio pero con anestesia, las indicaciones eran no comer ni beber nada 6 horas antes de la cita y que alguien me acompañara porque no estaría en capacidad de conducir después de la "balacera".

Como se me indicó, desayuné a las 8 de la mañana y luego me volví a acostar para no pensar en comer ni tomar agua. A las 2 llegué al hospital, habló conmigo el anestecista y me pasaron a una habitación con una cama especial. No tuve que quitarme ni los zapatos, me acosté, me pusieron un gel en el lado derecho del abdomen y me inyectaron la anestesia. Fue una dosis mínima y dormité un poco. El tratamiento consistió en "balacear" la piedra con ondas (no láser) para destruirla. En 20 minutos ya estaba nuevamente de pie y en la sala de espera donde me ofrecieron un bocadillo y un vaso de agua. Media hora después me midieron la presión arterial y me dieron el alta.

Me prohibieron conducir en las siguientes 24 horas por aquello del efecto de la anestesia y me he sentido un poco cansada. Fuera de un leve dolor de cabeza, no he tenido cólicos y mañana tengo que ir con el úrologo nuevamente a controlar mi riñon con un ultrasonido. Espero no haya complicaciones y vuelva a mi control regular de cada 6 meses.

Fue un procedimiento de rutina y más sencillo de lo que esperaba, de todas formas espero no volver al hospital por causas similares en un futuro. Así que a seguir tomando mucha agua para evitar otra piedrita en mis riñones! SALUD!

julio 28, 2013

Pobre = Sucio y Descuidado?

Decía mi bisabuela que ser pobre no significaba ser sucio, y que hasta los calzones había que traer limpios por si algûn día te accidentabas en la calle. Y en parte creo que este dicho se respeta y el mexicano es generalmente aseado y limpio en su persona. Aún en mis tiempos de misionera, recuerdo a los niños llegar al catecismo bien bañaditos y peinados.

Pero que pasa con el ambiente donde viven esos pobres? Con sus casas y calles? Con las escuelas y plazas de barrios o pueblos de escasos recursos?
En nuestro reciente viaje a México lo que más desesperaba a mi marido era ver basura en las calles y el estado en el que se encontraban algunas casas en los pueblos o playas visitadas.


Y no me refiero al material con el que están hechas porque es lógico que no tengan suficiente para pagar mucho material o de buena calidad, pero no hay excusa para ver montañas de basura en los patios o calles. Y es basura de todo tipo, desde pañales, lámparas, ramas con todo y cocos secos, latas, muebles desbaratados y empaques de cualquier cosa.

Algunas playas (no tan turísticas) lucían botellas vacías, bolsas de plástico y vasos entre conchas y algas. Es culpa del gobierno que no asigna personal a recoger la basura o de quienes pasean por las playas y tiran la basura sin importar cuánto tiempo esa basura rodará con las olas que van y vienen?
 
En las calles y carreteras me hago la misma pregunta... Porqué tira la gente tanta cosa y no espera a encontrar un bote de basura al llegar a su destino? Porqué el aspecto de casas y viviendas tienen que dar lástima y ganas de cerrar los ojos cundo se pasea por ellas? Claro que este problema no es único de México y existe en otros muchos países en desarrollo como India o China, e incluso en países como Alemania se observa sobretodo este mismo panorama en barrios con gente de bajos recursos. Entonces, es cultural? Tiene que ver con el nivel socioeconómico de las personas?




Otra cosa que les llamó mucho la atención a mis hijas fue la cantidad de perros callejeros que nos encontrábamos en los pueblos, playas e incluso en Chichen Itza! Al pasar por pueblitos lo que saltaba a la vista eran los perros, de todos colores y tamaños que incluso se encontraban acostados en la calle principal y ni se inmutaban al ver un carro cerca... lentamente se quitaban del camino y al pasar el carro, volvían a su lugar. A las niñas les gustan mucho los animales y al verlos sueltos, querían acariciarlos sin saber que esos perros no tienen dueño y que viven en las calles perdidos y sin atención.

No sé como hagan en Alemania para evitar la proliferación de perros callejeros, pero parece que funciona porque aquí es difícil encontrar un animal doméstico en la calle sin collar o identificación.


