Mostrando las entradas con la etiqueta Familia. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Familia. Mostrar todas las entradas

febrero 17, 2015

Sesión de fotos!

Hace cuatro años escribí sobre la sesión de fotos que tuvimos en nuestro viaje a California, donde coincidimos todos en casa de mi hermano que vive allá. Fue una linda experiencia y pensé que la repetiríamos en dos años pero no fue así. Pasaron cuatro largos años para coincidir todos otra vez y no podía faltar una sesión de fotos para conmemorar la ocasión.

Esta vez fue en Monterrey, en el jardín de un amigo que es fotógrafo en sus tiempos libres. A diferencia de la última vez, ahora elegimos dos "outfits": uno formal y otro casual con camisetas impresas de colores diferentes por familia. Amarillo para los abuelos, rojo, turquesa y morado para cada una de las familias de hijos/nietos.

A pesar de ser invierno, el clima estuvo de maravilla y pudimos hacer las fotos afuera donde estaba fresco pero brillaba el solecito. Como la vez pasada, nos hicieron fotos en todas las combinaciones posibles: por familia, sólo nietos, sólo hermanos, abuelos con nietos, los 3 Homeros, las cuñadas, los abuelos solos, etc.

Igual que la sesión de fotos en California, fueron dos horas de diversión y convivencia! Todos de buen humor, riendo y a petición del fotógrafo que pedía cosquillas en cada foto, sobraron las carcajadas.

Una vez más, quedan las fotos para los portaretratos y los momentos compartidos en la memoria. Espero no pase tanto tiempo para la próxima vez. Aqui les comparto algunas de las fotos :)







P.D. Viva la Familia!!!

febrero 13, 2015

Cadena de favores

Desde hace mucho que quería escribir esta entrada pero no había tenido tiempo. Pero ayer sucedió algo en uno de mis cursos de español que me inspiró a hacerlo hoy.

Aquí les pongo este video que casualmente llegó a mi muro de Facebook y que muestra lo que es una cadena de favores, y que de hacerlo todos, seguramente este mundo sería más feliz:


Hace unos meses, construyeron una rotonda cerca de la entrada a nuestro "barrio". Para dicha construcción, cerraron un carril de la calle y pusieron unos semáforos temporales para controlar el tráfico, ya que un sólo carril era de ambos sentidos dependiendo del semáforo. Uno de los semáforos lo colocaron a escasos 200 metros del cruce con la calle que sale de nuestro barrio. Así que cada mañana que iba a la ciudad, había tráfico debido a la construcción y al semáforo.

Hice la prueba muchos días. Y la verdad es que me sorprendí que siempre me cedieron el paso en cuanto veían que me acercaba al cruce. SIEMPRE! Es decir, la gente que estaba esperando en el semáforo me veía venir por la izquierda y en cuanto cambiaba a verde, me hacían una seña para pasar. Este pequeño acto causó siempre dos cosas: una sonrisa en mi boca y las ganas de ceder el paso al primero que me lo pidiera. Y en ese entonces me dieron ganas de escribir sobre esos pequeños detalles que nos ponen de buen humor y nos invitan a repetir el detalle. Justo como se ve en el vídeo de arriba.

El tiempo pasó y ya terminaron la rotonda que estaban construyendo. En este período fui y vine a México y pude constatar que allá la gente sigue sin ceder el paso aún con la direccional prendida, y curiosamente el efecto es proporcionalmente inverso a cuando SI se cede el paso. La gente pita el cláxon, se dice maldiciones, reacciona violentamente, se acelera y hasta se puede ocasionar un accidente.  Un par de veces hice la prueba y el resultado siempre fue el mismo. "Ni para qué poner la direccional si no te dejan pasar. Métete a la brava." Y pues si, así funcionan las cosas. Qué pasaría si todos cedieran el paso cuándo se les pide, sonrieran y devolvieran el favor a la próxima vez?

En fin, lo qué pasó ayer en mi curso de español es algo relacionado a ésto de los favores y se los voy a contar porque realmente me hizo derramar algunas lágrimas.

Hace 3 semanas terminé mi curso de otoño-invierno y como es costumbre, preguntaron cuándo empezaba el siguiente. Les dije que el 12 de febrero continuábamos con el nivel A2, en el mismo libro. Una de mis alumnas (rusa, madre soltera y sin trabajo, que llamaré Anna) comentó que no podría continuar con el curso por cuestiones financieras pero que quería seguir en contacto con otros de los alumnos y que tal vez en septiembre se incorporaba de nuevo. Rápidamente preguntaron razones y en menos de 5 minutos el resto del grupo había tomado una decisión: pagarían entre todos su curso. Anna se negó y agradeció el detalle. Otra de las alumnas insistió y dijo que ella haría el depósito, que contara con eso y que no había más que discutir.

Hasta yo alcancé chocolates!
El 12 de febrero llegó y recibí la lista de mis alumnos. Estaban todos, incluyendo a Anna. Cuando llegué al salón ya estaban haciendo cuentas y antes de que llegara Anna, ya le habían pagado aprox. 20€ cada uno a la que hizo el depósito. La clase fue como siempre y al final, Anna nos entregó a cada uno una cajita con chocolates como agradecimiento. Ufff!!! Todavía me acuerdo y se me ponen los ojos llorosos. Eso señores y señoras, se llama solidaridad! Y cabe aclarar que todos mis alumnos a excepción de Anna, son alemanes.

Así que rompo una vez más esa idea de que los alemanes son fríos, secos, racistas y no sé que mas adjetivos negativos. Habrá sus excepciones como en todas partes, pero en mis 12 años viviendo en este país he aprendido que los alemanes son solidarios, honestos, caritativos y muy buenos amigos.
Y lo que hicieron mis alumnos por su compañera de curso lo demuestra.

Cuando vea la película "Guten Tag, Ramón" escribiré sobre otros ángeles alemanes que me he topado en mi camino de adaptación e integración y que merecen una mención especial en este blog. Porqué aunque no lo crean, hay muuuuchas Sras. Ruth en este país.

Así que a poner en práctica esto de la cadena de favores. Ya sea cediendo el paso, ayudando a alguien a cruzar la calle, visitando a un enfermo, regalando juguetes a asociaciones civiles, etc etc. Hay miles de formas, pequeñas y grandes que seguramente brindarán sonrisas y momentos agradables a muchos!

febrero 05, 2015

Resúmen del 2014

Al estar guardando las entradas que escribí en el 2014 en mi archivo de Word para su posterior impresión, me di cuenta que no había escrito nada relacionado al fin de año, ni a lo sucedido en el año, ni los planes para el año nuevo.
Así que aunque ya estemos en febrero, no dejaré pasar la oportunidad de escribir un poco de lo que pasó el año pasado y sobretodo lo que tengo pensado hacer este año que pinta muy movidito.

Digamos que el 2014 no fue mi mejor año, y al hacer un balance creo que tuvo más cosas negativas que positivas, pero tampoco tantas como para decir que fue un mal año.

Empecemos con lo bueno del 2014...
- la preparación del catecismo terminó con la primera comunión de nuestras hijas y la celebraron con una fiesta muy linda
- para tal ocasión, vinieron mis papás de México y pasaron aquí poco menos de 6 semanas
- paseamos, disfrutamos y conocimos algunos lugares cerca y ellos hicieron un crucero por el mar Báltico
- y hablando de cruceros, las niñas disfrutaron su primer experiencia en barco con mis suegros en abril y conocieron algunas ciudades de Noruega
- Alemania ganó el mundial de fútbol
- en otoño, viajé con las niñas a Paris para visitar Disneylandia
- y por último, en diciembre protagonizamos la sorpresa del año, llegando a Monterrey para celebrar navidad y fin de año con la familia

lo no tan bueno...
- fue el reajuste en la empresa de Tom, con lo que se quedó sin trabajo
- y después de algunos meses de trabajar con un amigo, empezó la búsqueda que se alargó a 7 meses
- fueron 7 meses de estrés, tensión y preocupación :(
- en agosto me quitaron la matriz como ya estaba previsto, y no estaría en la lista de cosas negativas si todo hubiera salido bien. Pero me llevé el susto del año, al presentar una hemorragia interna que me puso al borde de la muerte y tuvieron que operarme de emergencia para arreglar el desperfecto ;)
- y gracias a Dios después de una lenta recuperación, ya estoy como nueva y es por eso que el 2015 pinta movidito!



Empezamos el año en Monterrey y eso es un gran comienzo! Con la familia, dando y recibiendo abrazos, y deseando lo mejor a los que más quiero es la forma más maravillosa de empezar un año. Y estoy segura que el 2015 será un año lleno de sorpresas, logros y aventuras!

