Mostrando las entradas con la etiqueta Alemania. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Alemania. Mostrar todas las entradas

marzo 25, 2015

150 vidas

El día de ayer hubo un accidente áereo que ha conmocionado a toda Alemania. El destino final era Düsseldorf y provenía de Barcelona. Cayó en los Alpes Franceses. 3 países vecinos, 144 pasajeros, 6 tripulantes, millones de personas unidas en oración por los familiares de las víctimas.

Al parecer no hubo sobrevivientes y ya empezamos a conocer algunas historias de los pasajeros del vuelo 4U9525 de German Wings, empresa del grupo Lufthansa:
- 2 cantantes de ópera, una de ellas viajando con su marido y bebé
- 2 colombianos
- 16 alumnos de una secundaria alemana con sus dos profesoras
- 2 argentinos
- 3 mexicanos
- más de la mitad de los pasajeros eran alemanes, alrededor de 50 eran españoles

También empiezan a publicar historias de personas que no tomaron el avión por diversas razones y que se alegran de su buena suerte. No fue el caso de una de las chicas de secundaria que había olvidado su pasaporte en casa, y para no hacer esperar al grupo, la familia que la hospedó decidió llevarla directo al aeropuerto.
Bien dicen que el "hubiera" no existe, y lo único que podemos aprender de este tipo de accidentes como de cualquier otro es que la vida se puede terminar en un segundo. Así que hay que disfrutarla, vivirla, y sobretodo compartir nuestras vivencias con los que amamos, decirles cuánto les queremos y no dejar pasar ningún minuto sin agradecer lo poco o mucho que tengamos.

Aquí les dejo un video que hizo Daniela Ayón, una de las víctimas mexicanas que volaba seguramente a empezar una nueva aventura. A seguir sus consejos y vivir el mundo! No tenemos que viajar a los 5 continentes como ella, también podemos vivirlo con quienes nos rodean.



 Descansen en paz y que Dios dé fortaleza a sus familiares en estos difíciles momentos.

marzo 19, 2015

Tatort, el CSI alemán

En días pasados leí un artículo llamado "How to be German in 20 easy steps",  el cuál menciona 20 características típicas del alemán promedio, que según el autor al implementarlas o adquirirlas se puede considerar un alemán.

Aquí la lista resumida de los temas que trata en el artículo en español:
1.  Uso de pantuflas
2. Desayuno pesado
3. Planeación, preparación y proceso
4. Seguros
5. Vestimenta formal
6. Idioma
7. Certificaciones
8. Obediencia
9. Apfelschorle
10. Comida alemana
11. Sauerkraut
12. Trabajo
13. Cómo abrir una botella
14. Ser directo
15. Berlín
16. Bavaria
17. Sexo
18. Autos
19. Domingos
20. Tatort

De más de uno he escrito en este blog, pues al igual que el autor del artículo que es inglés, soy migrante en este país y es imposible no identificar algunos aspectos en el alemán típico. Y más aún si se busca una integración total en la sociedad es imprescindible conocer la cultura alemana con todos sus matices para facilitar dicho proceso.

En entradas recientes he hecho listas del típico alemán y de como me he alemanizado. En cualquiera de estas listas, sin importar el idioma, "Tatort" siempre estará presente, pero porqué?

Tatort es una serie policiaca que se transmite desde hace más de 40 años en la televisión alemana. Desde 1970, 70 comisarios, detectives o policías de Alemania, Suiza y Austria han resuelto más de 900 casos. Y lo más curioso de esta serie, es que a lo largo de estos 43 años, la introducción no ha cambiado ni tantito. Aquí el video:



Siempre he sido fan de series policiacas, pero a diferencia de las americanas, Tatort presenta un equipo diferente cada domingo. Dicho equipo casi siempre esta formado por dos detectives, una secretaria, un jefe, un médico forense y su ayudante. Hoy en día, existen 18 equipos de investigación, 1 en Viena, 1 en Lucerna y el resto en diversas ciudades alemanas desde Kiel hasta Munich, y desde Colonia hasta Berlín.

