Mostrando las entradas con la etiqueta Multi-culti. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Multi-culti. Mostrar todas las entradas

marzo 14, 2015

90% alemanizada

Hace unos días en una página de Facebook que sigo, postearon las siguientes afirmaciones con la pregunta "¿Qué tan alemán eres?":

1) Tu desayuno es sagrado.
2) Eres siempre puntual.
3) No puedes vivir sin cerveza.
4) Esperas al semáforo en verde para cruzar la calle. (aunque veas que no viene nadie!)
5) Dices lo que piensas.
6) Amas andar en bicicleta.
7) Te tomas el tema de separación de basura muy en serio.
8) Siempre llevas una bolsa para la compra.
9) Duermes con la ventana entreabierta. (aún en invierno)
10) Los domingos en la noche nadie te molesta, pues es hora de ver Tatort (serie policíaca).


Algunas cosas ya las hacía desde que estaba en México, pero definitivamente los puntos 5 al 8 los adopté desde que llegué a Alemania y el número 10 no me lo pierdo ni en vacaciones!  

Complementando la lista con otra que me encontré en un sitio muy interesante, sigo con las afirmaciones para ver que tanto me he alemanizado:

11) Contestas el teléfono con tu apellido.
12) El domingo es sagrado.
13) Las papas son indispensables a la hora de comer.
14) Adoras las salchichas.
15) Saludas sólo con la mano.
16) Consideras viajar a Mallorca en vacaciones.
17) Dices "Scheisse" cuando te enojas.
18) Has dejado de usar la tarjeta de crédito para todo.
19) Visitas uno o más mercados de Navidad en diciembre con colegas o vecinos.

Y por último, complemento con los siguientes puntos:

20) Invitas a fiestas con dos semanas de anticipación.
21) Tienes pantuflas en la entrada para los visitantes que llegan a tu casa.
22) Planeas tus vacaciones mínimo con seis meses de anticipación.
23) No te asustas cuando ves gente semi-desnuda en parques y playas.
24) Tienes botas de lluvia, rompevientos y diferentes tipos de chaquetas para cada estación del año.
25) No puedes vivir sin pan!
26) Evitas ir al médico cuando tú o tus hijos tienen gripe, pues sólo te recomendarán tomar aire fresco.
27) Cantas con euforia (o incluso bailas) los hits alemanes llamados "Schlager".
28) Tienes al menos un adorno de temporada en la puerta de tu casa, jardín o ventanas. Llámese huevos, calabazas, enanitos, corona navideña, etc.
29) Sobrepasas los 150 km/hr en el "autobahn" (autopista) 
30) Tienes el "kit" alemán para apoyar a la selección nacional en el mundial!

Así que en total estoy 90% alemanizada, lo cual no significa que tenga sólo 10% de mexicana! Me refiero a que ya casi paso por alemana, pues cumplo con muchos de los puntos que se consideran "típico alemán". Mexicana sigo siendo 100% :) 

Y tú? Ya te alemanizaste?

marzo 08, 2015

Mundo multi-color

En mi clase de alemán leímos un texto relacionado al tema de Migración que me encantó y que les comparto. Se llama "La analogía de los lentes de sol ":

" Imagina un país al que llamaremos X-landia en el que desde el principio del mundo toda las personas nacen con dos piernas, dos brazos, dos ojos, una nariz, una boca y unos lentes de sol. El color de dichos lentes es amarillo. Nadie encuentra raro llevar lentes de sol ya que todos los llevan. Los valores, actitudes, suposiciones, ideas y creencias son lo que hacen estos lentes de color amarillo. Todo lo que la gente observa, aprende y descubre llega al cerebro filtrado a través del color amarillo de los lentes que lleva. Se puede decir que el vidrio amarillo representa las actitudes, valores y creencias de X-landia.

Ahora imagina otro país al que llamaremos Y-landia en el que desde el principio del mundo toda las personas nacen con dos piernas, dos brazos, dos ojos, una nariz, una boca, y unos lentes de sol. El color de dichos lentes es azul. Nadie encuentra raro llevar lentes de sol ya que todos los llevan. Los valores, actitudes, suposiciones, ideas y creencias son lo que hacen estos lentes de color azul. Todo lo que la gente observa, aprende y descubre llega al cerebro filtrado a través del color azul de los lentes que lleva. Se puede decir que el vidrio azul representa las actitudes, valores y creencias de Y- landia.

Un día, un viajero de X-landia decide visitar Y-landia y para poder observar como los y-landeses viven decide adquirir unos lentes de color azul. Se los pone y se queda en ese país dos meses para conocer bien sus valores, actitudes y creencias. Al regresar a su patria se hace llamar "experto" en la cultura de Y-landia y describe su cultura de color verde! "

Creo que hasta ahora no había leído una descripción tan sencilla de cómo vemos el mundo los migrantes. Justo de esa manera me siento yo! ya no veo las cosas de color amarillo como seguramente todos los mexicanos las ven y tampoco puedo ver las cosas de color azul como todos los alemanes ya que apenas llevo viviendo aquí 12 años. Tampoco me puedo quitar los lentes amarillos, así que por más que trate de entender e integrarme en la cultura alemana siempre la veré a través de mi propia cultura es decir de color verde, que es el resultado de mezclar amarillo y azul.

Al relato le agregaría dos puntos adicionales:
- El color de los lentes se va intensificando con la edad de las personas. De tal forma que un niño los tiene apenas de color claro y al mudarse o migrar a otro país será mas facil adquirir el nuevo color en sus lentes y terminará siendo un verde amarillento o azulado. 
- Por otro lado los niños que nacen en una familia bicultural nacerán automáticamente con lentes de color verde y con la edad irán tornándose más amarillos o más azules dependiendo del país donde viven, pero nunca seran 100% azules ni 100% amarillos.

Y las personas que tienen la fortuna de vivir en diferentes países a lo largo de su vida tendrán unos lentes multi color, lo cual es simplemente maravilloso! El tener este tipo de lentes tiene ventajas y desventajas pero con toda seguridad se trata de personas abiertas, tolerantes, y como dicen por ahí, son ciudadanos del mundo.

Justo esta mañana le tuve que explicar a mi marido sobre esta analogía para que entendiera porque 15° de temperatura no son suficientes para comer afuera, cosa que hace la mayoría de los alemanes en días tempados como hoy. Claro que me alegro de ver el sol pero también necesito del calor (mínimo 20 grados) para disfutar al 100%! De igual forma, él se ríe y no entiende de la fiesta que hacen los regios cuando caen 2 centímetros de nieve y van al Chipinque a hacer monos de nieve de 10 cms sobre el techo del carro. Obvio, con sus lentes alemanes 2 cms de nieve no son motivo de fiesta, ni para mí 15 grados es "calor". Y así como éstos, hay miles de ejemplos que podría mencionar de cómo el llevar unos lentes de otro país, no nos hace ver las cosas como los locales. Siempre será una combinación de valores, sentimientos, creencias, costumbres y tradiciones.

Viva el Multi-culti una vez mas! El mundo multi-color es hermoso o no?

marzo 02, 2015

Nostalgia con los 5 sentidos

La primera unidad de mi libro de alemán (en el curso B2 que estoy tomando) se llama "Heimat", que es nada más y nada menos que "Patria" y supone (correctamente) que todos los alumnos son inmigrantes. En el curso hay 3 polacas, 1 italiana, 1 egipcia, 1 ucraniana, 1 de Mongolia, 1 holandesa y un "Au-pair" de la Suiza franco parlante.
El tema incluye textos de gente alemana que ha emigrado al extranjero o que después de un tiempo fuera decide volver a su ciudad de origen. Obviamente se ve vocabulario relacionado al tema, y la gramática para escribir textos y defender puntos de vista. Un tema por demás interesante!

En uno de los ejercicios de la lección teníamos que relacionar palabras con los 5 sentidos. Y eso me inspiró a escribir esta entrada. Qué extraño de mi México? Qué olores, qué sabores y qué paisajes?  Y qué extraño de Alemania cuando estoy mucho tiempo fuera de casa? Aquí les comparto una pequeña lista de lo que extraño de mis dos patrias.