Para empezar, tomaré un curso de alemán avanzado para obtener mi certificado B2 en verano. No es necesario para mis objetivos, pero me dará seguridad y reforzará mi alemán. La idea es buscar y encontrar trabajo en mi área (informática) en un par de años y éste es el primer paso.

De vacaciones, mis hijas se van de crucero nuevamente con mis suegros en agosto. Conocerán un nuevo barco y ciudades en Suecia. Aprovechando la ocasión, talvez Tom y yo nos escapemos a alguna playa en esos días. Además, tenemos pensado viajar en coche a Italia en julio. Y en mayo, las niñas se van a su primer campamento largo (4 noches) con su grupo de scouts.

En septiembre nuestra hija mayor entrará a la secundaria (5to año) y seguro habrá muchos cambios en nuestras rutinas.  Por otro lado, a partir de abril tendremos algunas actividades de planeación y preparación para el cambio de escuela.

En la parte laboral Tom sigue conociendo a sus colegas y preparando proyectos, que incluirá viajes cortos durante las fases de planeación e implementación. Por mi lado, sigo dando clases de español y comenzaré poco a poco a buscar otro tipo de trabajo.

Así que a echarle ganas al nuevo año y que esté lleno de bendiciones, retos, alegrías y sobre todo de mucha SALUD! 

enero 27, 2015

Mi niña esta dejando de serlo

Soy una madre feliz, plena y orgullosa de sus dos retoños. Desde el primer embarazo, he tratado de disfrutar cada etapa al máximo. Los dos embarazos con apenas 18 meses de diferencia entre ellos fueron bellos, sin náuseas y bien llevados. Aún en los tiempos difíciles cuando hubo complicaciones o riesgos, puse buena cara y nunca perdí la fe y la esperanza de que todo saldría bien.

Las niñas nacieron sanas y fuertes y al haber dejado de trabajar, tuve la oportunidad de dedicarme al 100% a ellas. Disfruté sus primeros pasos, sus primeras palabras y sus primeras travesuras, fotografié o grabé cada momento que consideré importante y los días de bebé se fueron volando, así como los 3 años del jardín de niños.

Al entrar a la primaria, empecé a dedicar más tiempo a dar clases de español, cursos y vida social, pero siempre respetando el tiempo que mis hijas me necesitan para ayudarlas en las tareas, llevarlas a sus clases extra-escolares y comer y cenar con ellas. Seguí mi afición de fotografiarlas y escribo cuanto puedo sobre sus travesuras, desarrollo, logros y pasatiempos para no olvidar los detalles importantes (por aquello de mi mala memoria).

La mayor cumplirá 10 años en menos de dos meses y hace unos días me confió un malestar que tenía en sus pechos. De momento me asusté, pero gracias al Dr. Google supe que se trataba del primer síntoma de la adolescencia: tenarca o botón mamario.

Auxilio!!! En qué momento mi bebé creció? Acaso dejará la infancia pronto? No puedo creer que en un abrir y cerrar de ojos mi niña deje de serlo!


----
Continúo esta entrada dos semanas después del cumpleaños #10 de Victoria, quien ya se considera adolescente. En realidad es solo pre-adolescente y me estoy preparando para la llegada de la adolescencia y en "double pack", ya que seguramente la hermana menor le seguirá muy de cerca. 

Unos días antes de irnos a México, le entregaron sus primeros lentes ya que resultó con un poco de miopía. Y para nuestra sorpresa, Victoria salió muy responsable y solo se los quita para dormir. Incluso en las fotos familiares prefirió salir con ellos... Dice que ya son parte de ella.

La semana pasada fue la reunión "Eltern-Kind-Gespräch" en la escuela, que consistió en una reunión con los maestros como las que conozco desde hace 4 años y que se realizan cada semestre. La diferencia esta vez, es que el hijo o hija en cuestión también participa en la reunión. Porqué? Pues porque se trata el tema de la escuela secundaria a la que deberá asistir a partir del próximo septiembre.

Para no perder la costumbre, los profesores (la de Alemán y el de Mate) insistieron en que Victoria participa poco pero que saben de su capacidad, así que la motivaron a despertar ese "temperamento mexicano (???)" y mostrar todo lo que sabe en clase. A pesar de su poca participación le otorgaron la recomendación de "Gymnasium", ya que esperan que en estos 6 meses muestre mayor interés en la participación oral y confían en que sabrá defenderse en la secundaria donde conviven cerca de 1000 estudiantes entre 10 y 20 años.

A la secundaria tendrá que irse en autobús con sus amiguitas, el horario variará considerablemente y tendrá muchas más clases de las que tiene ahora. Serán grandes cambios que se unirán a los cambios físicos y emocionales que la adolescencia le causará. Pero aquí estaré yo para apoyarla, animarla y motivarla de tal forma que estos cambios no le afecten, sino por el contrario la conviertan en una adolescente segura de sí misma y feliz.

A seguir en este camino de mamá que voy haciendo día con día. Al menos con la segunda, el camino es conocido y podré reforzar mis aciertos y redireccionar mis errores. En esto de ser padres, se aprende haciendo (learning by doing), así que a continuar en esta nueva etapa entre adolescentes y secundaria!

enero 14, 2015

Vaya viajecito!

Hoy cumplimos una semana de haber llegado de México y realmente se nota que viajar con 40 no es lo mismo que con 30. Esta vez me ha costado mucho tiempo recuperarme del viaje de regreso, y no tanto por el jet lag, sino simplemente del cansancio. O será que el clima tan lluvioso ha agregado un elemento depresivo a la recuperación?

El viaje de ida también fue muy pesado, ya que aún con la noche que dormimos en el Distrito Federal, el despertarnos dos días seguidos a las 3 de la mañana hizo que el viaje fuera más cansado que de costumbre. Pero entre la emoción de ver a la familia, el clima templado y el plan de posadas y Navidad a la mexicana, hizo que nos olvidaramos de la fatiga y que sólo disfrutaramos del momento.

Viajar de Hamburgo a Monterrey siempre implica dos paradas, una en Europa y otra en América. O cuando volamos vía Nueva York, con dos conexiones en aeropuertos americanos. Sea cual sea la combinación, el viaje es muy pesado y dura aproximadamente 24 horas desde que salimos de una casa hasta que llegamos al destino final. Gracias a Dios las niñas ya están mas grandecitas y cooperan en los aeropuertos llevando su mochila y caminando por su cuenta. Ya no hay que llevar carreolas ni pañales, comen de todo lo que se ofrece en el avión o aeropuertos y siguen durmiendo bien en los vuelos largos.

Aún así, me sigo estresando por las conexiones, las maletas y los vecinos de vuelo. En esta ocasión, por aprovechar una oferta, compramos los boletos de Mexico a Monterrey por separado y nada más de pensar en que no llegaran las maletas a su destino se me fue el sueño más de una noche. De ida, tuvimos la mala suerte de coincidir con una madre que volaba con 4 hijos "talibanes", que no se ofenda nadie, pero realmente eran un caso nunca antes visto. Gritaban, peleaban y saltaban de un asiento a otro sin parar. Uno de ellos no pegó el ojo en las 11 horas de vuelo y a más de un pasajero estuvo a punto de darle un ataque de histeria. Soy bastante paciente, y mi marido más que yo... estamos acostumbrados a estos vuelos y a oír llantos de bebés o niños a ratos. Pero 11 horas de escándalo fue demasiado. Gracias al cielo las ventanas no se abren, porque poco falto para que nos lanzaramos por ellas.

Cada vez que tomo este tipo de vuelos admiro a mis padres que todavía tienen el ánimo de venir a visitarnos, considerando la aventura que implica llegar hasta aquí.  De regreso se me ocurrió la magnífica idea de visitar el Zócalo capitalino durante las horas de espera entre un vuelo y otro. Primera y última vez. Simplemente fue agregar estrés innecesario, más cansancio porque caminamos muchísimo y desfasar más los horarios de comida.

Además de todos los inconvenientes antes mencionados, el viajar a México es toda una inversión! Recuerdo que recién casada (e ilusa) soñaba con que iría a la madre patria cada año y pensaba que las mexicanas que no lo hacían eran desconsideradas y locas de remate. Ahora yo soy una de ellas. Mientras las niñas estaban pequeñas, pudimos hacer el esfuerzo y volar cada Diciembre a México, e incluso un par de veces volé sola para asistir a una boda o visitar a la familia. Hoy en día volar dos veces al año a México es impensable y con toda la familia hemos tenido períodos hasta de 3 años sin pisar tierras mexicanas.

Monterrey no es un paraíso turístico y nuestras parejas tienen que ser unos santos para gastar todos los días de sus vacaciones en visitar parientes, amigos, compañeros de escuela y más parientes en una ciudad que ni siquiera tiene playa. Los primeros años era novedad, y visitamos todos los lugares turísticos de la ciudad, pero después de 12 años de casados, ya no hay nada interesante y costear unas vacaciones adicionales en la playa más cercana no es nada barato.