Los capítulos son prácticamente como una película, pues su duración es de 1 hora con 45 minutos sin comerciales ni pausas. Los temas varían muchísimo, pero obviamente nunca falta el crimen que puede ser asesinato, persona desaparecida, asesino serial, secuestro, etc.

Otros datos interesantes: cada capítulo de Tatort cuenta con un presupuesto aproximado de un millón de euros, su grabación dura de 20 a 30 días y los personajes principales (pareja de comisarios) ganan en promedio 100,000 euros cada uno. Se producen aproximadamente 35 capítulos al año y el resto de las semanas, emiten otro programa similar llamado "Polizeiruf 110".

La cita es siempre el domingo a las 8:15 de la noche y en días festivos como Año Nuevo o Pascua, hay emisiones especiales. Recién llegue a Alemania no me gustaba ver este programa, pues comparándolo con el CSI americano u otras series similares, Tatort me parecía aburrido, lento y un tanto complicado.

Pero curiosamente en los últimos años me he convertido en una verdadera FAN, y no me pierdo ningún capítulo. Incluso entre semana veo repeticiones de programas viejos en otros canales de televisión y casi siempre me sorprenden con el final.

Como en todo programa de televisión, cada quien tiene sus personajes favoritos y otros que no soporta ni cinco minutos. En mi caso ya tengo mis equipos favoritos: Dortmund, Münster, Bremen, Colonia y Munich y procuro no perderme sus nuevas aventuras. Los programas de Suiza y Austria son los que menos me gustan, pues aún batallo para entender su alemán.

Muchas veces los casos son basados en casos reales (no que representen el caso como tal, pero el tipo de crimen) y justo después de la transmisión de Tatort, se discute sobre el tema en otro programa muy popular de mesa redonda que tiene como moderador a Günther Jauch. Así me ha tocado ver discusiones sobre el caso de un asesinato en Berlín por unos chicos que no tenían nada que hacer, y otro programa sobre mafias en Bremen.

Creo que además de estar intrigada en la solución del caso de cada semana, aprendo mucho sobre la cultura alemana en diferentes ciudades del país. Además escucho modismos, veo usos y costumbres, y comprendo el porqué de muchas actitudes o formas de pensar del alemán promedio.

Así que a esperar el próximo domingo para sintonizar el canal 1 (DasErste) a las 8:15 de la noche, puntual para escuchar la tradicional cancioncita... tuuu, tuuu, tuuuuuuuu!

marzo 14, 2015

90% alemanizada

Hace unos días en una página de Facebook que sigo, postearon las siguientes afirmaciones con la pregunta "¿Qué tan alemán eres?":

1) Tu desayuno es sagrado.
2) Eres siempre puntual.
3) No puedes vivir sin cerveza.
4) Esperas al semáforo en verde para cruzar la calle. (aunque veas que no viene nadie!)
5) Dices lo que piensas.
6) Amas andar en bicicleta.
7) Te tomas el tema de separación de basura muy en serio.
8) Siempre llevas una bolsa para la compra.
9) Duermes con la ventana entreabierta. (aún en invierno)
10) Los domingos en la noche nadie te molesta, pues es hora de ver Tatort (serie policíaca).


Algunas cosas ya las hacía desde que estaba en México, pero definitivamente los puntos 5 al 8 los adopté desde que llegué a Alemania y el número 10 no me lo pierdo ni en vacaciones!  

Complementando la lista con otra que me encontré en un sitio muy interesante, sigo con las afirmaciones para ver que tanto me he alemanizado:

11) Contestas el teléfono con tu apellido.
12) El domingo es sagrado.
13) Las papas son indispensables a la hora de comer.
14) Adoras las salchichas.
15) Saludas sólo con la mano.
16) Consideras viajar a Mallorca en vacaciones.
17) Dices "Scheisse" cuando te enojas.
18) Has dejado de usar la tarjeta de crédito para todo.
19) Visitas uno o más mercados de Navidad en diciembre con colegas o vecinos.