Perros en el centro
En México me dio mucha pena ver este escenario en repetidas ocasiones... Ojalá la gente aprendiera a mantener su ambiente limpio y libre de tanta basura, pero al ver todos esos niños comiendo las presentaciones individuales de Sabritas o Gamesa y tirando los papeles por donde van, tengo pocas esperanzas de que esta situación mejore.

Alemania no es el país mas limpio del mundo pero si tienen mas conciencia respecto a la basura y las calles, carreteras, plazas y playas cuentan con más basureros y menos basura tirada. Definitivamente no extraño ese paisaje sucio de México y sueño con que algun día sus parques y carreteras luzcan como debieran estar siempre: limpias!

mayo 29, 2013

Historia de una bacteria

Lo que parecía un simple dolor de pierna se convirtió en toda una historia digna de escribirse en este blog. Y es que mi marido nunca se enferma ni había estado en el hospital en los casi 11 años de casados que acabamos de cumplir... pero como dice el refrán: "Siempre hay una primera vez!".

A continuación les comparto la historia de una bacteria muy latosa que se fue a vivir al cuerpo de mi marido y que al parecer ha desaparecido gracias a los antibióticos, pero eso después de tooooooda una aventura que en momentos se convirtió en pesadilla.


Día 0- Es el día en que la famosa bacteria decidió internarse en el cuerpo de mi esposo. Cuándo y cómo siguen siendo unas incógnitas para todos, aunque yo tengo mi teoría: En septiembre del año pasado, mi marido se quejó de un piquete o herida en la pierna derecha, se le infectó, fue con el dermátologo un par de veces y después de varias semanas sanó... pero aún se puede ver la cicatriz. No fue un piquete normal y creo que por ahí se metió la dichosa bacteria y se escondió hasta el día...

Día 1- 27. Marzo 2013- Dolor en una pierna. Yo estaba en México de vacaciones, mis hijas estaban con mis suegros y mi marido regresó del trabajo a casa con un dolor "muscular" en la pierna derecha.

Día 2- Consulta doctor general. Su doctor general estaba de vacaciones y tuvo que ir con otra doctora, quién le recetó algunos medicamentos para el dolor. Era jueves santo y de acuerdo al plan, se fue a casa de mis suegros donde celebraría la Pascua.

Día 3- Consulta doctor de mis suegros. Como el dolor no cedía, mis suegros llamaron a su doctora de confianza quién recetó otros medicamentos y al revisarlo y ver inflamación en la garganta, comentó que podría tratarse de una influenza.

Día 4- A Emergencias en el hospital por fiebre. Sábado Santo. Lo revisaron y como era fin de semana y de Pascua, lo mandaron a casa con antibióticos.

Día 5- A Emergencias en el hospital por fiebre. Domingo de Pascua. Lo mismo que el punto anterior...

Día 6- Internado en el hospital de Burg ( a 3 horas de nuestra casa). Lunes de Pascua que en Alemania es festivo y día en el que yo viajaba de regreso a Alemania. Como la fiebre no cedía, deciden internarlo y hacerle análisis de sangre.

Día 7- Llego a Alemania. Mi suegra trajo a las niñas a Stade en mi coche, al día siguiente volvió a su casa en tren. Un vecino me recogió en el aeropuerto y no pude ir a ver a Tom porque al día siguiente entraban las niñas a la escuela después de dos semanas de vacaciones de Pascua.

Día 8- Virus encontrado- Influenza B. Sigue hospitalizado y aislado, sigue tomando antibióticos contra la infección.

Día 10- Alta del hospital de Burg, dolor en la pierna persiste.

Día 11- Llega a casa (en Stade).

Día 13- Consulta doctor general. Todo parece estar bien, manda hacer análisis de sangre en unos días para ver como sigue la infección.

Día 17- Análisis de sangre.

Día 20- Consulta doctor general para revisar resultados del análisis de sangre. No todo esta bien, así que pide sacar sangre el próximo viernes (Día 24) para controlar y le da indicaciones para consultar un úrologo y un ortopedista. Después de muchas llamadas, consigue citas para esa misma semana.

Día 22- Cita con el úrologo. Todo esta bien con riñones, próstata y vejiga. Por la tarde le empieza un dolor intenso en el vientre que se extiende a las piernas.