Desde hace algunos años me he hecho a la idea que los viajes a México serán cada vez más esporádicos y ahora comprendo a amigas mexicanas que cuando recién llegué me decían "aprovecha mientras puedas viajar en temporada baja". Viajar en temporada alta y con más miembros en la familia consume gran parte de los ahorros del año, así que poco a poco se cambian los planes y se decide viajar a un destino más cercano y más adecuado para descansar.

Pasar Navidad en México era algo que no consideraba después de que nuestras hijas entraron a la escuela, y doy gracias a Dios por habernos permitido hacerlo el año pasado. Quién sabe cuando vuelva a repetirse. Tampoco hay planes de viajar a México a corto-mediano plazo en verano, así que ahora les toca a mis papás agarrar valor y planear el siguiente viajecito a Alemania para el 2016.

Espero poco a poco retormar energías y volver a la normalidad sin sentirme tan cansada. El domingo pasado, mis hijas y yo despertamos a las 12:30 del mediodía ante la mirada asustada de mi marido. Ni en mis años de adolescente recuerdo haber dormido hasta tan tarde, e incluso pensé que el reloj estaba descompuesto. Ya no estoy para esos viajecitos.... pero bueno, mejor ni me quejo porque mis papás no van a querer venir a visitarme :) Que Dios les conceda salud por muchos años para que lo sigan haciendo, verdad???


enero 08, 2015

Maratón Lupe- Reyes en Monterrey, MX

Como escribí en la entrada anterior, volamos a Monterrey el día 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe. De la casa salimos a las tres y media de la mañana para tomar el vuelo Hamburgo- Paris a las 6:20 am. Esperamos 5 horas en el aeropuerto francés para despegar nuevamente a la 1:40 de la tarde con destino a la capital mexicana. El vuelo se me hizo eterno, y despues de 12 largas horas aterrizamos en el D.F. Pasamos migración, recogimos maletas, nos tocó verde en aduanas y caminamos un poco mas para llegar al hotel del aeropuerto donde pasariamos esa noche.

Nos registramos, dejamos las maletas y cenamos en el mismo hotel. Estábamos medio muertos de cansancio pero teníamos que comer algo. A las 9:30 de la noche despues de un relajante baño, nos acostamos mientras escuchabamos matachines y fuegos artificiales por la ventana. Alguna peregrinación a la Virgencita cerraba nuestro día en la distancia y bendecía nuestro viaje, ya que hasta entonces todo marchaba de maravilla. Yo no pude dormir de la emoción de dar la sorpresa al día siguiente.

El 13 de diciembre volvimos a dejar el hotel de madrugada para tomar el vuelo de las 6 de la mañana a Monterrey. Todo salió como estaba planeado y mis padres recibieron la sorpresa del año o de su vida. Después de desayunar, nos fuimos al tec de Monterrey, donde se reunirian algunos de mis ex-compañeros de carrera a celebrar nuestro XX aniversario de graduación. Tuvimos una clase del recuerdo con un ex- profesor, tomamos mucha fotos y enseñé las instalaciones de mi alma mater a mi marido e hijas.

Por la tarde descansamos un poco, desempacamos algunas cosas y nos preparamos para el festejo de aniversario que se llevaría a cabo en un salón, con música y cena. No había tenido oportunidad de asistir a los aniversarios anteriores, así que me dio mucho gusto volver a coincidir con algunos de mis compañeros de carrera y sus parejas. Una velada inolvidable que cerró con la presencia de mariachi, lo mejor que podía pasar en mi primer día en mis ciudad natal. Maravilloso!

Imposible relatar cada una de las cosas que hicimos día a día, pero aquí menciono algunos de los "high lights" de nuestro viaje a Mi Monterrey:
- lugares turísticos : Fundidora, plazas comerciales, la Huasteca, Santiago, Kidzania donde celebramos el 10mo cumpleaños de Victoria
- restaurantes: Taquería Juárez, La Méjico, crepas La Bonne, diferentes restaurantes de mariscos, Sanborns Azulejos en el DF, el pollo loco...
- visitas familiares: el primer lunes visitamos a mis abuelos quienes tampoco sabían de nuestro viaje y que se emocionaron al vernos después de 5 años. Algunas de mis tías hicieron las tradicionales posadas antes de Navidad que incluyen cantar, rezar, cenar y convivir en familia.
- visita a la escuela federal que recibió el donativo de la escuela alemana donde estudian mis hijas
- viaje a Parras con la familia donde pasamos el fin de año
- sesión de fotos familiares
- shopping en McAllen, Texas
- XX aniversario de generación 
- cumpleaños de Victoria
- reunión de despedida con Rosca de Reyes

Justo el 6 de enero (día de los Reyes Magos) dejamos Monterrey. El plan era salir a las 7 de la mañana, pero por causa de niebla en el DF, tuvimos un retraso de casi 3 horas. Poco antes del mediodía llegamos a la ciudad de México y después de dejar las maletas, nos aventuramos en el metro de la ciudad para conocer el Centro Histórico. Vimos el zócalo, entramos a la Catedral y caminamos hacia Bellas Artes para comer en el Sanborns Azulejos. Tomamos fotos y aire para volver en metro al aeropuerto. Jamás había visto tanta gente en un vagón de metro, y eso que no era todavía "hora pico". No me puedo imaginar como se pone, pues después de tanto empujón y miedo de morir asfixiado entre tanta gente, juro no volverme a meter al metro capitalino. Santo Dios! "Suben, estrujan, bajan", dicen un chiste viejo sobre la palabra autobús en alemán, pero yo la aplicaría mejor al metro.

Llegamos a tiempo al aeropuerto para descansar un rato, recoger las maletas y hacer el "Check-in" en Air France. Salimos con un poco de retraso, pero el piloto ganó ese tiempo en el aire para llegar puntualmente a Paris. Sin descansar ni medio minuto, pasamos migración, control de seguridad y llegamos justo a abordar nuestro último vuelo a Hamburgo que no tuvo contratiempos. Llegamos a casa el día 7 de enero a las 7 de la noche, justo a tiempo para cenar, tomar un buen baño y dormir!!!

Definitivamente el mejor maratón Lupe-Reyes de mi vida! Tardaré un rato en volver a la normalidad y no tengo prisa en desempacar. Los momentos vividos y las experiencias de este viaje quedarán en nuestros recuerdos para siempre! Aprovecho para agradecer a mis papás todas sus atenciones, que aunque les caímos de sorpresa se desvivieron porque estuvieramos cómodos en su casa. Dios quiera volvamos a tener una oportunidad pronto para volver a Monterrey, mientras a seguir recordando cada una de esos momentos vividos.

diciembre 13, 2014

Sorpresa!!!

Falta un mes para darle una gran sorpresa a las dos personas que más quiero en este mundo después de mi esposito y mis hijas. Casi no aguanto las ganas de contarla pero bien valdrá la pena guardar el secreto y ver sus caras de emoción al vernos en Monterrey.

Desde abril se me ocurrió la idea de pasar la Navidad en México. Pregunté a algunas amigas que han pedido permiso en las escuelas para viajar a nuestro patria y todas me animaron a hacerlo. En Alemania la escuela es obligatoria y por lo tanto se debe justificar cada día que faltan. Hable con los profesores de mis hijas y ellos me dieron luz verde, lo mismo que la directora de la escuela. Buscamos boletos y finalmente los compramos para viajar el 12 de diciembre y regresar el 6 de enero.

En octubre entregue una carta a la directora de la escuela pidiendo permiso para que mis hijas falten ocho días hábiles a la escuela. Sin problemas se me dio un permiso escrito que llevaremos a nuestro viaje en caso de que haya preguntas en los aeropuertos.

La fecha se acerca y ni siquiera las niñas saben del plan ya que tengo miedo que por alguna u otra razón se les salga y mis papás se den cuenta de la sorpresa. Los únicos que saben en México es mi hermano y su familia y mis mejores amigas, además de mi hermano en California.

Celebraremos con la familia la navidad, el Año Nuevo y el 10º cumpleaños de Victoria justo como hace cinco años. Sí, cinco años de no estar en Monterrey con mis hijas y cinco años de no pasar navidad en tierras mexicanas. Increíble lo rápido que pasa el tiempo y doy gracias a Dios por tener nuevamente la oportunidad de celebrar estas fiestas especiales al lado de mis abuelos, tíos, primos y amigos. 

---
El 6 de diciembre, día de san Nicolás, les entregamos una carta a las niñas con la sorpresa. No lo podían creer y disfrutaron la corta espera imaginando lo mucho que se alegrarán los abuelos al verlas.
Mi hermano y su esposa ya tienen todo planeado y espero todo salga bien.