Y por último, complemento con los siguientes puntos:

20) Invitas a fiestas con dos semanas de anticipación.
21) Tienes pantuflas en la entrada para los visitantes que llegan a tu casa.
22) Planeas tus vacaciones mínimo con seis meses de anticipación.
23) No te asustas cuando ves gente semi-desnuda en parques y playas.
24) Tienes botas de lluvia, rompevientos y diferentes tipos de chaquetas para cada estación del año.
25) No puedes vivir sin pan!
26) Evitas ir al médico cuando tú o tus hijos tienen gripe, pues sólo te recomendarán tomar aire fresco.
27) Cantas con euforia (o incluso bailas) los hits alemanes llamados "Schlager".
28) Tienes al menos un adorno de temporada en la puerta de tu casa, jardín o ventanas. Llámese huevos, calabazas, enanitos, corona navideña, etc.
29) Sobrepasas los 150 km/hr en el "autobahn" (autopista) 
30) Tienes el "kit" alemán para apoyar a la selección nacional en el mundial!

Así que en total estoy 90% alemanizada, lo cual no significa que tenga sólo 10% de mexicana! Me refiero a que ya casi paso por alemana, pues cumplo con muchos de los puntos que se consideran "típico alemán". Mexicana sigo siendo 100% :) 

Y tú? Ya te alemanizaste?

marzo 02, 2015

Nostalgia con los 5 sentidos

La primera unidad de mi libro de alemán (en el curso B2 que estoy tomando) se llama "Heimat", que es nada más y nada menos que "Patria" y supone (correctamente) que todos los alumnos son inmigrantes. En el curso hay 3 polacas, 1 italiana, 1 egipcia, 1 ucraniana, 1 de Mongolia, 1 holandesa y un "Au-pair" de la Suiza franco parlante.
El tema incluye textos de gente alemana que ha emigrado al extranjero o que después de un tiempo fuera decide volver a su ciudad de origen. Obviamente se ve vocabulario relacionado al tema, y la gramática para escribir textos y defender puntos de vista. Un tema por demás interesante!

En uno de los ejercicios de la lección teníamos que relacionar palabras con los 5 sentidos. Y eso me inspiró a escribir esta entrada. Qué extraño de mi México? Qué olores, qué sabores y qué paisajes?  Y qué extraño de Alemania cuando estoy mucho tiempo fuera de casa? Aquí les comparto una pequeña lista de lo que extraño de mis dos patrias.

- Vista. 
De México. Extraño las montañas de Monterrey y el cielo azul. El colorido en los mercados y la variedad de frutas en el supermercado. Los vestidos folclóricos y la joyería en colores vivos. La decoración en todo tipo de fiestas, ya sea cumpleaños, boda, bautizo o XV años. Y las piñatas de todas formas y colores.

De Alemania. Extraño las estaciones tan marcadas que hacer ver a un mismo árbol como si fueran cuatro distintos dependiendo de la fecha. Los venados en la pradera y las aves como cisnes, cigüeñas y gorriones. Los adornos en las puertas y ventanas y en los jardines dependiendo de la temporada. Extraño poder ver los jardines de los vecinos y la gente en bicicleta. El verde "nuevo" al empezar la primavera, el amarillo de los sembradíos de canola (colza), el blanco brillante de la nieve y el arcoiris después de un chubasco repentino. Extraño los molinos de viento que se observan desde la carretera y los fuegos artificiales en Año Nuevo.

Monterrey, MX
Stade, DE

- Gusto. 
De México. Extraño el cabrito, los tamales y las fritangas. Los raspados, elote desgranado o asado y las gorditas. En general todos los mariscos, incluyendo los tacos de camarón o marlin. El pan de dulce, sobretodo las donas. Los dulces regionales y las botanas, además de la inmensa variedad de salsas en cualquier restaurante o casa.