Día 23- Cita con el ortopeda por la mañana, no encuentra nada extraordinario y para descartar algún problema mayor le receta un MRT (Resonancia Magnética). Cuándo? Debido a falta de citas libres, le dan fecha para el 30 de Abril (Día 36)!!! Peroooooo... ese día apareció la fiebre (otra vez!) por la noche. Toma una pastilla para controlarla.

Día 24- Leer Cumpleaños de terror en este blog. Tomografía. Empieza a tomar antibióticos en el hospital de Stade donde se queda internado. Es viernes, así que hay que esperar al lunes (Día 27) para siguiente paso.

Día 27- MRT (Resonancia Magnética). Encuentran un absceso en la ingle derecha.

Día 28- Punción para sacar un poco del absceso e investigar la causa.

Día 31- Bacteria encontrada- staphylococcus aureus. No cambian antibioticos, son buenos los que esta tomando.

TEE
Día 34- TEE (transesophageal echocardiogram). Como esta bacteria comúnmente se instala en las válvulas del corazón, le hacen este estudio para descartarlo. Todo esta bien con el corazón!

Día 35- MRT (Resonancia Magnética). El absceso ha disminuído de tamaño pero el dolor en las piernas persiste.

Día 36- 1 de Mayo.

Día 37- Deja de tomar antibioticos después de 13 días. Sigue tomando ibuprofen para el dolor.

Día 39- Sábado. Lo dejan salir del hospital por 1 noche, de todas formas en fin de semana no pasa nada en los hospitales porque hay muy poco personal.

Día 40- Vuelve al hospital después de pasar el día en casa.

Día 41- Sale del hospital aun con dolor en las piernas y dificultad para caminar. Le dan cita para la próxima semana (Día 50) para realizar un MRT de control.

Día 43- Fiebre y mucho dolor. Vamos al hospital, consulta con un cirujano quién le receta el mismo antibiótico que había estado tomando antes, pero ahora por 3 semanas. Cita con dr. general para informarle toda la situación de las 3 semanas anteriores.

Día 44- Día del padre. Sanación a distancia.

Día 47- Día de las madres.

Día 48- Cita con homeópata en Stade quién le receta un montón de pastillas para apoyar el sistema inmunológico.

Día 50- MRT y plática con cirujano. El doctor dice que el absceso prácticamente ha desaparecido. El médico receta antibióticos por dos semanas (en total 3 semanas) más cuando quiere ver nuevamente a Thomas para ver el avance. Empieza tratamiento homeopático.

Día 53- 11ro aniversario de bodas.
Día 56- Reincorporación al trabajo. Todavía no camina perfecto y sigue tomando medicamentos.

Día 64- Cita con cirujano. Análisis de sangre sale bien, debe terminarse las cajas de antibióticos (2 días más) y espera no volverlo a ver a menos de que la situación empeore. Camina mejor, pero todavía no llega a la normalidad.

Día 66- 31.Mayo.2013. Termina antibióticos. FIN!

Y espero no tener que ampliar esta entrada con nuevas sorpresas o acontecimientos. Después de 66 días entre doctores, hospitales, medicamentos y estudios, queda el siguiente resumen:

- 6 semanas de incapacidad
- 3 semanas en el hospital con sus respectivas visitas diarias
- 10 kilos de menos
- 5 días festivos sin fiesta, festejo ni celebración :(
- montones de antibióticos, medicamentos contra el dolor, vitaminas, tabletas homeópatas, etc.
- muchos días de insomnio, estrés y angustia
- preguntas y ansiedad de las niñas con la situación
- cientos de oraciones de amistades y familiares preocupados por la salud de Tom
y la experiencia de que aún en Alemania los hospitales y médicos pueden ser un fiasco. Queda confirmado que en este caso hubo mucha negligencia, errores y fallas que pudieron evitar que esta historia fuera tan larga. Pero ya ni llorar es bueno, y al menos puedo cerrar esta anécdota con un final feliz.