El día ha llegado y el viernes 12 de diciembre salimos de madrugada rumbo al aeropuerto de Hamburgo. Volamos a París sin contratiempos y la espera de casi 5 horas se nos hizo eterna sobretodo por no poder compartir la noticia. El vuelo a la Ciudad de México duró 12 horas y finalmente llegamos cansados, pero emocionados porque cada momento estamos mas cerca de nuestro destino.

Pasamos la noche en el hotel del aeropuerto por cuestiones prácticas y para no sorprender a nadie a media noche. El sábado salimos tempranito a Monterrey, donde nos recogió mi hermano para sorprender a mis papas durante un desayuno familiar en un deportivo.

Los sorprendidos están feliz con la inesperada visita y ya estamos haciendo planes para disfrutar cada día en familia. El sábado llega mi hermano de California y se reunirán los primos despues de 4 años de no verse. Qué emoción!

En la próxima entrada les cuento lo que hicimos en nuestro maratón Lupe- Reyes, que casualmente coincidió con las fechas de salida (12-dic) y regreso (6-ene) a casa...


diciembre 05, 2014

Mercados de Navidad

"Pirámide navideña". Berlín.
En Alemania no hay posadas, cosa que extraño mucho de mi querido México, pero en su lugar hay mercados de navidad que es lo que mas me gusta de esta época en este país.

Pero que son estos mercados? Seguramente muchos se imaginan puestos de venta de artesanías y objetos navideños, y no estan tan errados, pero un mercado de navidad es algo más que un lugar donde comprar cosas, es un lugar con ambiente, alegría, olores y sabores que lo hacen un lugar único en el mundo.

Su atmósfera es inigualable: en los mercados navideños alemanes se mezclan el aroma de dulces de hierbas alpinas, de castañas y almendras tostadas, así como del obligatorio “Glühwein”, vino tinto caliente con especias, como clavos y canela. Muchos de los mercados simulan con sus quioscos la arquitectura tradicional con casitas de entramados de madera, aunque los hay también en estilo moderno.

En Alemania hay más de 1.500 mercados navideños, de todos los tamaños y prácticamente hay uno en cada ciudad o pueblo. En las ciudades grandes como Berlín o Hamburgo, hay un mercado en cada distrito, y en los pueblos pequeñitos como el mío (2,500 habs.) sólo se coloca el mercado un fin de semana. 
Normalmente, la preparación y colocación de los puestos comienza a mediados de noviembre y la inauguración los últimos años ha sido el 24 de noviembre para quitarlos un día antes de Navidad. Aunque hay algunos que duran incluso hasta fin de año. Dependiendo de la ciudad, se colocan los puestos en las calles del centro (casco antiguo), en plazas públicas  o en áreas peatonales. Un puesto al lado de otro, sin dejar mucho espacio libre. Algunos incluso construyen cuartos cerrados para que los clientes puedan resguardarse mejor del frío o de la lluvia.
El horario varía de ciudad a ciudad, y hay algunos que cierran bastante temprano (a eso de las 8 o 9 de la noche). Una amiga me comentaba que en algunos mercados navideños en Berlín cobran 1 o 2 euros para entrar, cosa que desconocía hasta ahora.


Berlín.
Puestos. Berlín.


 De qué hay puestos? de todo!
 - de bebidas: donde venden ponche caliente, "Glühwein, rompope, cafés de todos tipos y sabores, chocolate caliente y tambien cerveza, fría o caliente. Aquí les comparto un blog muy interesante que dedica una entrada a este tema, especializandose en las bebidas que se ofrecen.

- de comida: no pueden faltar las tradicionales salchichas, incluso de un metro de largo y otras especialidades que se venden en cualquier feria del pueblo como carne asada, champiñones en diferentes salsas, camarones o calamares, bretzel, etc. Pero lo mejor es lo dulce, empezando por las crepas, nueces garampiñadas, castañas asadas, galletas de todo tipos y sabores, "schmalzkuchen" (panecillos fritos en aceite y cubiertos de azúcar pulverizada), chocolates, mazapan alemán, y mil delicias más.
Castañas asadas. Berlín.
- artesanías: de madera, de papel, de vidrio. Hay para todos los gustos y presupuestos y la mayoría son artículos navideños como velas, estrellas, coronas para las puertas, esferas, etc. 
Estrellas de papel. Berlín.
- ropa: prendas de lana, pantuflas, gorros, bufandas y guantes no pueden faltar. Ademas de gorros de Santa, con o sin trenzas, con o sin luces, etc.

Adicionalmente a los puestos, en muchos de los mercados hay programa cultural o musical donde coros, grupos de baile y escuelas presentan cantos, obras de teatro o espectaculos de baile. En Hamburgo, a determinadas horas pasea el trineo de Santa por el cielo para presentar a sus renos y recordar a los niños que deben portarse bien para recibir lo que pidieron. 
En otros mercados hay carruseles, juegos mecánicos, resbaladeros o pistas para patinar sobre hielo.
Rueda de la fortuna. Berlín.
Santa en su trineo. Hamburgo.
Lo normal es visitar los mercados de navidad con la familia o con amigos. Los fines de semana se llenan mucho más, pero entre semana no faltan grupos de colegas que visitan el mercado de navidad para tomar algo después del trabajo. Hay que llevar mucha paciencia, porque aunque usted no lo crea en Alemania tambien existen los tumultos y en los mercados de Navidad hay que apretujarse entre la gente y hacer fila para pedir un ponche o una salchicha.
Berlín.
En lo personal conozco menos del 1% de los mercados de navidad en el país, los que he visitado con mas frecuencia son dos o tres en Hamburgo, obviamente el de Stade y el año pasado conocí los de Bremen y Lüneburg. Me faltará vida para conocerlos todos, pero espero algún día conocer al menos los más famosos como el de Núremberg o el de Colonia.

Pirámide navideña. Stade.
Ayuntamiento iluminado. Hamburgo.
Aquí esta la lista de todos los mercados de Navidad en Alemania este año:  http://www.weihnachtsmarkt-deutschland.de 

Si el de Núremberg es el más famoso, el de Dresde es el más antiguo. El llamado, “Striezelmarkt“ cumple 580 años de existencia. Además de una gigantesca pirámide de madera, el de Dresde se caracteriza por su tradicional “Christstollen”. El Christstollen es un pan con frutos secos, pasas, limón y naranja y es servido, a menudo, como postre en Navidad. En el adviento se come a cambio de tortas y tiene formas que recuerdan a un niño recién nacido envuelto en sus pañales. Por esta razón se cubre de polvo de azúcar.

Según DW, entre otros mercados navideños que no debes dejar de visitar están el de Rothenburg ob der Tauber, en Baviera, Quedlinburg, en Sajonia-Anhalt, o Colonia, a los pies de la catedral gótica, a orillas del río Rin. Y para los que buscan mercados de navidad originales, está el de Santa Pauli en el distrito rojo de Hamburgo, que se le conoce como el mercado erótico y donde las angelitas estan vestidas con muy poca ropa :)

En 2013, unas 85 millones de personas visitaron los mercados navideños. Hace 14 años la suma ascendía a 50 millones. Me encantaría que los mercados estuvieran todo el invierno, ya que enero y febrero son los meses más aburridos (aquí no hay ni rosca de Reyes, ni tamalada de la Candelaria) y  mas fríos del año. Al menos tendríamos un lugar a donde ir y reunirnos con amigos, calentarnos un poco con un vino caliente y hacer compras post-navideñas :)

Definitivamente conocer y vivir la experiencia de los mercados de navidad debe estar en cualquier lista de cosas por hacer de los que se animen a visitarme en esta época del año. Quién dice yo?

P.D.1 - Las fotos de Berlín son de una amiga muy querida y están publicadas aquí con su permiso.
P.D.2 - Las estadísticas y números son de DW (en español).
P.D.3 - Como siempre, lo escrito aquí esta basado en mi experiencia personal que se concentra mayormente en el norte de Alemania, así que puede haber algunas diferencias con mercados en otras regiones del país.

noviembre 06, 2014

La magia de Disney

Despues de 12 años de vivir en Alemania he tenido la oportunidad de conocer el parque de Disney en Paris, Francia. Por alguna razón u otra no se habia podido organizar el viaje, y hace unos meses sin mucho pensarlo decidí hacer un viaje corto con mis hijas para que conocieran la ciudad de las luces y de pasadita, el parque de diversiones. Hace 4 años conocieron el de California y la edad ha hecho de este viaje una experiencia completamente distinta.