- Vista. 
De México. Extraño las montañas de Monterrey y el cielo azul. El colorido en los mercados y la variedad de frutas en el supermercado. Los vestidos folclóricos y la joyería en colores vivos. La decoración en todo tipo de fiestas, ya sea cumpleaños, boda, bautizo o XV años. Y las piñatas de todas formas y colores.

De Alemania. Extraño las estaciones tan marcadas que hacer ver a un mismo árbol como si fueran cuatro distintos dependiendo de la fecha. Los venados en la pradera y las aves como cisnes, cigüeñas y gorriones. Los adornos en las puertas y ventanas y en los jardines dependiendo de la temporada. Extraño poder ver los jardines de los vecinos y la gente en bicicleta. El verde "nuevo" al empezar la primavera, el amarillo de los sembradíos de canola (colza), el blanco brillante de la nieve y el arcoiris después de un chubasco repentino. Extraño los molinos de viento que se observan desde la carretera y los fuegos artificiales en Año Nuevo.

Monterrey, MX
Stade, DE

- Gusto. 
De México. Extraño el cabrito, los tamales y las fritangas. Los raspados, elote desgranado o asado y las gorditas. En general todos los mariscos, incluyendo los tacos de camarón o marlin. El pan de dulce, sobretodo las donas. Los dulces regionales y las botanas, además de la inmensa variedad de salsas en cualquier restaurante o casa.

De Alemania. Extraño las mermeladas, el vino caliente en invierno y la cerveza de barril en los festivales del pueblo. Los helados italianos y el pastel de ciruelo. 
Comida mexicana
Vino caliente

- Tacto. 
De México. Extraño los apretones de mano al saludar, los besos acompañados de abrazos o palmadas en la espalda, y los abrazos bien apretados. Y extraño muchísimo el calor, tanto el humano como el del sol.

De Alemania. Extraño la calefacción en la casa y sobretodo en el baño, que aunque afuera esté nevando siempre esta calientito.

- Oído. 
De México. Extraño el bullicio en lugares públicos, el ruido de niños riendo en restaurantes, la música mexicana en eventos o restaurantes.

De Alemania. Extraño el silencio en la noche.

- Olfato. 
De México. Con este sentido es con el que menos extraño, pues el tráfico y la contaminación se han encargado de desaparecer muchos olores en la calle. 

De Alemania. Extraño el olor de la naturaleza y los olores de Navidad en casas y calles.

En general, este sentido no es mi fuerte. A diferencia de mi hermano menor, mi sentido del olfato no es tan sensible y pongo poca atención a los olores que me rodean. Y hablando de olores, el olor que nunca quisiera olvidar y que seguro extrañaré es el olor de mis hijas. Primero ese olor a bebé, y ahora ese olor de niñas... MMMmmmmMMM. Cómo quisiera guardarlo en un frasquito para poderlo oler en un futuro!

Y aunque no es un sentido propiamente, por último agregaría lo que extraño en general de ambos lugares y que incluye valores, sentimientos o costumbres.

De México. Extraño las misas llenas de gente y con coros alegres. Las reuniones familiares con más de 30 personas y las idas a merendar/cenar con mis mejores amigas. Las posadas y las peregrinaciones el día de Guadalupe. También echo de menos las idas regulares al cine, las carnes asadas y los centros comerciales. Que el comercio abra los domingos y acepten tarjeta de crédito en todas partes. La espontaneidad y el humor mexicano.

De Alemania. Extraño la seguridad al salir de noche y el orden con el que se conduce y vive. Las idas al bosque en otoño y a las albercas públicas en verano. Recoger fresas, manzanas o cerezas en las huertas. Los mercados de Navidad y buscar huevos en Pascua. Echo de menos el transporte público y la puntualidad. La confianza y respeto mutuo, la vida tranquila de mi pueblito y que las niñas crezcan sin miedo.

Y obviamente hay cosas que extraño de ambos países y que no escribí porque la lista sería interminable. Sólo menciono como ejemplo, las artesanías, el olor a pan recién horneado, las fiestas nacionales, las iglesias antiguas... todo eso extraño tanto de un país como del otro, aunque sea en algunas ocasiones casi opuesto o muy distinto.





No cabe duda que ya no soy 100% mexicana y nunca seré 100% alemana. Soy una mezcla curiosa de ambos países y por eso extraño tanto a uno como al otro cuando estoy lejos. Supongo que sólo los que están en mi situación comprenderán este sentimiento tan raro de pertenecer y no a dos países al mismo tiempo.

Por eso una vez más digo: Viva el MULTI-CULTI ;)

febrero 23, 2015

Esa mirada alemana...

A petición de uno de mis cuatro lectores, hoy escribiré sobre esa mirada alemana que a muchos incomoda y a otros molesta más de la cuenta. He de confesar que no me había percatado mucho de dicha mirada, pero en los últimos días he oído acerca de ella y me inspiró un poco a escribir esta entrada.

Haciendo memoria, recordé que mi mamá me comentó de la hija de una conocida que vivió en Alemania y que justamente se quejaba de "cómo la miraban" los alemanes en el metro, en la calle o en el supermercado. Yo tenía poco tiempo en este país y simplemente contesté "Ay, seguro que ni la estaban viendo a ella y se está imaginando cosas".


Y después de muchos años de vivir aquí, sigo pensando igual. No sé si a mi no me miran raro, o es que yo no me fijo demasiado en cómo me mira la gente extraña. Y aún y si se me quedaran viendo como bicho raro, simplemente ignoraría a dicha persona y seguiría mi camino como si nada.

El mes pasado tuve la oportunidad de participar en una mesa redonda sobre el tema de "Mobbing" o "Bullying" y salió el tema de la "mirada alemana". No pude evitar reírme al escuchar a una sudafricana al hablar sobre su experiencia personal, pues justo unos días antes uno de mis lectores me había pedido escribir de ese tema. La señora sudafricana a la que me refiero, tiene 35 años viviendo en Alemania y ella sí que vivió historias de terror, discriminación y racismo hace muchos años. Hoy en día, dice que la gente no le hace groserías ni la insulta, pero muchas veces percibe esa "mirada" que antes le molestaba y que ahora le causa gracia. Su solución: contraataca! Tiene varias alternativas que van desde sonreírle a la persona que la esta viendo, decirle "buenos días" o hacerle gestos chistosos con manos y cara.

Se pueden imaginar las caras de los alemanes "mirones"?! Y realmente esa es la ACTITUD que debemos de tomar ante esas miradas de curiosidad, perplejidad, ignorancia, extrañeza, etc. Que si nos ven raro porque somos morenos, negros o amarillos, o porque llevamos colores vivos, hablamos más alto y en otro idioma, o tenemos acento al hablar alemán? Qué mas da? Todos somos diferentes y no hay más que dos opciones: ignorar esas miradas o contraatacar :)

La vida es corta para estar mortificándonos por lo que otros piensan o creen de nosotros. Y de verdad que muchas veces ni siquiera nos han de estar viendo a nosotros, simplemente estan con la mirada perdida o distraídos pensando en otra cosa y uno creyendo mil cosas raras.

A disfrutar la vida y que el mundo siga girando. A sonreír y hacer sonreír a los demás! Muchas veces es más que una mirada y podríamos sentirnos afectados ante un comentario discriminatorio o incluso una burla directa. Ante esa gente aplico la misma regla: ignorar! Ponerse a discutir no llevará a ningún lado, se los aseguro. Porque esa gente no cambiará su limitada forma de pensar, nos hará enojar y nosotros tampoco dejaremos de ser morenos, ni de hablar en español con nuestros hijos ni cambiaremos por un comentario de un extraño.

La abuelita de mi marido (QEPD), era de esas que no sólo me miraba raro, sino que me decía que como era posible que hablara español con mis hijas, que estaba en Alemania y que estaba haciendo algo muuuuy malo. Sólo me reía, le decía que respetaba su forma de pensar pero que no podía hablarles un alemán "mocho" porque lo aprenderían mal. Y eso durante 10 años. Ni ella me cambió ni yo a ella. Y eso lo recuerdo siempre. Si no cambié a una persona allegada, menos cambiaré a los extraños que me topo en la calle.