De Alemania. Extraño las mermeladas, el vino caliente en invierno y la cerveza de barril en los festivales del pueblo. Los helados italianos y el pastel de ciruelo. 
Comida mexicana
Vino caliente

- Tacto. 
De México. Extraño los apretones de mano al saludar, los besos acompañados de abrazos o palmadas en la espalda, y los abrazos bien apretados. Y extraño muchísimo el calor, tanto el humano como el del sol.

De Alemania. Extraño la calefacción en la casa y sobretodo en el baño, que aunque afuera esté nevando siempre esta calientito.

- Oído. 
De México. Extraño el bullicio en lugares públicos, el ruido de niños riendo en restaurantes, la música mexicana en eventos o restaurantes.

De Alemania. Extraño el silencio en la noche.

- Olfato. 
De México. Con este sentido es con el que menos extraño, pues el tráfico y la contaminación se han encargado de desaparecer muchos olores en la calle. 

De Alemania. Extraño el olor de la naturaleza y los olores de Navidad en casas y calles.

En general, este sentido no es mi fuerte. A diferencia de mi hermano menor, mi sentido del olfato no es tan sensible y pongo poca atención a los olores que me rodean. Y hablando de olores, el olor que nunca quisiera olvidar y que seguro extrañaré es el olor de mis hijas. Primero ese olor a bebé, y ahora ese olor de niñas... MMMmmmmMMM. Cómo quisiera guardarlo en un frasquito para poderlo oler en un futuro!

Y aunque no es un sentido propiamente, por último agregaría lo que extraño en general de ambos lugares y que incluye valores, sentimientos o costumbres.

De México. Extraño las misas llenas de gente y con coros alegres. Las reuniones familiares con más de 30 personas y las idas a merendar/cenar con mis mejores amigas. Las posadas y las peregrinaciones el día de Guadalupe. También echo de menos las idas regulares al cine, las carnes asadas y los centros comerciales. Que el comercio abra los domingos y acepten tarjeta de crédito en todas partes. La espontaneidad y el humor mexicano.

De Alemania. Extraño la seguridad al salir de noche y el orden con el que se conduce y vive. Las idas al bosque en otoño y a las albercas públicas en verano. Recoger fresas, manzanas o cerezas en las huertas. Los mercados de Navidad y buscar huevos en Pascua. Echo de menos el transporte público y la puntualidad. La confianza y respeto mutuo, la vida tranquila de mi pueblito y que las niñas crezcan sin miedo.

Y obviamente hay cosas que extraño de ambos países y que no escribí porque la lista sería interminable. Sólo menciono como ejemplo, las artesanías, el olor a pan recién horneado, las fiestas nacionales, las iglesias antiguas... todo eso extraño tanto de un país como del otro, aunque sea en algunas ocasiones casi opuesto o muy distinto.





No cabe duda que ya no soy 100% mexicana y nunca seré 100% alemana. Soy una mezcla curiosa de ambos países y por eso extraño tanto a uno como al otro cuando estoy lejos. Supongo que sólo los que están en mi situación comprenderán este sentimiento tan raro de pertenecer y no a dos países al mismo tiempo.

Por eso una vez más digo: Viva el MULTI-CULTI ;)

febrero 23, 2015

Esa mirada alemana...

A petición de uno de mis cuatro lectores, hoy escribiré sobre esa mirada alemana que a muchos incomoda y a otros molesta más de la cuenta. He de confesar que no me había percatado mucho de dicha mirada, pero en los últimos días he oído acerca de ella y me inspiró un poco a escribir esta entrada.

Haciendo memoria, recordé que mi mamá me comentó de la hija de una conocida que vivió en Alemania y que justamente se quejaba de "cómo la miraban" los alemanes en el metro, en la calle o en el supermercado. Yo tenía poco tiempo en este país y simplemente contesté "Ay, seguro que ni la estaban viendo a ella y se está imaginando cosas".