Ahora ya tienen 8 y 9 años y ya no creen que las chicas disfrazadas son princesas de verdad. Tampoco tienen miedo de subirse a las montañas rusas y resultaron mas valientes que yo, así que tuvimos que repetir algunas atracciones a pesar de mis negativas. Es una gran ventaja que son buenas para caminar y aguantan mucho... De todas formas, fue un viaje pesado sobretodo para mí ya que la operación de la matriz apenas había cumplido 2 meses.
Aproveché una promoción de otoño y nos quedamos 3 noches en un hotel económico de Disney (Cheyenne) con entradas al parque y comidas incluídas. Tambien tuvimos suerte a la hora de reservar el tren y aprovechamos una super oferta con la que viajamos por menos de 100 euros las tres de Hamburgo a Paris viajando de noche.
La aventura empezó el sábado 1 de noviembre por la noche... Mi marido nos llevó a la estación de tren y salimos puntualmente con destino a Paris. He de confesar que casi no dormí durante el trayecto, pero al menos las niñas sí, ellas duermen donde sea!!!
Domingo -De la estación a la que llegamos viajamos a otra donde podíamos dejar las maletas por un rato mientras visitábamos Paris y que quedaba de paso a la estación de metro de Disney. Esta idea nos costó mucho tiempo y esfuerzo pues descubrí que muchas estaciones eran viejas y sin escaleras eléctricas, ademas de grandes, así que preguntando aquí y allá sin hablar francés nos hicieron dar vueltas y vueltas. Las 2 pequeñas maletas me parecían de 100 kgs y subirlas por cada escalón me cansaban demasiado. Finalmente llegamos al centro de Paris donde hicimos un paseo en barco por el Río Sena acompañadas de una sobrina que esta estudiando francés en estos meses por acá. Para mi mala suerte, perdí mi cámara sin darme cuenta y eso me agüitó un poco. 

Luego caminamos un poco hacia la torre Eiffel y comimos unas baguettes y crepas tradicionales ;) Nos despedimos de mi sobrina a media tarde para recoger las maletas y seguir el viaje a Disneylandia que queda a 45 minutos del centro de Paris.


La llegada al hotel sucedió sin contratiempos y despues de dejar las maletas en el cuarto nos fuimos directo a Disney Parc. Era importante visitarlo ese día aunque fuera por un par de horas porque al día siguiente quitarían la decoración de Halloween. Tomamos fotos, cenamos y esperamos hasta que cerraron (9 p.m.) porque teníamos que ver el show de luces y ahí sentí nuevamente esa magia de Disney. Cómo hacen para despertar tantas emociones en una cuarentona y recordar tantos personajes de mi infancia... Eso me encanta de Disney y creo que seguiré yendo hasta que cumpla 100 años! A ver si me llevan mis nietos!
El segundo día (lunes) lo pasamos nuevamente en Disney Parc de 10 de la mañana a 7 de la noche... Vimos todo, nos subimos a todo y comimos y cenamos en diferentes restaurantes del parque. Como es temporada baja lo mas que tardamos en algunas atracciones fue 15 minutos, pero en la mayoria teníamos entrada sin esperar. Vimos el desfile tradicional (otra vez experimentando la magia de Disney con lágrimas de cocodrilo) bajo una lluvia ligera, pero justo a la hora de tomar el autobus al nuestro hotel, cayó un chubasco que nos empapó hasta los tuétanos. Menos mal llegamos rápido a la habitación a tomar un baño calientito.
Hollywood Tower

El tercer día (martes) visitamos el parque Disney Studios donde hay mas espectáculos y montañas rusas. La atraccion favorita de las niñas fue el Hotel Hollywood donde te dejan caer varias veces de un elevador a varios metros de altura. El parque es muy interesante y alcanzamos a verlo todo de 9 a 6 pm. Ese día decidimos cenar en el hotel pues el cansancio ya se había acumulado de los días anteriores.
El cuarto día (miércoles) estaba planeado para visitar nuevamente alguno de los parques o ver algo más en Paris, pues nuestro tren nocturno estaba programado a las 8 de la noche para llegar a casa al día siguiente por la mañana. Pero cual no sería nuestra sorpresa al enterarnos que amenzaban nuevamente con una huelga de trenes justo para la madrugada de nuestro regreso. 

Rápidamente le pedí a Tom que averiguara que pasaría con nuestro tren y pues ya estaba cancelado desde el miércoles. Rápidamente buscamos otras opciones y tuvimos que dejar el hotel el miércoles temprano para arreglar nuestra situación directamente en la estación de Paris. Tomamos dos trenes, de Paris a Frankfurt y de Frankfurt a Hamburgo, donde Tom nos recogió en coche para evitarnos otro tren más de 1 hora hasta Stade. Retrasos, problemas técnicos, y sobrecupo en los trenes completaron la pesadilla que terminó a media noche cuando finalmente llegamos a casita.
(Nota extra: Odio las huelgas y más si me toca ser víctima como en esta ocasión. Un día perdido en Disney no es nada comparado con otros turistas que perderán vuelos, cruceros, reservaciones, paseos y mil cosas más durante los 4 días que durará la huelga. Grrrr!)
 
Una verdadera pena que unas vacaciones cortas pero divertidas hayan terminado de tal manera. Ahora sólo nos queda recordar los 3 días que vivimos la magia de Disney al máximo y yo volví a ser niña ;) Fotos, vídeos y autógrafos de los personajes más famosos de Disney serán guardados como un tesoro en nuestro baúl de recuerdos. Las niñas preguntan cuando volveremos... difícil pregunta! Espero algún día volver...

Recomiendo ampliamente conocer este parque en temporada baja que aunque el clima no es el ideal, se aprovecha mejor y los niños disfrutan las atracciones sin horas de filas.  Y los grandes también!

Au revoir!!!

septiembre 30, 2014

De retiro familiar

El fin de semana tuve la opotunidad de vivir una experiencia diferente: por primera vez asistí a un retiro en Alemania y fue familiar, algo que tampoco conocía ni siquiera en México.
Como saben, pertenecemos a la comunidad católica de nuestra ciudad, que aunque no es muy numerosa, últimamente busca organizar más actividades para chicos y grandes, jóvenes, familias y parejas.

Una amiga que había asistido al retiro el año pasado, me animó a inscribirme. Así lo hicimos, anotamos la fecha en nuestro calendario y mas rápido de lo pensado se llegó el día indicado. Empacamos nuestras cosas y manejamos las dos horas de camino para llegar a nuestro destino: un castillo pequeño adaptado como casa de retiros.


En Monterrey asistí a varios retiros, los primeros que recuerdo en la secundaria. El instituto era del Opus Dei y los retiros se realizaban en una casa de dicho grupo religioso. En la preparatoria tambien asistí a retiros que se realizaban en un lugar especial a las afueras de la ciudad. Sólo una ocasión había dormido en un castillo, fue en mi primer viaje a Europa donde nos hospedamos en un castillo adaptado como hostal en Francia.
El castillo donde se realizó el retiro familiar no es como el de Cenicienta o todos esos que conocemos de los cuentos de hadas, despues de leer la historia del castillo en una habitación adaptada como museo en el sótano y saber que fue orfanatorio, más bien es de esos castillos de películas con historias de terror donde encerraban a los niños en el ático o los obligaban a limpiar pisos y ventanas.

El retiro fue organizado por la nueva dirigente de la parroquia, aunque el retiro se ha hecho en el mismo lugar por más de 8 años. Junto con nuestra familia, se inscribieron otras cinco, dos de ellas sin papá por cuestiones de trabajo. En total, 16 niños/jóvenes de 1 a 17 años.

Como escribí anteriormente, el castillo (Schloss Dreilützlow) está adaptado como casa de retiros, seminarios o excursiones escolares. Cuenta con 26 habitaciones con 95 camas, bastante rústicas sin televisión ni teléfono. Además tiene una cafetería donde se sirven las 3 comidas (incluídas en el costo de la habitación), biblioteca, jardín, capilla, salón deportivo, un cuarto de televisión, la habitación de cuentos (decorada con diferentes temas infantiles), salones de conferencias, jardín, museo en el sótano y las dos atracciones más importantes: el ático decorado como la habitación del fantasma Dieter, y un pasillo de terror en el sótano (sólo porque no tiene luz).

Ático
Nuestra habitación
Sótano de terror
Salón de cuentos
Museo

El retiro empezó el viernes por la noche con la cena a las 6:30 de la tarde, después de que llegaron todos los asistentes. El menú: Pan con embutidos y quesos, ensaladas y para tomar: café, té o agua. Después pasamos al salón donde se llevarían a cabo todas las pláticas y actividades, y se dio la bienvenida formal y se realizó una pequeña dinámica. A las 9 se acostaron todos los niños en sus respectivas habitaciones y los adultos nos reunimos en un pasillo para tomar algo y platicar de todo un poco.