Y termino con la siguiente frase que me encontré en internet:


P.D. Viva la diversidad!!!

febrero 13, 2015

Cadena de favores

Desde hace mucho que quería escribir esta entrada pero no había tenido tiempo. Pero ayer sucedió algo en uno de mis cursos de español que me inspiró a hacerlo hoy.

Aquí les pongo este video que casualmente llegó a mi muro de Facebook y que muestra lo que es una cadena de favores, y que de hacerlo todos, seguramente este mundo sería más feliz:


Hace unos meses, construyeron una rotonda cerca de la entrada a nuestro "barrio". Para dicha construcción, cerraron un carril de la calle y pusieron unos semáforos temporales para controlar el tráfico, ya que un sólo carril era de ambos sentidos dependiendo del semáforo. Uno de los semáforos lo colocaron a escasos 200 metros del cruce con la calle que sale de nuestro barrio. Así que cada mañana que iba a la ciudad, había tráfico debido a la construcción y al semáforo.

Hice la prueba muchos días. Y la verdad es que me sorprendí que siempre me cedieron el paso en cuanto veían que me acercaba al cruce. SIEMPRE! Es decir, la gente que estaba esperando en el semáforo me veía venir por la izquierda y en cuanto cambiaba a verde, me hacían una seña para pasar. Este pequeño acto causó siempre dos cosas: una sonrisa en mi boca y las ganas de ceder el paso al primero que me lo pidiera. Y en ese entonces me dieron ganas de escribir sobre esos pequeños detalles que nos ponen de buen humor y nos invitan a repetir el detalle. Justo como se ve en el vídeo de arriba.

El tiempo pasó y ya terminaron la rotonda que estaban construyendo. En este período fui y vine a México y pude constatar que allá la gente sigue sin ceder el paso aún con la direccional prendida, y curiosamente el efecto es proporcionalmente inverso a cuando SI se cede el paso. La gente pita el cláxon, se dice maldiciones, reacciona violentamente, se acelera y hasta se puede ocasionar un accidente.  Un par de veces hice la prueba y el resultado siempre fue el mismo. "Ni para qué poner la direccional si no te dejan pasar. Métete a la brava." Y pues si, así funcionan las cosas. Qué pasaría si todos cedieran el paso cuándo se les pide, sonrieran y devolvieran el favor a la próxima vez?

En fin, lo qué pasó ayer en mi curso de español es algo relacionado a ésto de los favores y se los voy a contar porque realmente me hizo derramar algunas lágrimas.

Hace 3 semanas terminé mi curso de otoño-invierno y como es costumbre, preguntaron cuándo empezaba el siguiente. Les dije que el 12 de febrero continuábamos con el nivel A2, en el mismo libro. Una de mis alumnas (rusa, madre soltera y sin trabajo, que llamaré Anna) comentó que no podría continuar con el curso por cuestiones financieras pero que quería seguir en contacto con otros de los alumnos y que tal vez en septiembre se incorporaba de nuevo. Rápidamente preguntaron razones y en menos de 5 minutos el resto del grupo había tomado una decisión: pagarían entre todos su curso. Anna se negó y agradeció el detalle. Otra de las alumnas insistió y dijo que ella haría el depósito, que contara con eso y que no había más que discutir.

Hasta yo alcancé chocolates!
El 12 de febrero llegó y recibí la lista de mis alumnos. Estaban todos, incluyendo a Anna. Cuando llegué al salón ya estaban haciendo cuentas y antes de que llegara Anna, ya le habían pagado aprox. 20€ cada uno a la que hizo el depósito. La clase fue como siempre y al final, Anna nos entregó a cada uno una cajita con chocolates como agradecimiento. Ufff!!! Todavía me acuerdo y se me ponen los ojos llorosos. Eso señores y señoras, se llama solidaridad! Y cabe aclarar que todos mis alumnos a excepción de Anna, son alemanes.

Así que rompo una vez más esa idea de que los alemanes son fríos, secos, racistas y no sé que mas adjetivos negativos. Habrá sus excepciones como en todas partes, pero en mis 12 años viviendo en este país he aprendido que los alemanes son solidarios, honestos, caritativos y muy buenos amigos.
Y lo que hicieron mis alumnos por su compañera de curso lo demuestra.

Cuando vea la película "Guten Tag, Ramón" escribiré sobre otros ángeles alemanes que me he topado en mi camino de adaptación e integración y que merecen una mención especial en este blog. Porqué aunque no lo crean, hay muuuuchas Sras. Ruth en este país.

Así que a poner en práctica esto de la cadena de favores. Ya sea cediendo el paso, ayudando a alguien a cruzar la calle, visitando a un enfermo, regalando juguetes a asociaciones civiles, etc etc. Hay miles de formas, pequeñas y grandes que seguramente brindarán sonrisas y momentos agradables a muchos!

noviembre 10, 2014

A 25 años de la caída de un muro

El día de ayer se cumplieron 25 años de la caída del muro de Berlín y como era de esperarse, se hizo un gran evento para festejarlo. En esta ocasión se colocaron 8000 globos blancos en toda la línea donde muchos años hubo un muro de concreto que dividía la ciudad en dos. Justo a la hora en que se abrió la frontera entre ambos lados de la ciudad hace 25 años, se empezaron a elevar estos globos al cielo. Un espectáculo que hizo llorar a muchos, entre ellos a mí! De no haber sido por la caída del Muro, no habría conocido a mi marido ni estaría aquí!


Cómo todo evento de esta magnitud, cada detalle y cada símbolo tuvieron un significado muy especial. Hubo invitados de honor, entre ellos Michael Gorbatchow y no podía faltar un discurso para inaugurar la celebración. Aquí les paso algunos fragmentos que tienen mucho para reflexionar, y que ayer mientras que lo escuchaba en vivo me hizo pensar muchísimo en mi país y en la situación tan difícil en la que se encuentra:

Del alcalde de Berlín, Klaus Wowereit.
"Feliz Berlín, Feliz Alemania. Hoy hace 25 años, el Muro de Berlín cayó!

Los ciudadanos valientes de Berlín del Este y de toda la RDA lo lograron. Ellos allanaron el camino para la caída del Muro. Y tuvieron un papel crucial para garantizar que Alemania alcanzara la oportunidad histórica de superar la dictadura y la opresión para vivir en libertad y solidaridad.

Hoy podemos decir que hemos aprovechado la oportunidad. Y tenemos todas las razones, incluso hoy, a sentir esta felicidad 25 años después de la caída del Muro. Nadie olvidará el 9 de noviembre de 1989, ese día de alegría y felicidad.

.....

Y luego la gran manifestación del 4 de noviembre de 1989 en la plaza Alexanderplatz en Berlín. La gente superó su mutismo. Ellos sentían como esta revolución pacífica se había convertido en irreversible. Es conmovedor sentir nuevamente empatía con esos momentos tan emocionantes. Ver cómo miles de personas celebran en la Puerta de Brandenburgo. O la joven que espontáneamente besó a  un policía cuando él le confirmó que la frontera estaba abierta - y permanece abierta. Una escena conmovedora. Estoy feliz de que ambos están con nosotros hoy.

Pero no son sólo los sentimientos; es el conocimiento de los cambios que marcaron ese 9 de noviembre de 1989. El fin de la Guerra Fría. El fin de la división de Alemania y de Europa. El comienzo de un nuevo tiempo.

Hoy podemos decir que el 9 de noviembre 1989 esta ahí para indicar que los muros se pueden superar - con valor y determinación, y - sí, por medios pacíficos! Berlín esta aquí para  mostrar que lo imposible es posible. Esta es la experiencia formativa de nuestro tiempo. Y todos estamos en la obligación de aprovechar las oportunidades que surgen de ella. En una Europa abierta y libre, con la cual las personas sólo podían soñar antes de 1989.