Dios quiera todo siga bien y podamos viajar a Cancún como esta planeado, para que la familia pueda descansar y tomar energías después de esta historia de terror que nos ha dejado agotados no sólo anímicamente sino emocionalmente. Ya sólo faltan 28 días para despegar a playas mexicanas donde seguro el sol, la arena, la comida y la buena compañía nos harán olvidar estos 66 días de estrés, enfermedad e incertidumbre.

abril 20, 2013

Un cumpleaños de terror

El post debería llamarse "un día de terror" porque realmente fue un mal día para mi marido y para mí, pero dado que coincidió con el cumpleaños de mi marido, he decidido escribirlo desde el punto de vista de quién debía celebrar un nuevo año de vida.

Todo empezó la noche del jueves, cuando llegué de una reunión con unas amigas... justo era medianoche y decidí darle una serenata a mi marido que cumplía 43 años el viernes. Cual no sería mi sorpresa al encontrarlo en cama con fiebre :( Otra vez! Recién se había tomado una pastilla y le dije que si no le bajaba la temperatura, lo iba a llevar al hospital. Una hora después, la fiebre había bajado pero de todas formas no pude dormir del pendiente. Dos días antes había empezado con un dolor en el vientre que se acumulaba al ya conocido dolor de su pierna derecha.

El viernes por la mañana, nuestras hijas llegaron a nuestra recámara con sus regalos y cantando "Estas son las mañanitas..." La fiebre volvía y decidí no asistir al desayuno internacional para acompañarlo al médico. Mandé a las niñas a la escuela con la consigna que si al regresar no estábamos, que se fueran con la vecina...

Nuestra aventura comenzó con la visita al médico general a las 8 y media. Mi marido tenía una cita planeada para un análisis de sangre de rutina que lo realiza siempre una enfermera, así que avisó en recepción que también deseaba hablar con la doctora. Después de una hora y media de espera, pasamos a verla. Desde que lo vio caminar, dijo que no se veía nada bien... no lo revisó gran cosa e inmediatamente dijo que era necesario ir al hospital. Nos mandó a Urgencias con pases a: Urología, Gastroenterología y Medicina Interna. Realmente no sabía por donde empezar.

Llegamos a Urgencias a eso de las 10 y media. Esperamos poco y nos mandaron a Urología donde le hicieron un ultrasonido y un análisis de orina. NADA raro! El urologo mandó llamar a un cirujano para oír la historia desde el principio. Decisión: talvez sería bueno hacer una tomografía.

Ah! Olvidaba mencionar que desde el principio la doctora recomendó no tomar ningún medicamento para que los síntomas no se disfrazaran. Así que desde las 8 de la mañana traía fiebre y escalofríos.
Volvimos a urgencias a esperar a que nos indicaran a dónde seguir. De 12 a 2 y media esperamos en una sala con alrededor 35 personas más con todo tipo de problemas: heridos, quebrados, otro que le picó un escopión, otra que sangraba, Dios mío! Casi a las 3 pasaron a Tom para sacarle sangre y ahí se dieron cuenta que nosotros mismos habíamos traído la sangre que le habían sacado desde temprano en el consultorio del doctor general. Ahora a esperar los resultados de la sangre...

Cerca de las 4 de la tarde le realizaron la tan esperada tomografía. Media hora después el mismo cirujano que había hablado con el urólogo nos dio la gran noticia: NADA raro! WTF! No pude decir otra cosa que: Y no tienen aquí a Dr. House? El doctor sólo sonrió.
Lo vio otra doctora en Urgencias y también con cara de incredulidad aceptó internarlo para tenerlo en observación hasta el lunes, día en que se le hará una resonancia magnética con la esperanza de que dé un poco mas de información. Ahí también nos enteramos que la sangre no está en orden y nuevamente trae índices de infección (como hace 3 semanas que le detectaron la influenza).

Lo mandaron a la estación de cirugía mientras yo volvía a casa a recoger a las niñas de con la vecina y a empacar algunas cosas para Tom. A las 7 de la noche lo visitábamos con globos, serpentinas y un pastel con velas encendidas para alegrarle aunque fuera unos minutos de ese día que parecía ser sacado de una película de terror.

Le estaban administrando antibióticos y medicamentos para el dolor y la fiebre. Estuvimos un rato y luego nos fuimos a cenar para terminar un día que espero no se repita jamás. Sobra decir que tuvimos que cancelar una reunión con sus amigos y vecinos que estaba planeada para la noche y una reunión el sábado con otra familia mexicano-alemana. Espero pronto poder celebrar como Dios manda.