El tema del retiro fue "Rituales de antes y ahora", que abordamos a profundidad el sábado por la mañana después del desayuno. Los niños y jóvenes hicieron actividades aparte con el mismo tema. A mediodía comimos pasta con salsa boloñesa, y por la tarde nos fuimos a un pueblo cercano a dar un paseo por el bosque/lago. Por mi reciente operación, yo preferí esperarlos en la cafetería del lugar. Tardaron dos horas, tiempo en el que algunos se bañaron en el lago y otros exploraron el bosque a sus anchas. La idea era disfrutar ese tiempo como los caracoles: con calma y sin prisa.

Lago en Lassahn
Después de la cena (mismo menú del día anterior) hicimos una fogata en el jardín. Cantamos, asamos malvaviscos, y disfrutamos de una noche despejada y estrellada a 15 grados. Espectacular! Luego los adultos repetimos la reunión del día anterior con vinito y botanas hasta la medianoche.


Por último el domingo, después de desayunar participamos en una celebración eclesiástica (no propiamente misa porque no había sacerdote) en la capilla del castillo. Casi todos leímos algún texto y cantamos diversos temas con acompañamiento de órgano y flauta. Al mediodía comimos carne de puerco, papas y col rojo y nos despedimos para tomar nuestro camino de regreso a casa.


En nuestro caso nos desviamos a Schwerin, una ciudad hermosa con un castillo de cuentos de hadas. Este castillo es usado como edificio de gobierno, pero el jardín está abierto al público y disfrutamos de una linda caminata con casi 25 grados, talvez el último día cálido del año.


Fue un fin de semana muy lindo, con un poco de todo: espiritualidad, aventura, historia, juegos, naturaleza, convivencia con familia y amigos, y mucha diversión. En el camino de regreso, las niñas preguntaron si podemos volver el próximo año. Y creo que este retiro se convertirá en un ritual anual en nuestra familia! Así que a esperar el próximo!

septiembre 10, 2014

Tramitando nuevo pasaporte

Nuestras dos hijas tienen las dos nacionalidades de sus padres: mexicana y alemana. Pero por cuestiones prácticas sólo un pasaporte: el alemán.
Ambas volaron desde antes de nacer en mi panza, y después de nacer conocieron los vuelos transatlánticos con apenas 2 o 3 meses de vida. Su primer viaje a México requirió el trámite de pasaporte cuando tenían algunas semanas de edad y aunque usted no lo crea, los pasaportes se emitieron con 10 años de vigencia.
Las fotos de recién nacida nada se parecían a las viajeras al siguiente año, ni siquiera el color de ojos coincidía, ya que en ambos pasaportes les pusieron "azul", color que a los 8 meses era más bien café claro para Victoria u oscuro para Catalina.

En Alemania a los niños se les tramita un "Kinderpass", que es un pasaporte infantil que poco tiempo después de sacar el de nuestra hija menor, ya no era válido para volar a Estados Unidos. Nosotros tuvimos suerte y no fue necesario sacar un pasporte "normal" en 10 años.
Pero el día ha llegado y nuestra hija mayor cumplirá 10 años el próximo enero, así que nos hemos dado a la tarea de tramitar un nuevo pasaporte. Para eso buscamos los requisitos y un día cualquiera, llevé a mi hija a tomarse las fotos y a llevarlas a la secretaría correspondiente.
Primer pasaporte y foto del nuevo
Me dieron un formulario que teníamos que llenar ambos padres y ahí se dio cuenta mi marido que no debíamos tramitar un "kinderpass" sino más bien ya un pasaporte normal, porque hay altas probabilidades de volar a Estados Unidos cuando visitamos México.

Así que teníamos dos opciones:
- Tramitar un "kinderpass" por dos años, que es válido para Europa y muchos otros países. Pero que en Estados Unidos no es aceptado y es necesario tramitar una visa aparte para cada viaje a este país. A los 12 años, los alemanes tienen que tramitar un pasaporte normal y firmarlo. El costo por este documento sería de 6 euros.
- Tramitar un pasaporte normal, que es aceptado en todo el mundo. Este es válido por 6 años y tiene un costo de 37 euros.

Por cuestiones prácticas nos decidimos por la segunda opción y después de llenar el formulario y entregar una foto, el documento estaría listo en 4 semanas. No fue necesario ninguna copia, ni documentos adicionales, toda la información esta en el sistema y la foto requerida es la que se incluye en el pasaporte. Adicionalmente, se le tomaron las huellas dactilares.

Nuevo pasaporte
Pasando las 4 semanas se recogió el pasaporte y ahora dice en el color de ojos: "Braun" (café) y vence en el 2020. Seguramente el próximo año haremos el mismo trámite para nuestra hija menor, pero viendo que tan sencillo es, no hay de qué preocuparse. Un día cualquiera tomaremos un par de fotos en el centro, llenaremos el formulario y en un mes tendremos el pasaporte listo!

Ahora a esperar algún viaje para estrenar el nuevo pasaporte :) !

septiembre 09, 2014

Aventura en hospital al 2x1

Desde hace un par de semanas siguiendo el consejo de mi ginecóloga, decidí terminar con los dolores menstruales y los sangrados abundantes con una histerectomía programada. La fecha elegida fue el 29 de agosto, casi al final de las vacaciones de verano pero antes los doctores estaban de vacaciones. 

Se llegó el viernes, y a la hora programada me llevó mi marido al hospital en ayunas. No había habitación y tuve que esperar casi 1 hora, hasta que me pasaron a un cuarto para dejar mis cosas y prepararme para la OP. En Alemania, los parientes normalmente no se quedan durante la operación en el hospital, así que cuando volviera en sí y estuviera en mi cuarto llamaría a Tom para informar como había salido todo.
A continuación les cuento mi aventurita en el hospital que no fue tan sencilla como se esperaba, pero que al menos no fue tan larga como la de la bacteria de mi marido del año pasado.

Día 1. Histerectomía- Operación 1 a las 12 del mediodía. Por mis anteriores dos cesáreas, el doctor eliminó la idea de una endoscopia y me abrieron la misma herida una vez más. Los tejidos cicatrizan y todo se combina en una sola cosa, así que no pudieron evitar rasgar la vejiga que tuvieron que coser y por lo mismo mantenerla en observación después de la operación. Al despertar de la anestesia general , estuve algunas horas en un cuarto especial donde te estan revisando hasta que ya estas del todo despierto para mandarte a tu habitación. Eso sucedió a eso de las 6 de la tarde. Al rato  llegó Tom con las niñas y pasé una noche regular. Cabe mencionar que aquí nadie se queda en el cuarto con los pacientes. En esta ocasión me asignaron una habitación de dos pacientes y con baño, hay otras habitaciones para tres pacientes y tienen que usar un baño en el pasillo.

Día 2. Empecé el día con presión alta, algo inusual para mí y no aguantaba el oído derecho. A media mañana me reviso un otorrino y dijo que podía ser por la anestesia o por la presión alta, me dió unas gotas y me recomendó ver un especialista cuando saliera del hospital. Durante el día recibí diversas visitas y vinieron las niñas con Tom a mediodía a verme. Por la tarde empezó a taparse el cateter de la orina que me habían dejado después de la operación con pequeños coagulos y me lo cambiaron por otro que drenaba continuamente la vejiga con agua. Todo el tiempo salía el agua roja y así pasé otra noche regular. 

Día 3. En los hospitales alemanes los fines de semana es como los días festivos, poco personal y tratan de programar todo para el siguiente lunes. Pero por azares del destino, este domingo estaba de guardia una doctora peruana que empezó a preocuparse por mi vejiga. Me hicieron un eco por la mañana y detectaron una capa gruesa de sangre coagulada debajo de la herida. Me pusieron en ayunas por si tenían que operarme y me sacaron sangre por la mañana y por la tarde. A las 6 de la tarde el doctor jefe de la estación levantó el ayuno y tomé una sopa caliente para matar el hambre y tratar de eliminar un dolor de cabeza que me estaba matando.  A las 8 de la noche me volvieron a sacar sangre y me dispuse a dormir porque me sentía muy mal y débil. Media hora después la doctora peruana me despertó para decirme que tenían malas noticias y que era necesaria una operacion de emergencia (2). Al ratito vino la anestesióloga y me dijo que habría riesgos porque había cenado. Osea gracias! A duras penas alcancé a avisarle a Tom y a mis papás de los planes, cuando ya me estaban preparando para mandarme a cirugía. La operación fue poco despues de las 9 de la noche y a las 2 y media de la mañana ya estaba en el cuarto de nuevo, donde traté de descansar.