Hoy queremos recordar de nuevo: Fue una larga lucha, y hubo muchas víctimas:
los prisioneros en el Gulag;
los disidentes del movimiento de liberación de Hungría de 1956 o la Carta 77, que a menudo fueron detenidos durante años;
los muchos jóvenes cuyo futuro fue obstruído, debido a que estaban en la oposición al sistema;
expatriados;
las víctimas de la Stasi, que fueron humillados y sufrieron terriblemente;
las personas que todavía en 1989 perdieron la vida mientras trataban de cruzar el Muro- asesinadas por los guardias fronterizos de Alemania Oriental o ahogadas en las aguas fronterizas de la ciudad. Todos fueron impulsados por el deseo de libertad y de justicia. No debemos olvidarlos jamás.


Les doy la bienvenida a este día, que nos une en felicidad y gratitud.
....

Los muros de concreto y los muros en las mentes que existen todavía -  pueden ser superados cuando las personas se reúnen y toman el destino en sus propias manos. Con este mensaje, deshacemos la frontera de luz y enviamos los globos al cielo ... Por la paz y la libertad! "

Aquí les dejo un vídeo para que vean parte de esta frontera de luz desvaneciendose poco a poco. Ojalá que pronto no existan fronteras, ni muros, ni barreras, ni guerras!


 

septiembre 10, 2014

Tramitando nuevo pasaporte

Nuestras dos hijas tienen las dos nacionalidades de sus padres: mexicana y alemana. Pero por cuestiones prácticas sólo un pasaporte: el alemán.
Ambas volaron desde antes de nacer en mi panza, y después de nacer conocieron los vuelos transatlánticos con apenas 2 o 3 meses de vida. Su primer viaje a México requirió el trámite de pasaporte cuando tenían algunas semanas de edad y aunque usted no lo crea, los pasaportes se emitieron con 10 años de vigencia.
Las fotos de recién nacida nada se parecían a las viajeras al siguiente año, ni siquiera el color de ojos coincidía, ya que en ambos pasaportes les pusieron "azul", color que a los 8 meses era más bien café claro para Victoria u oscuro para Catalina.

En Alemania a los niños se les tramita un "Kinderpass", que es un pasaporte infantil que poco tiempo después de sacar el de nuestra hija menor, ya no era válido para volar a Estados Unidos. Nosotros tuvimos suerte y no fue necesario sacar un pasporte "normal" en 10 años.
Pero el día ha llegado y nuestra hija mayor cumplirá 10 años el próximo enero, así que nos hemos dado a la tarea de tramitar un nuevo pasaporte. Para eso buscamos los requisitos y un día cualquiera, llevé a mi hija a tomarse las fotos y a llevarlas a la secretaría correspondiente.
Primer pasaporte y foto del nuevo
Me dieron un formulario que teníamos que llenar ambos padres y ahí se dio cuenta mi marido que no debíamos tramitar un "kinderpass" sino más bien ya un pasaporte normal, porque hay altas probabilidades de volar a Estados Unidos cuando visitamos México.

Así que teníamos dos opciones:
- Tramitar un "kinderpass" por dos años, que es válido para Europa y muchos otros países. Pero que en Estados Unidos no es aceptado y es necesario tramitar una visa aparte para cada viaje a este país. A los 12 años, los alemanes tienen que tramitar un pasaporte normal y firmarlo. El costo por este documento sería de 6 euros.
- Tramitar un pasaporte normal, que es aceptado en todo el mundo. Este es válido por 6 años y tiene un costo de 37 euros.

Por cuestiones prácticas nos decidimos por la segunda opción y después de llenar el formulario y entregar una foto, el documento estaría listo en 4 semanas. No fue necesario ninguna copia, ni documentos adicionales, toda la información esta en el sistema y la foto requerida es la que se incluye en el pasaporte. Adicionalmente, se le tomaron las huellas dactilares.

Nuevo pasaporte
Pasando las 4 semanas se recogió el pasaporte y ahora dice en el color de ojos: "Braun" (café) y vence en el 2020. Seguramente el próximo año haremos el mismo trámite para nuestra hija menor, pero viendo que tan sencillo es, no hay de qué preocuparse. Un día cualquiera tomaremos un par de fotos en el centro, llenaremos el formulario y en un mes tendremos el pasaporte listo!

Ahora a esperar algún viaje para estrenar el nuevo pasaporte :) !

abril 17, 2014

Jueves Santo y la última cena "Séder de Pésaj"

El año pasado celebré la semana santa en México con mis papás y asistimos a casi todos los oficios del Triduo Pascual. Si mal no recuerdo,  el jueves fuimos un rato a la iglesia donde unos chicos ofrecieron un pequeño concierto. Este jueves santo me ha tocado vivirlo nuevamente en Alemania, y de una manera muy diferente y especial.

Con eso de que las niñas están preparándose para su primera comunión, estoy aprovechando para llevarlas a cuanto evento, retiro, o celebración se realiza en la iglesia. Para este jueves, dos de las coordinadoras organizaron una cena para conocer como fue la llamada "última cena" de Jesús. Nos inscribimos y llegamos puntuales al salón parroquial donde nos recibieron con una jarra de agua y una toalla a la entrada para lavarnos las manos (Urjatz/ Rojtzá).

Poco a poco fueron llegando otras familias y nos sentamos en las mesas que ya estaban puestas y ordenadas en medio círculo. Una de las coordinadoras (Renate) nos explicó que participaríamos en la llamada "Séder de Pésaj", un importante ritual festivo judío celebrado en la primera noche de Pésaj, cuya celebración es explicada en el libro del Éxodo y que se lleva a cabo desde hace más de 4000 años para conmemorar la salida de los israelitas de Egipto.


Los elementos más importantes de dicha celebración son:
  • Maguid o Hagadá: el relato de la salida del pueblo de Israel de Egipto
  • Gafen: vino, en este caso jugo de uva
  • Kidushim: 4 copas de vino (4 brindis)
  • Keará o Plato del Séder: una bandeja con 6 alimentos-simbólicos.
    • Beitzá es un huevo cocido marrón. Simbólicamente, representa la dureza del corazón del Faraón.
    • Zeroa , un pedazo de carne asada como el primer alimento, en recuerdo del sacrificio de Pésaj (que también se asaba). Muchos acostumbraron colocar una pata de pollo, es decir un "brazo", para recordar que Dios nos saco de Egipto con brazo tendido. Este no lo comimos.
    • Maror son hierbas amargas que simboliza la amarga esclavitud en Egipto. Nos sirvieron "meerrettich" que es una crema de rábano picante.
    • Jaroset es una mezcla dulce de manzana, nueces picadas, miel, canela y un poquito de vino rosado. Esta mezcla marrón y pastosa símbiza el barro que los antepasados usaron para construir ladrillos en la tierra de Egipto.
    • Karpás es apio (puede ser perejil, papa), símbolo de vida. luego es sumergida en agua salada, un símbolo de lágrimas, y se come para que se recuerde que la vida de nuestros antepasados fue "sumergida" en lágrimas. En nuestro caso, sirvieron berros y perejil.
    • Jazeret es lechuga amarga que tampoco comimos.
  • Afikoman
  • Urjatz: lavados de manos
  • Shulján Orej: el banquete en sí
  • Birkat Hamazón (Bendición final)
La celebración tradicional consta de 18 partes, las cuales explico a continuación tal y como las hicimos y que son un poco diferentes a las que menciona Wikipedia:

1. Bienvenida- con un canto
2. Explicación de cómo se prepara la casa y la mesa para la celebración. Nos explicaron que los judíos utilizan una vajilla especial para este día.
3. Encendido de velas y canto.
4. Brindis de "santificación". En cada brindis debe tomarse todo el vaso de vino/jugo de uva.
5.  Karpás, comimos hierbas verdes (berro y perejil) remojadas en agua salada.
6.  Matzá, presentar pan sin levadura y partirlo (Iajatz). Normalmente se ponen 3 panes en servilletas que representan a Abraham, Isaac y Jacob, el del medio se parte por la mitad y una mitad se guarda para el final de la cena.
7.  Maguid, relato de la historia de Pésaj, sobre la liberación del pueblo de Israel
8.  Brindis de "liberación"
9.  Maror, comimos hierba amarga (rábano amargo) con matzá.
10. Bendición del pan.
11. Comer "Jaroset", el puré de manzana con canela.
12. Comer "Beitzá", el huevo cocido.
13. Afikomen, se reparte la mitad del pan que se había guardado al principio. Normalmente en esta parte se sirve la cena, cosa que nosotros hicimos hasta el final del ritual(punto #17).
14. Brindis de "salvación"
15. Shulján Orej, preparación de la mesa y canto. Se abre la puerta del salón para que entre Elías a quien se le tiene puesto un lugar en la mesa.
16. Clausura del "Séder"
       Brindis de la "aceptación"
       Halel, se recitan las alabanzas del Halel
17. Cena - no comimos cordero como lo indica la tradición, sino carne de pollo y ternero.
18. Canto final.