Uff!! Ahora que lo escribo parece más terrorífico de lo que fue... eso de esperar entre tanto enfermo, pasar horas de incertidumbre, ir de un lado a otro con tu marido en silla de ruedas, verlo sufrir y no saber ni porqué, y dejarlo en el hospital es algo que no le deseo a nadie ni un día cualquiera y mucho menos en su cumpleaños!

Dios quiera que el lunes tengamos mejores noticias y un diagnóstico preciso. Justo ayer se cumplieron tres semanas de que empezó el primer síntoma: dolor en la pierna derecha. Y todavía es fecha que no saben a qué se debe. Aquí en Alemania fines de semana y días festivos son días muertos en los hospitales, cosa que no termino de entender, así que entre hoy y mañana no pasará NADA. Pero al menos esta en mejores manos que las mías en caso de que vuelva la fiebre o surja alguna otra sorpresa. Mientras a esperar, a rezar y a confiar en que esta semana tengamos buenas nuevas y sobre todo comience un tratamiento para su mejoría.

Agradezco a todos los que están al pendiente y les pido que no dejen de orar por su salud. De momento es lo único que podemos hacer :(

noviembre 22, 2012

Si hubiera sabido...

Dicen comúnmente que el "hubiera" no existe y en parte creo que es cierto. Se usa muchas veces para expresar arrepentimiento o disculparse de algo que se ha hecho o se ha dejado de hacer. Pero en el caso de "si hubiera sabido" creo que es positivo utilizarlo para sentar precedente y no volver a caer en una situación desagradable o indeseable.
Un ejemplo sencillo es "Si hubiera sabido que iba a llover, hubiera traído mi paraguas"... claro que no podemos saber si va a llover, pero podemos percatarnos de los signos que estaban presentes ese día y a la próxima que los observamos, cargar con el paraguas y así evitar repetir la frase "Si hubiera sabido...".
El día de hoy escuché esa frase en diversas ocasiones y desgraciadamente no para aplicarse a un ejemplo tan vano y simple. Les cuento los antecedentes y después les comento porqué esa frase hizo mi día un día de REFEXION.

Como cada tercer miércoles de mes, hoy asistí al círculo de mujeres del cual formo parte y dónde se ofrecen pláticas de diferentes temas como religión, salud, manualidades, etc. Hoy la ponente fue una de las fundadoras de dicho círculo, una mujer con raíces africanas, hindúes y británicas. Es abogada, madre de 3 hijos, esposa de un alemán y sobreviviente de cáncer. El tema de hoy era "No soy candidata a tener cáncer de seno".

Así como les suena el título a ustedes, me sonó a mí y a más de las 30 mujeres asistentes... Es qué acaso hay un perfil para enfermarse de cáncer? No lo sabía, pero al parecer una mujer sana, deportista, que no fuma ni bebe, que dio pecho a cada uno de sus 3 hijos no es el típico perfil para enfermarse de cáncer. Pero aún así, ella lo tuvo.

A lo largo de 1 hora, Iris (que así la llamaré en esta entrada) nos contó su terrible aventura que después de 3 años y medio parece haber terminado. Después de dos operaciones, una quimioterapia muy pesada e interrumpida, tres períodos de rehabilitación en diferentes clínicas y un sin fin de medicamentos, dolores y pesares hoy por hoy es la mujer que era antes del diágnostico de cáncer de seno. Y es la misma físicamente hablando, pues emocionalmente ha cambiado mucho, se ha vuelto más fuerte y es inspiración para muchas mujeres que como yo, no estan excentas de vivir una situación similar.

Iris no ha tenido una vida fácil, pues como muchas migrantes de color en este país han tenido experiencias muy desagradables sobretodo con la integración de sus hijos en la sociedad alemana. Increíble que el color de piel pueda ser fuente de tantos problemas. Sí, sólo el color porque ella habla perfecto alemán, incluso es traductora e intérprete y sus hijos hablan inglés en casa pero dominan el alemán como cualquier nativo. Fue muy triste escuchar sus historias de terror del tiempo en el jardín de niños, gracias a Dios han superado eso y más y ahora no quedan secuelas.