Día 4. Apenas amaneciendo me visitó el doctor que me operó para decirme que habían sacado dos coagulos del tamaño de sus puños y que los ovarios estaban sangrando, por eso la hemorragia. También tuvieron que ponerme dos transfusiones. Mmmm, menos mal no me morí desangrada y de hoy en adelante daré gracias a Dios por esta oportunidad de seguir viva. Al poco rato llegó la anestesióloga para decirme que habían tenido problemas para entubarme (ya había notado la garganta desecha y la nariz inflamada) y que a partir de ahora tengo que llevar una identificación especial en la bolsa para que sepan cómo entubarme sin problemas. 
No podía comer sin dolor y hablar, muy poco. Eso me duró un par de días y lo peor era sentir cositas en la garganta porque no podía toser sin que me doliera la cicatriz. 

Día 5. De la segunda operación (día 3) me dejaron 2 drenajes de sangre y uno de agua, además del cateter de la orina. Parecía pulpo andando, pero gracias a Dios en este día me retiraron dos de los drenajes.
Cabe mencionar que todos estos días pedí bata de hospital porque era imposible ponerme pantalones y no había día en que no cayera una gotita de sangre por aquí o algo mas por allá, así que lo mejor era andar en bata celeste de hospital, nada 'chic'  pero muy práctico.

Día 6.  Tempranito me avisaron que tenían que cambiarme de habitación, ya que estaba en un cuarto de traumatología, sección que comparte piso con ginecología. Ni hablar, dejé a mi compañera de cuarto y me llevaron a otro que compartí en los siguientes días con dos pacientes diferentes. 
Desde el día 4 recibí la visita de una fisioterapeuta que me enseñó ejercicios para una mejor recuperación y en este día fui paciente de un estudiante de fisioterapia para su examen práctico. Fue muy interesante porque recibí mas de media hora de ejercicios y consejos ;)

Día 7. Me retiraron el último drenaje. Y volvi a ser paciente de otra estudiante de fisioterapia. Por la tarde, mi marido trajo a las niñas despues de 4 días de no verlas. Me contaron sus aventuras en el campamento de verano donde habían estado y se alegraron de verme.

Día 8. Dieron de alta a mi compañera de cuarto y llegó la cuarta vecina en una semana. 

Día 10. Me quitaron la mitad de las grapas de la cicatriz. Domingo de muchas visitas y obviamente ya estaba mucho mejor a una semana de la operación. Sólo el cateter molestaba al caminar, pero prácticamente ya estaba lista para irme a casa.

Día 11. Revisión de funcionalidad de vejiga con contraste, todo esta bien así que retiran el cateter y mandan muestra de orina al laboratorio para checar que no haya bacterias. Me quitan el resto de grapas de la cicatriz. Noto que tengo que ir más seguido al baño, pues al parecer la vejiga se acostumbró al cateter y se siente llena con medio vaso de agua. Durante la noche tuve que levantarme varias veces al baño también, costumbre que no conocía y que espero sea temporal :(

Día 12. Revisión general con ecografía para confirmar que todo este en su lugar. No encontraron bacterias en la orina y me dan de alta! Antes de las 10 de la mañana ya estaba nuevamente en casa, donde me esperaban mis hijas que disfrutan sus últimos días de vacaciones escolares. Me recomendaron tomar pastillas con hierro porque mi sangre tiene todavía algunas deficiencias e ibuprofen/paracetamol en caso de tener dolor.

Y espero aquí termine la aventurita y comience una recuperación lenta pero sin más complicaciones. El doctor recomendó 6 semanas de tranquilidad, no puedo hacer quehacer pesado, ni levantar cosas pesadas, ni hacer grandes esfuerzos. Del trabajo, todo dependerá de cómo me vaya sintiendo pero son pocas horas a la semana que puedo hacer sentada y sin mucho esfuerzo físico.

Gracias a Dios puedo ahora escribir mi historia y como lección aprendida, queda claro que no me vuelvo a operar en viernes en un hospital alemán. No critico a los médicos que pueden tener errores como cualquier humano y cualquier operación implica riesgos, pero no puedo aceptar la pasividad de los fines de semanas y la tardanza con la que se toman decisiones al haber poco personal. A quién le cuento mi historia se sorprenden que me hayan operado en domingo por la noche, cosa que sólo indica la seriedad de las complicaciones presentadas que no podían esperar al lunes.

Ahora sí a dejarme consentir y a recuperarme al 100% que ya tengo viaje planeado para Noviembre y tengo que estar en forma! 

agosto 20, 2014

Vacaciones en casa

En Alemania las escuelas tienen muchas vacaciones... normalmente dos semanas en pascua, dos en otoño, dos más en Navidad y las vacaciones largas de verano que duran 6 semanas. Pero no todo el país sale el mismo día de clases, sino que cada año el calendario varía de estado a estado y puede haber desfase hasta de 4 semanas entre estados vecinos.

Este año a nuestro estado (Baja Sajonia) le tocó salir mas tarde que de costumbre y nuestras vacaciones empezaron el 31 de julio y entrarán de nuevo el 11 de septiembre. Sí, aquí tambien es normal salir o entrar entre semana y no precisamente en viernes o lunes.

Por cuestiones económicas no pudimos planear vacaciones en el extranjero y nos conformamos con un verano tranquilo en casa. No es el primer año que nos quedamos, pero es el primero en que las niñas se percatan de ello y se quejan de tener vacaciones "aburridas" incluso antes de salir de clases.

Por supuesto que de aburridas no tuvieron nada, y entre otras cosas hicimos lo siguiente:
- Programa de verano de la ciudad. Hace dos años las niñas participaron por primera vez en este programa que incluye actividades manuales, culturales y de excursiones. Eran muy pequeñas entonces y no pudieron hacer mucho. En esta ocasion las apunté para paseos como:
    -Zoológico de Hamburgo
    - Parque tematico Hansa al norte de Alemania
    -Parque recreativo con animales sueltos en Harburg
Se iban tempranito en autobús con otros 40 niños de 8-12 años y 10 jóvenes o adultos encargados de cuidarlos. Tuvieron siempre suerte con el clima y les encantó todo.
Además, otro día pasearon en canoa por el río de la ciudad, otro pintaron camisetas e hicieron animal con estambre.

- Visita a los abuelos. Con motivo de la boda del medio hermano de mi marido, planeamos un viaje que incluyó:
       -3 días en el lugar de la boda con mi suegro
       -4 días en casa de mi suegra. El clima estaba raor y unos días pudimos meternos a la alberca
       - De regreso a casa, dejamos a las niñas nuevamente con mi suegro y ahí se quedaron solas otros 4 días.

- Campamento de los scouts. 3 días en tienda de campaña bajo lluvias fuertes, pero se divirtieron mucho como siempre.

- Retiro en la iglesia. 5 dias de "campamento" en la iglesia católica donde organizaron visita a la alberca y una excursión a un convento en Bad Oldesloe. Había algunos conocidos y se divirtieron bastante.

- Visitas de amigas. Una amiga mexicana que vive en Suiza estuvo de visita en Hamburgo y vino con sus hijas a conocer Stade y pasar el día juntas.  Por otro lado vinieron amigas a pasar el fin de semana en Stade y la pasamos de lujo. En los días que no estaban las niñas, fuimos al cine mi marido y yo, a bailar a Hamburgo o vimos películas en casa. 

Cierro este verano con una operación de la matriz nada simple pero que les contaré en otra ocasión. Las niñas vuelven a clase el próximo jueves y yo una semana después al trabajo. No puedo quejarme, fue un verano tranquilo, pero soleado y muy divertido. Veremos que nos deparan las proximas vacaciones de otoño que incluyen una gran sorpresa para las niñas!


agosto 16, 2014

Una boda en Alemania

En los 12 años que tengo en Alemania, sólo he asistido a dos bodas, ambas de la familia de mi marido. Y bueno podría tambien contar la propia, que aunque no fue religiosa ni civil, fue una fiesta post-boda para todos los familiares y amigos que no pudieron viajar a México aquel 18 de Mayo del 2002.
La primera boda alemana a la que fui invitada, fue de la media hermana de mi marido hace 8 años. En ese entonces todavía no tenía este blog, y aunque lo hubiera tenido no hubiera contado mucho porque fue justo 12 días despues de la cesarea de mi segunda hija. No bailé casi nada y tengo muy vagos recuerdos de los detalles.
Este fin de semana asistimos a la boda del medio hermano de Tom y ahora si fui con las pilas bien puestas y les puedo contar con lujo de detalles todo lo que hubo en la fiesta. Primero les contaré las informaciones generales y luego les daré una lista de las similitudes y diferencias con las bodas mexicanas. 
Como siempre, lo que describo a continuación no es ley ni obligatorio en cada boda alemana. Cada región tiene costumbres muy particulares y las comparaciones las haré con las bodas de Monterrey, que tienen tambien particularidades que no se ven en otras partes de México.