Fue una cena larga (casi dos horas) e interesante,  llena de simbolismos y elementos desconocidos para mí. Lo único que conocía era lo que vemos y recitamos normalmente en la misa,  el sacerdote se lava las manos, parte el pan (la comunión) y lo reparte. Además de que el padre toma el vino y en algunas ocasiones también lo reparte con los asistentes.

Recordar lo que hizo Jesús en un día como hoy hace casi 2000 años fue muy conmovedor. Los judíos lo siguen haciendo porque ellos esperan aún al Mesías y nosotros representamos un pedacito en cada misa. Les comparto todo a detalle para que al menos por medio de este escrito conozcan en que consistió la "última cena" de Jesús, pocas horas antes de empezar su agonía.

Mañana asistiremos al Via Crucis y si es algo que valga la pena explicar y escribir, se los compartiré por aquí. De todas formas les deseo unas felices pascuas y que aprovechen estos días de reflexión y fiesta para pasarlos con la familia.


abril 16, 2014

¿Qué se hereda?

Siempre me ha interesado la genética, y desde que soy mamá me encanta ver y reflexionar en cada característica, sea física o de personalidad, que mis hijas han heredado de mí, del papá, de los abuelos o de algún otro familiar, cercano o lejano.

Mis dos hijas nacieron con los ojos claros e incluso en su primer pasaporte (con 3 meses de edad) dice que tienen los ojos azules. Pero con el tiempo les cambiaron de color a pesar de que su papá los tiene azules y mi abuela paterna y otros familiares míos los tenían azules también. En fin, la mayor se quedó con ojos café claro que al igual que mi papá toma tonalidades verdosas o grises dependiendo de la ropa que traen puesta. La menor los tiene casi negros, aún mas oscuros que yo.

De piel, ambas tienen piel clara pero no tan blanca como la mía. Y curiosamente al asolearse, no se ponen rojas como camarones, cosa que nos pasa a mí y a mi marido, sino que toman un color café tostado muy bonito: seguro de algún gen de la familia mexicana :)

A veces pienso que las cosas malas o negativas siempre se heredan... talvez no sea así, sino que más bien nos percatamos más de esos detalles físicos o de personalidad que no son tan lindos y que se pasan de una generación a otra. Me refiero a cosas como una nariz chata o puntiaguda, algún lunar en un lugar inadecuado u orejas grandes.

Y en ese tipo de cosas, mi hija menor ha heredado dos cositas no muy buenas que digamos. Para empezar, tiene el mismo problema dental que yo. Apenas tiene 7 años y ya le han tenido que sacar todos sus dientes de leche porque los definitivos le salen atrás, igualito que a mí! Usé frenos más de 10 años de mi vida y no me quedaron perfectos, incluso las muelas me las tuvieron que extraer y con dificultad. La ortodoncista opina que Catalina tendrá los mismos problemas que yo, además de una mala mordida, heredada de ambos padres!

En cuestión de dientes, la mayor heredó los dientes incisivos de arriba de mi mamá, con una pequeña separación entre ellos. Y al parecer no requerirá frenos pues hasta ahora le van saliendo derechitos y los de leche se le han caído a su tiempo. Aunque la mandíbula no la tiene perfecta, de nuevo por la herencia de ambos padres :(

Y volviendo a lo no tan bueno que se hereda, cuando la pequeña nació, vi que tendría mucho pelo y no me refiero al cabello de la cabeza, sino al vello en todo el cuerpo :( A sus 7 años tiene muchísimo más vello que yo en piernas y brazos, además de ser muy oscuro. Yo nunca tuve problemas con depilarme o cosas similares, pues tengo muy poquito vello y rubio, así que tendré que aprender para ayudar a mi pequeña con esos menesteres. Ese gen peludo viene de la familia mexicana, no diré de cuál específicamente, pero definitivamente a pesar de no presentarlo yo, se pasó a la siguiente generación. Cejas pobladas, pestañas largas y oscuras, bigote, nacimiento del cabello a media frente y vello abundante en todo el cuerpo son caracterísiticas que mi hija heredó y que no la identifican precisamente como alemana :)

El cabello de la mayor es más claro pero no rubio, además de grueso y liso. La menor lo tiene delgadito y café oscuro como el mío, además de ser un poco ondulado. Ambas tienen narices pequeñas y bonitas, al menos no heredaron mi nariz chata ni mi tabique desviado :)

Mucha gente dice que la mayor se parece a mi mamá, pero aquí en Alemania dicen también que se parece a su papá, mientras que la pequeña se parece a mí. Yo sólo sonrío cuando oigo ese tipo de comentarios porque como diría mi abuela "cada quién ve con sus ojos" y casi siempre, por una característica particular (ojos oscuros, piel clara) sacan el parecido completo a tal o cual miembro de la familia, cuando realmente son una combinación de aquí y de allá!

Por otro lado, es interesante observar también las características de personalidad que se heredan. En muchas ocasiones ambas se me figuran a mis dos hermanos, la mayor introvertida y seria mientras que la pequeña se parece más al padrino (mi hermano menor), inquieta, picarona y ocurrente! Aunque también tienen mucho de su papá, la mayor sacó el orden de él, y la menor su habilidad para armar y construir.

A la hora de hacer las tareas, son dedicadas y no tienen grandes problemas. La menor es un poco más desordenada (como el padrino?) pero tiene letra más bonita, mientras que la mayor es muy buena para los números (como tito?) y le encanta dibujar (como a mí?).


Y así podría seguir escribiendo sobre cada detalle de su físico y su personalidad, pero en resumen queda claro que tienen un poco de los genes mexicanos y otro tanto de los genes alemanes, resultando en una mezcla maravillosa que hacen de mis dos hijas, dos personitas únicas e irrepetibles. Cada una con sus características específicas y lo más importante, con amor a México y Alemania por igual! Como le explicaba a mi hija mayor justamente ayer: "la mitad de tu sangre es mexicana, y la otra mitad es alemana", así que no puede decir que es más o menos de cierta nacionalidad sino que las dos son tan mexicanas como alemanas, por sangre y por amor!

No importa si físicamente parecen más mexicanas o si por el idioma dominante parecen más alemanas, tanto en papel como en corazón son mexicanoalemanas :) Y así será siempre!

enero 31, 2014

Un punto de encuentro muy internacional

Hace justo 6 años que me armé de valor y asistí por primera vez al desayuno internacional de Steinkirchen. Digo que me armé de valor, porque tenía a las dos princesas de 3 y 1 año respectivamente y después de muchos meses de ver el anuncio del desayuno, me decidí a asistir y ver si eran sólo "turcas" las asistentes o había mujeres de otras nacionalidades.

Cual no sería mi sorpresa cuando conocí a la organizadora, Susanne una alemana de cincuenta y tantos años, muy abierta y dedicada en cuerpo y alma a las migrantes que llegan a "Altes Land"... una región agrícola muy cerrada y conservadora. Además de Susanne, estaban más de 20 mujeres de muchos países del mundo platicando y desayunando como si se conocieran de toda la vida.

Con Susanne
Desde ese día, decidí hacer del desayuno internacional, una cita mensual en mi calendario con amigas y conocidas de todo el mundo. Pocas veces he faltado y a 6 años de asistir cada mes, ya soy una veterana que conoce a muchas de las asistentes pero que sigue conociendo a las "nuevas".