El haber sobrevivido el cáncer en un país ajeno, sin la familia a su lado (padres y hermanos) fue un elemento que hicieron su enfermedad y rehabilitación más difíciles. Durante esos 3 años mantuvo informados a sus amigos y familiares con correos electrónicos, algunos más tristes que otros. En la presentación del día de hoy, mientras que leía algunos fragmentos de esos correos, desplegaba en el monitor los mensajes y respuestas de sus amigos, todos ellos dándole ánimos y buscando alegrarle un poco esos amargos momentos.

Uno de los objetivos de Iris para la reunión era sensibilizarnos de la importancia de esas muestras de cariño, sean un correo electrónico, una llamada, una visita, una ensalada, o una oración en tiempos de dificultad. Comentó que sin esas muestras, seguramente la experiencia del cáncer hubiera sido mucho peor. Agradeció infinitamente a quienes la apoyaron y no tienen idea de la cantidad de lágrimas que se derramaron en esa sala.

Al final de su presentación, Iris quiso que cada una de las asistentes se presentara. Algunas son amigas de muchos años, otras vecinas y algunas otras son mamás de compañeros de sus hijos. En más de una ocasión, mencionaron que aunque sabían de su enfermedad, nunca imaginaron lo difícil que fue para Iris sobrellevarla y que si hubieran sabido, hubieran hecho mucho más para apoyarla.

Fui la última en presentarme, dije mi nombre y que conocía a Iris desde hacía 3 o 4 años justamente por el círculo de mujeres. Agradecí su presentación y comenté que me parecía maravilloso la forma en que había llevado el tema y que no temieramos preguntar de más u ofrecer nuestro apoyo a quién se encuentra en dificultades. La sociedad alemana es muy respetuosa y teme interferir en la vida privada de gente que no conoce muy bien, pero creo que en casos cómo éstos más vale pecar de entrometido que de indiferente. La gente enferma de cáncer o de cualquier cosa así de grave, necesita de nuestras muestras de cariño y una palabra, un gesto o un detalle puede ser la diferencia.

Así que nada de excusas y "si hubiera sabido", al menos a esas 30 personas nos quedó claro que de ahora en adelante estaremos más atentas a los detalles y ofreceremos nuestro apoyo sin preguntar demasiado ni esperar a que sea tarde.

Además, el tema de esta entrada queda bien para recordar a todas las mujeres de esas revisiones de seno que tenemos que hacernos para evitar sorpresas. En ese caso tampoco se vale el "si hubiera sabido"! Es bien sabido lo que hay que hacer y en el momento de detectar cualquier anomalía, buscar inmediatamente a un experto para despejar cualquier duda. A principios de año escribí al respecto y les dejo otra vez la entrada para quién no la recuerde: Nadie esta excento de cáncer de seno.

Definitivamente hoy fue un día de reflexión y doy gracias a Dios por haber puesto a Iris en mi camino. He aprendido mucho de ella y ojalá Dios la bendiga con muchos años más de salud, alegría y voluntad para inspirar a otros!

junio 25, 2012

El virus de la medianoche!

Gracias a Dios soy una persona sana y mis hijas también. Mi marido nunca ha pisado un hospital y en 10 años que lo conozco, sólo 1 vez se ha incapacitado, así que también cuenta con buena salud. Nos enfermamos poco talvez sea por suerte, por genes o por tener buenas defensas, pero las niñas no han podido evitar contagiarse algunas veces en el jardín de niños o en la escuela.

A menudo ponen carteles en la entrada del jardín de niños para informar de alguna enfermedad contagiosa, y las niñas han agarrado la rubéola y la 5ta enfermedad (otra especie de rubéola) en el kinder. Otras veces anuncian que hay piojos y gracias a Dios, de esos si nos hemos salvado (hasta ahora).

La semana pasada Victoria agarró un virus en la escuela, y lo sé porque el primer día que faltó a la escuela, faltaron otros 7 niños y al día siguiente otros 7 de su clase además de 2 profesores. No es casualidad, simplemente un virus muy contagioso... el llamado "Magen-Darm-Grippe" o en cristiano: Gastroenteritis que presenta un cuadro clínico con vómito y diárrea.