Y después de muchos años de vivir aquí, sigo pensando igual. No sé si a mi no me miran raro, o es que yo no me fijo demasiado en cómo me mira la gente extraña. Y aún y si se me quedaran viendo como bicho raro, simplemente ignoraría a dicha persona y seguiría mi camino como si nada.

El mes pasado tuve la oportunidad de participar en una mesa redonda sobre el tema de "Mobbing" o "Bullying" y salió el tema de la "mirada alemana". No pude evitar reírme al escuchar a una sudafricana al hablar sobre su experiencia personal, pues justo unos días antes uno de mis lectores me había pedido escribir de ese tema. La señora sudafricana a la que me refiero, tiene 35 años viviendo en Alemania y ella sí que vivió historias de terror, discriminación y racismo hace muchos años. Hoy en día, dice que la gente no le hace groserías ni la insulta, pero muchas veces percibe esa "mirada" que antes le molestaba y que ahora le causa gracia. Su solución: contraataca! Tiene varias alternativas que van desde sonreírle a la persona que la esta viendo, decirle "buenos días" o hacerle gestos chistosos con manos y cara.

Se pueden imaginar las caras de los alemanes "mirones"?! Y realmente esa es la ACTITUD que debemos de tomar ante esas miradas de curiosidad, perplejidad, ignorancia, extrañeza, etc. Que si nos ven raro porque somos morenos, negros o amarillos, o porque llevamos colores vivos, hablamos más alto y en otro idioma, o tenemos acento al hablar alemán? Qué mas da? Todos somos diferentes y no hay más que dos opciones: ignorar esas miradas o contraatacar :)

La vida es corta para estar mortificándonos por lo que otros piensan o creen de nosotros. Y de verdad que muchas veces ni siquiera nos han de estar viendo a nosotros, simplemente estan con la mirada perdida o distraídos pensando en otra cosa y uno creyendo mil cosas raras.

A disfrutar la vida y que el mundo siga girando. A sonreír y hacer sonreír a los demás! Muchas veces es más que una mirada y podríamos sentirnos afectados ante un comentario discriminatorio o incluso una burla directa. Ante esa gente aplico la misma regla: ignorar! Ponerse a discutir no llevará a ningún lado, se los aseguro. Porque esa gente no cambiará su limitada forma de pensar, nos hará enojar y nosotros tampoco dejaremos de ser morenos, ni de hablar en español con nuestros hijos ni cambiaremos por un comentario de un extraño.

La abuelita de mi marido (QEPD), era de esas que no sólo me miraba raro, sino que me decía que como era posible que hablara español con mis hijas, que estaba en Alemania y que estaba haciendo algo muuuuy malo. Sólo me reía, le decía que respetaba su forma de pensar pero que no podía hablarles un alemán "mocho" porque lo aprenderían mal. Y eso durante 10 años. Ni ella me cambió ni yo a ella. Y eso lo recuerdo siempre. Si no cambié a una persona allegada, menos cambiaré a los extraños que me topo en la calle.

Y termino con la siguiente frase que me encontré en internet:


P.D. Viva la diversidad!!!

febrero 13, 2015

Cadena de favores

Desde hace mucho que quería escribir esta entrada pero no había tenido tiempo. Pero ayer sucedió algo en uno de mis cursos de español que me inspiró a hacerlo hoy.

Aquí les pongo este video que casualmente llegó a mi muro de Facebook y que muestra lo que es una cadena de favores, y que de hacerlo todos, seguramente este mundo sería más feliz:


Hace unos meses, construyeron una rotonda cerca de la entrada a nuestro "barrio". Para dicha construcción, cerraron un carril de la calle y pusieron unos semáforos temporales para controlar el tráfico, ya que un sólo carril era de ambos sentidos dependiendo del semáforo. Uno de los semáforos lo colocaron a escasos 200 metros del cruce con la calle que sale de nuestro barrio. Así que cada mañana que iba a la ciudad, había tráfico debido a la construcción y al semáforo.