La idea de Susanne nació hace 10 años cuando a través de su mejor amiga Lolla (egipcia) se dio cuenta de lo difícil que era para una extranjera hacer amistad con los alemanes y de lo importante que era que conociera a otras personas con sus mismas inquietudes y problemas. Primero se empezaron a reunir en su casa y al llegar a una veintena, decidió pedir permiso en un salón comunitario para las reuniones mensuales.

Qué rico!
Se fue pasando la voz, y hoy en día el "Desayuno Internacional" es una institución con página de internet, posters y video en televisión. Además este desayuno fue base para que otras ciudades copiaran la idea y se instituyeran "puntos de encuentro" para migrantes de todo el mundo.

Cabe aclarar que no sólo somos extranjeras, también hay muchas alemanas interesadas en las distintas culturas del mundo que aprovechan cada reunión para conocer mujeres interesantes y probar platillos internacionales.
Porque la idea del desayuno es que cada persona lleve algo para compartir, y lo ideal es que se lleve algo típico del país de uno. El buffet siempre es distinto, colorido y muy sabroso!

Entre mis mejores amigas del desayuno esta una rusa, unas filipinas, un par de africanas, otro par de alemanas y las latinas! Como toda amistad, ya no sólo nos vemos en el desayuno de cada mes, sino que vamos al cine juntas, nos reunimos para los cumpleaños, organizamos días de campo y participamos en el "día internacional de la mujer" o en otros eventos similares.
Viva la amistad!
Doy gracias a Dios y a mi buena suerte de haber puesto a Susanne en mi camino, ya que nunca me he sentido sola en esta pequeña ciudad, y he conocido gente maravillosa que ha hecho de mi vida en Alemania una aventura "multi-culti". Hace unos meses vi unos cortos de una película mexicano-alemana que se llama "Guten Tag, Ramón" y ahí se ve como una señora ayuda a Ramón a salir adelante cuando se le presentan muchos problemas en Alemania y la llama su ángel de la guarda. Susanne es mi ángel y espero que todos los que llegan a un país nuevo encuentren a su ángel, porque la vida da un giro positivo y facilita nuestra integración y adaptación! Lo digo por experiencia :)

noviembre 04, 2013

Inculcando mis tradiciones en tierras extranjeras...

Con nuestra reciente participación en un segmento de Plaza Sesamo Alemania donde se muestra la tradición mexicana del Día de los Muertos, surgió en diversos grupos de mexicanas el tema de cómo se inculcan las tradiciones de nuestro país de origen a los hijos cuando se vive en un país extranjero.
Definitivamente no es algo sencillo, pues se puede decir que nadamos en contra de la corriente. La televisión, los amigos, la escuela, los abuelos paternos y el entorno general muestran diariamente las tradiciones del país donde se vive, así que tratar de enseñar algo completamente desconocido y diferente, muchas veces cuesta trabajo, tiempo, dinero, esfuerzo y valor!

Mucha gente pregunta a los padres de hijos biculturales, si éstos son mas de X nacionalidad o de Y nacionalidad. En mi caso, si mis hijas son más mexicanas o más alemanas? Mi respuesta es: son tan mexicanas como alemanas, primeramente por sangre, y después porque aman a ambos países de igual manera. El hecho de que hablen español con acento extranjero, no coman dulces con chile y desconozcan las canciones o artistas mexicanos de moda, no las hace ser menos mexicanas. Así como el hecho de tener doble nacionalidad, no las hace menos alemanas.

A continuación les comparto lo que en mi experiencia personal ha servido para hacer de mis hijas ciudadanas mexicanas en toda la extensión de la palabra, aún y cuando viven en Alemania desde que nacieron. Creo que la mayoría de los puntos aplican para cualquier nacionalidad y cualquier país donde se encuentren.

Idioma... Desde que nació mi hija mayor, mi marido y yo decidimos que cada uno le hablaría en su idioma materno, y así ha sido. No voy a decir que es fácil, e incluso mi suegra estaba en contra de tan terrible idea. Pero hace unos meses me confesó que esta feliz de que sus nietas hablen dos idiomas y está de acuerdo conmigo en que es el mejor regalo que les podemos hacer. Lo que dicen libros y expertos es que una vez elegido el idioma no debe mezclarse con otro, ni hablar en ciertas circunstancias uno y en otras otro. Y eso es lo más difícil! Yo les hablo siempre en español, así esten presentes abuelos, amigas o vecinos. Luego les traduzco a ellos lo que les dije a mis hijas en español. De hecho, mis hijas se ríen y me llaman la atención cuando se me sale alguna palabra en alemán con ellas ya que no estan acostumbradas a que me refiera en ese idioma hacia ellas.
Adicionalmente, trato de que vean documentales, películas o caricaturas en español ya sea en DVDs o recientemente en Youtube o internet. Es importante que escuchen el idioma de otras fuentes y si es posible de otras personas allegadas como amigos o conocidos latinos/españoles :)

Lectura... Y como para mí no sólo es importante que entiendan mi idioma materno, me he esforzado en que aprendan también a leer y escribir en español. Algunas personas me consideran bastante estricta porque además de la tarea de la escuela, les pongo a hacer una o dos hojitas de libros de español que me he traído de México. Y además, por la noche desde pequeñas siempre les leía en español, cosa que con el tiempo ha ido desapareciendo ya que ahora ellas mismas leen libros en español antes de dormir. 
Eso ya es cuestión de cada quien, pero hasta ahora las niñas no han sufrido ningún trauma y les gusta leer y escribir en español. De hecho en nuestra recientes vacaciones a México vieron las ventajas que tiene el poder hacerlo.

Fiestas... Hay muchas fiestas de nuestro país que no se celebran en Alemania, como por ejemplo el día de la independencia mexicana, el día de muertos, o las fiestas de cumpleaños con piñata. Desde que mis hijas eran pequeñas, he aprendido a hacer piñatas para que nunca falten en esa celebración tan importante para ellas. Las niñas alemanas han aprendido dicha tradición y esperan con ansia cada año la oportunidad de quebrarla y recoger sus dulces.
En cuanto a las fiestas nacionales, siempre he buscado lugares o grupos donde se puedan celebrar. Las embajadas y los círculos mexicanos buscan conservar nuestras tradiciones en diferentes partes del mundo, y Hamburgo no es la excepción. Así que si no hay fiesta programada o no encuentro lugar donde festejar, yo mismo me organizo con un grupo de amigas para hechar el grito, comer tamales el día de la Candelaria, o rosca de reyes el 6 de enero.

Altar de muertos en Hamburgo
Comida... La comida es un elemento primordial en nuestra vida en el extranjero y creo que no soy la única que ha cargado en las maletas latas de frijoles, tortillas, chiles, dulces típicos, y hasta mole para no extrañar nuestros sabores mexicanos. Poco a poco traigo menos productos de México, ya que gracias al internet es más fácil conseguirlos frescos aquí mismo. 
Si le preguntan a mis hijas cual es su comida favorita, dirán que los frijoles con huevo, las tortillas de harina y las tostadas. Desde pequeñas incluí estos alimentos en su dieta y es fecha en que ellas mismas los piden para comer o cenar. Claro que cada semana tengo que hacer yo misma las tortillas de harina y poner a cocer frijoles con la receta de mi madre. Pero no importa, ya que es una bendición que mis hijas saboreen estos alimentos y estén orgullosas de sus raíces mexicanas.