Victoria tuvo vómito dos noches seguidas, curiosamente después de la media noche ya estando dormida. Durante los dos o tres días que estuvo enferma comió poco, y nunca devolvió durante el día... sólo 1 vez y en la noche. Siendo un virus tan contagioso era de esperarse que la hermanita se contagiara, pero la primera en caer fui yo.

Yo seguí el patrón de Victoria: dos noches con vómito después de la medianoche además de diarrea, cosa que mi hija no tuvo. Casualidad? No sé en qué influya el horario o si simplemente es por el hecho de estar acostado, pero la 3er noche ya tenía miedo de la hora pensando en que alguien iba a seguir la costumbre. Gracias a Dios no sucedió!

Mi hija menor y mi marido también se contagiaron, pero ellos sólo tuvieron diarrea y malestar estomacal. Es la primera vez que todos los integrantes de la familia se enferman de lo mismo, al menos fue escalonado y no todos al mismo tiempo :)

Al parecer el virus ha dejado esta casa en paz y espero no vuelva ningún virus pronto. Eso de estar enferma y con curso intensivo de español no fue nada divertido, pero sobreviví! Ahora a seguir disfrutando del fútbol y del verano sin virus!


junio 10, 2012

Fútbol, verano y cumpleaños!

Mi hija menor y yo tenemos cumpleaños en Julio, específicamente el 12 y 6 de julio, así que es verano en Alemania y con suerte los celebramos con sol y mas de 20 grados :)

Pero además de coincidir con el verano lo mas curioso es que prácticamente cada dos años coinciden con el fútbol! Ya sea con la Eurocopa o con el Mundial que como todos saben se llevan a cabo cada 4 años pero intercalados.

Antes de casarme el fútbol no me había interesado en lo absoluto. Había seguido a México en cada Mundial pero de forma relativa y sin gran fanatismo. De la Eurocopa jamás me enteré.

Pero mi llegada a Alemania en junio del 2002 coincidió justamente con el Mundial en Corea y Japón. No alcanzó hasta mi cumpleaños pero la fiebre fútbolera seguía unos días después de la Final.

En el 2004 se llevó a cabo la Eurocopa en Portugal y la final fue el 4 de julio, dos días antes de mi cumpleaños ;)

Y en el 2006 fue el Mundial en Alemania. Esta vez estaba muy emocionada y tenía mi camiseta de la Selección Mexicana para mí y para Victoria. Mi plan incluía llevar a una amiga que estaría de visita a un "public viewing" en Hamburgo y festejar cada gol de México y de Alemania con amigos en reuniones o carnes asadas.

Alemania 2006
Pero nada salió como planeado y desde el 1 de JuNio (unos días antes de la inauguración del Mundial) tuvieron que hospitalizarme para controlar el desarrollo de Catalina que tenía fecha de nacimiento programada para el 26 de juLio! Victoria con 18 meses tuvo que irse a vivir a casa de mis suegros a 300 kms de casa y mi marido tenía que seguir trabajando en su proyecto a 150 Kms de aquí.

Así que en lugar de carnes asadas tuve que ver la mayoría de los partidos en un cuarto de hospital, con mi bandera y camiseta respectivas (alemanas o mexicanas) y acompañada de las enfermeras o pacientes del hospital. Algunos fines de semana pude salir a casa y ver los partidos con mi marido. Y mi visita sí fue a Hamburgo pero no conmigo sino con otras amigas mexicanas a quienes la encomendé.

Incluso la final que se celebró el 9 de julio todavía seguía en el hospital, pero al menos ya tenía la fecha programada para la cesárea: 3 días después de la final entre Italia y Francia. A casa volvimos hasta el 20 de Julio!

Desde entonces es imposible no recordar esas 6 semanas de hospitalización y mucho menos cuando cada 2 años coincide con fútbol! En el 2008 fue la Eurocopa en Austria y Suiza entre el 7 y 29 de Junio. Dos años (2010) después se celebró el primer Mundial en África del 11 de junio al 11 de julio coincidiendo nuevamente con nuestros cumpleaños ;)

Y este año se celebra la Eurocopa en Polonia y Ucrania del 8 de junio al 1 de julio. Ya tenemos nuestro Kit de fans alemanes listo para apoyar a nuestra selección y celebrar cada gol con amigos o al menos en familia con una carnita asada.