-Invitación. La invitación la recibimos hace 4 meses y es más casual que las invitaciones en México. En este caso no venían los nombres de los padres y se manejaron los sobrenombres de los novios, sin apellidos siquiera. No se menciona el código de vestir ni leyenda "no niños". Y tampoco tenían mesa de regalos, costumbre que existe como en México pero que no es tan popular ni común como allá.

-Ceremonia civil/ religiosa. La pareja no se casó por la Iglesia y nunca he ido a una boda religiosa, ni siquiera de extraños porque en la iglesia católica de nuestra ciudad se hacen las bodas en horarios especiales y no en la única misa del fin de semana (a las 10 am los domingos). La ceremonia civil fue en un barco, y se acostumbra invitar a un círculo muy íntimo. Comúnmente la parte civil se realiza en el registro civil de la ciudad. 

-Lugar. La fiesta fue en un salón de un pequeño hotel de un pueblo cercano al pueblo del novio. Y si digo pueblo, realmente lo es! Normalmente las fiestas se hacen en salones de restaurantes, hoteles incluso en castillos o museos. Desconozco si existen salones sólo para fiestas, talvez en las grandes ciudades, pero hasta ahora no he conocido ninguno. El salón de esta boda era rústico pero moderno, elegante y decorado de forma muy sencilla.

-Horario. La fiesta empezó a las 3 de las tarde con un programa dirigido por un maestro de ceremonias que nos iba diciendo lo que seguía. Primero, los invitados esperamos a la pareja en el estacionamiento del lugar. Al llegar los novios, se hizo la tradición de comer pan duro con sal (?), que ganó la novia. Luego se tomaron las fotos de grupo y a continuación pasamos al salón para el primer brindis con los novios. Habíamos dejado los regalos en unas mesas en el salón, y pensé que los novios luego abrirían los regalos en casa para descubrir de quién eran. Pero no, después del brindis, se nos invitó a entregar los regalos personalmente y felicitar a la pareja. Bonito detalle!

-Menú. A las 4 se presentó el pastel de boda y se sirvió a los invitados. En un salón aparte había buffet de pasteles que no conté, pero que pasaban de 10 diferentes sabores, colores y formas.
A las 7 de la noche se sirvió la tradicional "Hochzeitssuppe", que es la sopa de boda con bolitas de carne, cuadritos de huevo cocido y espárragos. Luego se nos invitó a servirnos del buffet caliente/frío, que contaba con 3 platos principales (salmón, pollo y puerco) y con diversas ensaladas y guarniciones.
El buffet frío se quedó hasta medianoche, al igual que los pasteles y postres.

Lista de invitados en la mesa y menú
Sopa de boda













-Música. A cargo de un DJ, hubo música variada toda la noche. Los invitados podían pedir canciones y se tocaban inmediatamente. La pareja bailó el vals inicial y después fueron pocas las parejas que bailaban juntas. La mayor parte de la noche la pista fue ocupada por la novia y sus amigas que bailaban en círculo. De música latina, NADA!

-Regalo. Se acostumbra regalar dinero a los recién casados, pero no en un sobre común y corriente, sino que se hacen verdaderas obras de arte para presentar el dinero o se coloca en un sobre pero acompañado de plantas, artículos de decoración o manualidades.


Similitudes entre bodas en Monterrey y Alemania:
- tirar el ramo. La novia tira el ramo y al igual que en México, la tradición dice que quien lo gana es la próxima a casarse. No se avienta liga.
- bailar el vals. Los novios eligieron una canción romántica en inglés: "All of me" de John Legend.
- cámaras desechables. Desconozco si todavía se acostumbra en Monterrey, pero hace muchos años si conocí esta costumbre que consiste en colocar cámaras desechables en las mesas de los invitados. Fue curioso volver a usar ese tipo de cámaras, y las niñas no podían creer que no se podían ver o borrar fotos como en las cámaras digitales :)
- vestido blanco. Mi otra cuñada no usó vestido blanco en su boda y pensé que no se usaba cuando no había ceremonia religiosa, pero para mi sorpresa parece que sí. En esta boda no se casaron por ninguna iglesia, y de todas formas la novia usó un vestido blanco, largo y esponjado. Mis hijas maravilladas con la novia y su vestido :)

Diferencias:
- Juegos. Y no me refiero a la víbora de la mar, sino a juegos donde los novios participan activamente. En esta ocasión hubo varios:
     - Buscar dinero en una caja llena de arena.
     - Test para ver qué bien se conocen. Los novios se sentaron de espalda con un zapato diferente en cada mano, una con el zapato de la novia y otra con el zapato del novio. A cada pregunta tenían que levantar el zapato correspondiente a la persona. Por ejemplo "Quién cocina mejor?","Quién dió el primer paso?", "Quién es más desordenado?", etc. Fue muy divertido ver cuando no coincidían las respuestas. Pero de 25 preguntas, acertaron en 18 :)
    - Recuerdos de la infancia. Con unas mantas, simularon a los novios como bebés, donde las manos eran de otra persona colocada detrás de ellos. Tuvieron que comer yogurt, tomar en biberón, ponerse calcetines, etc. También muy divertido!
    Estos juegos los organizan normalmente los amigos o familiares de la pareja. Y dependen mucho de la creatividad de cada quien. El mejor amigo de la pareja imprimió un libro con recetas, consejos, y suferencias de viajes para la pareja que recopiló de los invitados semanas antes de la boda. También me pareció un lindo detalle!
 
- Pastel. Nada de pastel de niveles, sino un pastel con las frutas de la estación. Tres corazones, uno cubierto de fresas, otro de marzipán y otro más de frambuesas. Lo curioso fue que se anunció el desfile y los novios pasearon por el salón con una mesita rodante con el pastel y se colocaron en el medio de la pista. Ahí sirvieron a tooooodos los invitados que hicieron fila con su platito para ser servidos por los novios. En México también los novios parten el pastel, pero hasta donde yo recuerdo sólo para la foto y no sirven a todos los invitados, o sí?

- Número de invitados. Las bodas multitudinarias son típicas de los turcos o polacos que viven en Alemania. Las bodas alemanas no suelen contar con cientos de invitados. En este caso hubo 80 invitados, de los cuales 6 eran niños (4 sobrin@s) y eso para muchos alemanes es multitud. Lo bonito de esta boda es que más de la mitad de los invitados eran amigos de los novios, y se armó muy buen ambiente.
 
- acomodo de mesas e invitados. Cómo no eran tantos invitados, se colocaron listas en cada mesa con las personas que debían sentarse en cada una. En un lado del salón se sentaron los novios en una mesa alargada con sus respectivos papás. Nosotros compartimos mesa con las hermanas del novio y sus familias.

- albúm. Sé que en México también hay albúm de boda, pero aquí es un poco diferente. Me recuerda a los "chismografos" de la secundaria. Cada invitado tiene un par de hojas en el albúm a completar: un espacio para dibujar, y preguntas como "Qué nombres sugieres para su primer hijo?", "Cómo describes a los novios?", etc.


- regalitos a niños. Al llegar a nuestra mesa, nos sorprendimos al encontrar unos regalitos para las niñas. Eran libros y otros detallitos que los novios habían preparado para cada niño invitado. Luego nos trajeron colores y toda la noche los niños estuvieron ocupados con sus libritos. A los invitados adultos se nos colocó un saquito perfumado en forma de corazón y la nota "Gracias por acompañarnos".
Regalitos para los invitados
Como en cada boda en todo el mundo, ésta estuvo llena de detalles y tradiciones que la hicieron única. Hay muchas otras tradiciones alemanas como la "Polterabend" que se celebra la noche anterior a la boda y donde se quiebra un montón de porcelana, o las despedidas de solter@ que también difieren mucho de las mexicanas, pero no las conozco a detalle. Aquí solo menciono lo que me llamó la atención y que no significa que todas las bodas alemanas incluyan las mismas costumbres o tradiciones.

Fue una boda bellísima que disfrutamos mucho como familia porque todos bailamos hasta la medianoche. Después de dejar a las niñas en la habitación, Tom y yo seguimos bailando hasta casi el final de la fiesta. Al día siguiente, la mayor parte de los invitados desayunamos juntos en otro salón reservado por los papás del novio para seguir la fiesta! Ahí mismo por la noche hubo otra fiesta, más sencilla pero con igual o más ambiente que la noche anterior, donde se sirvió "gulasch", hubo DJ y asistieron otros amigos de la pareja que no fueron invitados la noche anterior. Las niñas (sobretodo Catalina) bailaron y bailaron hasta medianoche también!

Los novios se irán de luna de miel al caribe en Octubre y establecerán su nuevo hogar en Berlín, donde seguro serán muy felices porque forman una pareja espectacular que ya lleva 4 años de noviazgo y que se lleva de maravilla. Muchas felicidades y muuuuchos años de feliz matrimonio!