Costumbres... Creo que este es uno de los temas más difíciles, porque como nosotras mismas no crecimos en el país donde vivimos ahora es difícil conocer las costumbres que debemos inculcar a nuestros hijos para que sean incluídos en la sociedad.
Algunas costumbres que hay en casa y que no se acostumbran en casas tradicionalmente alemanas son por ejemplo: bañarse todos los días, rezar antes de acostarse, comerse todo y levantar los platos a la hora de la comida, andar con zapatos en toda la casa, usar aretes desde bebés, etc. Y algunas tradiciones que hemos tenido que adoptar son: no celebrar el cumpleaños antes del mero día, quitarse los zapatos en otras casas al entrar, llevar flores cuando me invitan a un desayuno o merienda, cenar a las siete de la noche, etc. 
La lista es interminable y ya depende de cada quien adoptar o preservar las costumbres de uno o de otro país, o incluso modificar algunas de nuestro país para que queden mejor en el país donde se vive. La creatividad no tiene límites :)

Música... Desde que mis hijas eran bebés les ponía los discos de Cri Cri, luego escucharon a Tatiana y a Parchís. Y actualmente no tienen discos de cantantes mexicanos de su edad, pero a veces escuchamos la radio en Internet o escuchen canciones en español en la radio alemana. Junto con la música obviamente viene el baile, y para mí es muy importante que tengan un poco de ritmo a la hora de bailar así que como buena mexicana nunca falta en casa alguna canción de salsa, mariachi, Shakira o de cantantes populares de mis tiempos.
Sobretodo en Navidad no puede faltar escuchar nuestros lindos villancicos a todas horas y ya van dos ocasiones que mi hija mayor canta "Vamos Pastores" en un mercado de Navidad cerca de casa.

Contacto... Diariamente doy gracias a Dios por el avance que ha tenido la tecnología y que nos permite estar en contacto real con nuestros familiares y amigos en México. Desde que existe el Skype, prácticamente hablamos dos a tres veces por semana en vivo con los abuelos maternos. Y ahora con el FaceTime, he tenido la oportunidad de compartir con mis padres cuando mis hijas tienen algún recital o presentación de baile. Mis hijas preguntan por sus abuelos, tíos y primos muy a menudo y gracias a la tecnología podemos estar cada día más en contacto.
Lo mejor sería viajar tantas veces fuera posible a mi país, pero desgraciadamente los costos cada vez son mayores y será más difícil hacerlo tan a menudo. Así que hay que buscar otras posibilidades para mantener el contacto con nuestras raíces y nuestra familia aunque sea virtual :)

Mis padres en Skype TV

Religión... Nací y crecí como católica, me casé como católica y estoy educando mis hijas en la misma religión a pesar de que mi marido no lo es. Para mí la religión es parte de mi cultura mexicana, y como católica me he comprometido a transmitir ese amor a la Guadalupana, al niño Dios, y a la santa misa (aunque aquí sea muy aburrida). Desde pequeñas, mis hijas rezan un padre nuestro, un ave maría y al Angelito de la guarda antes de dormir y bendecimos los alimentos antes de comer. Ambas tienen sus medallitas de la Guadalupana y la recordamos de forma especial el 12 de diciembre. 
El año pasado participamos en un calendario de adviento viviente y elegí el día 12. Como actividad cantamos la Guadalupana, a los asistentes les regalé estampitas con la historia de la Virgen y comimos galletitas y ponche a la mexicana.

Refranes, dichos y malas palabras... Como buena mexicana se me salen los dichos y frases de mi mamá o abuela muy a menudo. O no pueden faltar las malas palabras cuando me sacan de quicio o me pasa algo inesperado. Y claro está que mis hijas copian todo lo que escuchan y de repente se les sale alguna palabrota, pero con acento alemán ;)

Decoración, vestidos y accesorios... En una ocasión una alemana me dijo que mi casa no parecía mexicana y me dio mucha risa su comentario. Supongo que esperaba que las paredes estuvieran pintadas de rosa mexicano, tuviera murales como los de Diego Rivera o por lo menos pareciera museo de arte mexicano. Y lamento decepcionar a quien espere eso ya que no es por falta de ganas, sino de espacio en las maletas y presupuesto. En cada viaje a México traigo las maletas repletas de cosas que no consigo aquí, desde mariachis de barro, vestidos típicos y CDs de música mexicana, pero jamás podré tener una casa de cantera, con vitrales de colores y llena de artículos autóctonos.
Mis hijas al igual que yo se visten de china poblana, yucatecas, norteñas o de índigenas sin ningún problema. Vestimos con orgullo cualquier traje regional mexicano y modelamos si es necesario :)
Y cuando la ocasión no amerita vestirse de pies a cabeza de mexicana, mínimo me pongo mis collares oaxaqueños, o de conchas o de jarritos de barro. Bandas para el pelo, cintos bordados, sandalias pintadas a mano, bolsas con monitos de Oaxaca, rebozos de colores vivos y ropa "normal" colorida llenan nuestros armarios para mostrar nuestros orígenes en eventos internacionales, desayunos, reuniones o fiestas.   

De chinas poblanas
Otros... Además, en cuanta oportunidad hay de mostrar nuestra cultura mexicana me apunto y mis hijas me siguen la corriente. Así fue como organizamos, bailamos y cantamos en los días de México el verano pasado en la escuela primaria de mis hijas, desfilamos con trajes típicos el día internacional de la mujer el año pasado y salimos en la tele explicando la fiesta de día de muertos.

Todo lo anterior lo he ido aprendiendo sobre la marcha, pero también tengo que agradecer a algunas amigas mexicanas que me han dado consejo o ideas para inculcar de forma sencilla mis tradiciones mexicanas en tierras lejanas. Además, tengo que agradecer a mis padres que en cada visita también llenan sus maletas de mis antojos y deseos y sobretodo mi mamá que anda en cuanto mercado conoce para conseguirme auténticas obras de arte para poder presumir a los alemanes.
 
No hay un libro que nos diga como inculcar nuestras tradiciones, pero creo que nuestro corazón mexicano nos va ilustrando de una forma o de otra la mejor manera. Ojalá todos fueran embajadores de sus costumbres, idiomas y tradiciones en cualquier tierra a donde llegasen, y ojalá todos respetaramos y valoraramos a dichos embajadores en nuestra tierra. El mundo sería muy feliz sin discriminaciones, burlas ni racismo y sería mucho más rico por su diversidad compartida.

No olvidemos nunca nuestras raíces y nunca sintamos pena o miedo de inculcarlas a nuestros hijos. En más de una ocasión he conocido a personas que reclaman a sus madres de que no les hablasen en su idioma materno y ahora tienen que asistir a cursos para aprenderlo, y otras veces he visto con tristeza como algunas mujeres reniegan o se avergüenzan de sus orígenes. Qué pena!

La vida ha sido el mejor regalo que hemos podido dar a nuestros hijos y que mejor que aderezarla con nuestro toque personal y mexicano. Que la vida les sea plena y divertida, colorida y bicultural, llena de lindos momentos con tradiciones y costumbres que ellos mismos disfruten y puedan transmitir a las próximas generaciones. Yo nunca dejaré de ser mexicana y es mi deseo que mis hijas sean tan o más mexicanas que yo! ASI SEA!

Y viva México!

octubre 28, 2013

Una gran desventaja

El casarse con un extranjero puede tener ventajas o desventajas, depende de cómo se vea. Hace unos días leí en Facebook un artículo de otra migrante como yo, que vive en Alemania pero ella procede de Estados Unidos que describe en un corto listado 10 razones por las cuales no se debe uno casar con un extranjero.
Algunas de ellas parecen un problema o una desventaja... por ejemplo, el hecho de no tener vacaciones, ya que se debe visitar a la familia en cada oportunidad que se tiene. En un matrimonio bicultural casi siempre una de las personas deja a su familia (padres, hermanos, etc.) en su país de origen, pero hay otros casos en los que ambos son extranjeros en el país en el que viven. Situación que agrega mas desventajas o problemas a la lista antes mencionada.
Entre los problemas que menciona esa blogera, son los costos de viajar para visitar a la familia, el idioma, malentendidos culturales, o tener a los abuelos lejos. Es obvio en un matrimonio bicultural que habrá diferencias culturales, sociales e incluso religiosas. Sobra decir que la comida es diferente, las costumbres o tradiciones serán diferentes, el tipo de vida, el trabajo que uno pueda conseguir, TODO en pocas palabras podría llegar a ser completamente diferente a lo ya conocido.

Pero lo que pocas personas mencionan, y que yo he llegado a considerar como una gran desventaja al casarse con un extranjero es la falta de recuerdos en común. A qué me refiero con esto?
Obviamente no me refiero a los recuerdos familiares, o de cumpleaños o de las vacaciones de juventud.   Esos en cada pareja,  sean de la misma nacionallidad o no siempre son diferentes.