                                                   

No es que me haya convertido en un "hincha", pero desde hace 6 años me propuse nunca más ver el fútbol de mis "selecciones" con desconocidos o sola! Nunca más!

Así que a festejar en grande la dicha de estar sana y poder ver el fútbol como Dios manda! Que gane el mejor, tanto en la final de la Eurocopa que será el 1 de Julio como en las elecciones presidenciales en México que se llevaran a cabo el mismo dia ;)

abril 27, 2012

"Comer sano"

Desde hace algunos años que está de moda eso de "comer sano" y los productos BIO se encuentran por todas partes. Me parece curioso que estemos volviendo a lo natural, después de tantos años de inventos y desarrollos de cosas artificiales, suplentes y sustitutos! Y no sólo en la comida, sino también en los textiles, en los juguetes y en otro tipo de materiales como el papel o la pintura.

Aquí es normal encontrar huevos de "gallinas felices", que obviamente me imagino a las gallinas gordas y rebosantes de alegría brincando de aquí para allá como en las caricaturas. También en el mercado que se pone en el centro de la ciudad es popular un carnicero que vende carne de animales "sanos y contentos" antes de morir, haciendo hincapié en que los marranos no estan todos amontonados ni las vacas sufren al morir. Hace unos meses, el supermercado donde compro cada semana también sacó la marca genérica BIO, adicional a la marca genérica normal que tienen para productos como leche, pape higiénico o detergente.

Y también hace unos días fue una persona de la Secretaría de Salud al jardín de niños de mi hija para hablar sobre la higiene bucal y por supuesto no dejó de insistir en la importancia de comer frutas y verduras, que el pan blanco no es saludable y que comer dulces y chocolates es casi pecado mortal!

En México crecí en una familia donde la dieta balanceada y baja en grasas era indispensable porque mi papá sufre de alto colésterol desde su juventud. Aprendí a comer de todo y me gustan las frutas y las verduras. Desde que me casé, aprendí a cocinar "sano" y procuro mantener un balance entre los tipos de carnes sin abusar de la roja, incluir ensaladas y cocinar sin grasa. Mis suegros no son gordos y comen sanamente, además de que hacen mucho ejercicio. Desgraciadamente mi marido aprendió poco de esos hábitos o al menos no los puso en práctica al trabajar en el extranjero, donde la alimentación en hoteles y restaurantes no siempre es la mejor.

Cuando nacieron mis hijas, empecé a poner mayor atención en la cocina y también han aprendido a comer de todo desde chiquitas. No estoy obsesionada con lo BIO, ni leo las etiquetas de todos los productos... simplemente combino un poco de todo durante la semana y los vegetales y las frutas no pueden faltan en la mesa. Al parecer heredaron mis genes y son de complexión delgada, así que hasta ahora no controlo su alimentación ni les prohibo ningún alimento. Hacen deporte y tienen que comerse todo lo que se les sirve, sea ensalada, pescado, verduras o sopa. Obviamente evito los alimentos que a los niños no les fascina como el chile, la cebolla o el hígado, pero se puede decir que comen "sanamente" y de forma balanceada.

Lo que sí ha cambiado un poco los hábitos alimenticios del hogar ha sido mi "Thermomix". Desde hace 6 meses me ayuda en la cocina y se puede decir que cocino platillos mas saludables. Ya no compro tanto producto enlatado ni congelado, preparo pan integral diferente cada semana, mermeladas y justo ayer probé la receta de Catsup casera. Además, he ampliado mis conocimientos sobre ingredientes como granos (para el pan) y especias y me divierto más probando recetas nuevas. No es de asombrarse que en mi perfil de Facebook vean cualquier cantidad de fotos de platillos, pasteles y cosas que hago en la cocina.

Me he convertido en una ama de casa que disfruta la cocina y sobretodo que busca la forma de preparar cosas creativas y saludables. Porque no es sólo cuestión de comer sano, sino de comer rico también, qué no?

Así que vivan las frutas y las verduras, vivan los pasteles, vivan los alimentos sanos y sobretodo vivan los platillos ricos en vitaminas y en sabor!
PD. Y viva mi Thermomix!!! (Que conste que no soy vendedora de dicha maravilla :)