Me refiero más bien a los recuerdos de música, programas de televisión o artículos usados en nuestra infancia o juventud. A revistas o cómics que leíamos de niños, a bandas o grupos musicales que seguíamos de jóvenes, a juguetes o alimentos que marcaron nuestra infancia, a anuncios de marcas que nos hacían reír a carcajadas.

Mi marido alemán y yo mexicana sólo coincidimos en conocer caricaturas internacionales como la abeja Maya, la pantera rosa, o los picapiedra. De grupos musicales, prácticamente él no conoce ninguno de los que yo de joven o niña escuché. No puedo comentar sobre Parchís, Menudo, Enrique y Ana, Flans, Pandora o Luis Miguel porque prácticamente son desconocidos para mi marido. De igual forma la música que él escuchaba de niño o los grupos musicales que seguía de joven son para mí un total misterio.

Y no se trata sólo de poner un disco de Magneto y escucharlo juntos para que él conozca de lo que hablo. Sino más bien de todos los sentimientos y recuerdos que vienen a mi mente cada vez que escucho una canción de mi grupo infantil favorito. Y ni qué decir de las películas de Pedro Infante o Sara García, porque ni por dónde empezar.

Gracias al Internet, hoy en día es común encontrarse con fotos o vídeos del pasado, y desgraciadamente son cosas que no se pueden compartir con esa persona que elegimos como pareja ya que ésta desconoce lo que significó en su tiempo para la otra persona. Mi esposo se desespera cuando me pregunta si conozco a tal o cual locutor, actor o cantante alemán y le digo que no, pero es que para mí todos son completos desconocidos.

Para muchos les parecerá una exageración esta diferencia cultural, pero al paso de los años uno se da cuenta de lo importante que es recordar con amigos o conocidos sobre los años de infancia y juventud. Así que no queda más remedio que recordar esos vídeos, canciones, o caricaturas cuando nos reunimos con gente de nuestras propia tierra.

Con amigas latinas o incluso en grupos de mexicanas en Facebook, es divertido ver los anuncios que causaron furor en los 80s,  ver fotografías de dulces o pastelillos que comíamos en el recreo y mejor aún, ver los vídeos de aquellos jovencitos que nos hicieron suspirar en nuestra adolescencia.

Así que si alguien está por casarse con un extranjero considere esta pequeña diferencia cultural ya que cuando viejos no podrán recordar juntos todo eso que de niños les hizo llorar o reír.

De todas formas, viva el Multi-culti!!!

julio 30, 2013

Xcaret, paraíso mexicano

Hace muchos años conocí Xcaret, pero no me pregunten detalles porque no me acuerdo de mucho. Sólo sé que estaba en la Riviera Maya, que se podía nadar con delfines y recorrer ríos subterráneos. Así que para recordarlo bien decidimos visitarlo en nuestro viaje a la Península de Yucatán este verano.

Hoy en día, no sólo existe Xcaret, sino muchos otros parques con diferentes temas a lo largo de la Riviera Maya. Está por ejemplo Xplor que es más para aventureros que les gusta andar entre tirolesas, canoas y hacer deportes extremos. O Xel-ha, que es como un acuario gigante y natural donde se puede bucear y hacer snorkel. Además hay muchos delfinarios, parques con cenotes y tirolesas, y otros lugares con atracciones a lo largo de la carretera entre Cancún y Tulum.

Nos decidimos por Xcaret por las niñas, pues todavía son pequeñas y no disfrutarían de las tirolesas ni del buceo. El precio ronda los 80 dólares por adulto y la mitad para niños, así que es como ir a Disneylandia y se recomienda ir todo el día para que costee.
Mucha gente me había recomendado ver el show de noche y dado que el calor y las caminatas en el parque cansarían a las niñas, decidimos entrar al parque por la tarde (un poco mas barato) para que las niñas rindieran para el show que comenzaba a las 7 de la noche.

Por casualidad o destino, la fecha coincidió con mi cumpleaños #40 y mis papás nos acompañaron. Ya estando ahí y viendo el mapa del parque y la promoción de pagar el 2do día a la mitad de precio, decidimos comprar el boleto para dos días. Y nuevamente por casualidad o destino, nuestra 2da visita coincidió con el cumpleaños #7 de Catalina.

Así que ambos cumpleaños los pasamos en un lugar paradisiaco, muy mexicano, lleno de color, vegetación, animales, playa, arena y sol! Fue mucho mejor de lo que esperaba y lo recomiendo ampliamente, no sólo para los turistas extranjeros sino también para los mexicanos.

Xcaret es un parque temático de 80 hectáreas, así que la idea de visitarlo en dos días no fue nada mala, porque en un día no se acanza a ver/hacer todo. Qué hay en el parque? Pues muchísimas cosas, como por ejemplo:
- Animales: Flamingos, tortugas marinas, guacamayas, jaguares, tapires, manatíes, murciélagos, venados, cocodrilos, mantarayas, monos araña,
- Mariposario, el primero en México.
- Acuario de arrecifes de coral que exhibe la biodiversidad de los jardines multicolores submarinos del Caribe mexicano.
- Ruinas ya que fue un importante asentamiento poblacional maya.
- Delfines, con los cuales se puede nadar pagando extra. Lo mismo con mantarrayas y tiburones.
-  Ríos Subterráneos, donde se puede nadar a lo largo y ancho del parque.
- Restaurantes, algunos de ellos con buffet y otros a la carta. La mayoría con comida mexicana.
- Playas y albercas naturales.
- Criadero de fauna regional
- Torre escénica giratoria
- Granja de hongos comestibles
- Museo viviente de orquídeas y bromelias
- Cava "Vino de México"
- Spa- con masajes y temascal.
- Tour de snorkel - con costo extra.

Pero lo que más me gustó es que una de las actividades principales del parque es la promoción de la riqueza cultural de México, por lo que a lo largo del día se presentan diversos espectáculos como:
- Los voladores de Papapntla, que lo presentan 3 o 4 veces al día.
- Escaramuza
- Bailables folclóricos
-  Rituales mayas
- y el show de la noche llamado "México espectacular" que es simplemente maravilloso!  El show esta dividido en dos partes, la primera es un recorrido por la historia de México y la segunda muestra lo más destacado del folclore mexicano. El show cuenta con más de 300 artistas en escena y dura casi dos horas.

Además por todo el parque hay rincones muy mexicanos como capillas, iglesias, un cementerio, la virgen de Guadalupe entre magueyes, una hacienda henequenera,  un pueblito maya, un taller de chocolate y café, y un vitral que muestra la diversidad de flora y fauna de México.

En dos días prácticamente vimos todo, aunque no hicimos todas las actividades por falta de tiempo o presupuesto. No nadamos con delfines ni en los ríos subterráneos, pero de ahí en fuera asistimos a casi todos los shows, nos bañamos en la playa, comimos delicioso y recorrimos todo el parque.

Fuera del desmayo de Victoria que conté en una entrada pasada, ambos días en Xcaret fueron perfectos! Y aunque me parece cara la entrada (considerando el nivel socio-económico del mexicano promedio) me reconforta pensar que parte de ese dinero se destina a la conservación de especies en extinción como la tortuga marina. 

El parque está al nivel de cualquier otro parque temático en el mundo. Está limpio, el servicio es de primera y te deja enamorado de México. Lo único que no me gustó es que no permite la entrada de alimentos ni bebidas, lo cual te obliga a consumir mucho en el parque, donde los precios son extremadamente altos. En la comida y los souvenirs lo justifico, pero no en botellas de agua y snacks. Será que ya me acostumbré a Alemania, donde en cualquier parque te permiten entrar con tu mochila o hielera sin ningún problema.

Si algún día visitas la Península de Yucatán, no dejes de visitar este hermoso paraíso mexicano, no te arrepentirás! Te lo aseguro! Y si eres un mexicano o mexicana viviendo en el extranjero como yo, no olvides los pañuelos porque en más de una ocasión te emocionarás hasta las lágrimas :) Viva México, si señor!