Hice la prueba muchos días. Y la verdad es que me sorprendí que siempre me cedieron el paso en cuanto veían que me acercaba al cruce. SIEMPRE! Es decir, la gente que estaba esperando en el semáforo me veía venir por la izquierda y en cuanto cambiaba a verde, me hacían una seña para pasar. Este pequeño acto causó siempre dos cosas: una sonrisa en mi boca y las ganas de ceder el paso al primero que me lo pidiera. Y en ese entonces me dieron ganas de escribir sobre esos pequeños detalles que nos ponen de buen humor y nos invitan a repetir el detalle. Justo como se ve en el vídeo de arriba.

El tiempo pasó y ya terminaron la rotonda que estaban construyendo. En este período fui y vine a México y pude constatar que allá la gente sigue sin ceder el paso aún con la direccional prendida, y curiosamente el efecto es proporcionalmente inverso a cuando SI se cede el paso. La gente pita el cláxon, se dice maldiciones, reacciona violentamente, se acelera y hasta se puede ocasionar un accidente.  Un par de veces hice la prueba y el resultado siempre fue el mismo. "Ni para qué poner la direccional si no te dejan pasar. Métete a la brava." Y pues si, así funcionan las cosas. Qué pasaría si todos cedieran el paso cuándo se les pide, sonrieran y devolvieran el favor a la próxima vez?

En fin, lo qué pasó ayer en mi curso de español es algo relacionado a ésto de los favores y se los voy a contar porque realmente me hizo derramar algunas lágrimas.

Hace 3 semanas terminé mi curso de otoño-invierno y como es costumbre, preguntaron cuándo empezaba el siguiente. Les dije que el 12 de febrero continuábamos con el nivel A2, en el mismo libro. Una de mis alumnas (rusa, madre soltera y sin trabajo, que llamaré Anna) comentó que no podría continuar con el curso por cuestiones financieras pero que quería seguir en contacto con otros de los alumnos y que tal vez en septiembre se incorporaba de nuevo. Rápidamente preguntaron razones y en menos de 5 minutos el resto del grupo había tomado una decisión: pagarían entre todos su curso. Anna se negó y agradeció el detalle. Otra de las alumnas insistió y dijo que ella haría el depósito, que contara con eso y que no había más que discutir.

Hasta yo alcancé chocolates!
El 12 de febrero llegó y recibí la lista de mis alumnos. Estaban todos, incluyendo a Anna. Cuando llegué al salón ya estaban haciendo cuentas y antes de que llegara Anna, ya le habían pagado aprox. 20€ cada uno a la que hizo el depósito. La clase fue como siempre y al final, Anna nos entregó a cada uno una cajita con chocolates como agradecimiento. Ufff!!! Todavía me acuerdo y se me ponen los ojos llorosos. Eso señores y señoras, se llama solidaridad! Y cabe aclarar que todos mis alumnos a excepción de Anna, son alemanes.

Así que rompo una vez más esa idea de que los alemanes son fríos, secos, racistas y no sé que mas adjetivos negativos. Habrá sus excepciones como en todas partes, pero en mis 12 años viviendo en este país he aprendido que los alemanes son solidarios, honestos, caritativos y muy buenos amigos.
Y lo que hicieron mis alumnos por su compañera de curso lo demuestra.

Cuando vea la película "Guten Tag, Ramón" escribiré sobre otros ángeles alemanes que me he topado en mi camino de adaptación e integración y que merecen una mención especial en este blog. Porqué aunque no lo crean, hay muuuuchas Sras. Ruth en este país.

Así que a poner en práctica esto de la cadena de favores. Ya sea cediendo el paso, ayudando a alguien a cruzar la calle, visitando a un enfermo, regalando juguetes a asociaciones civiles, etc etc. Hay miles de formas, pequeñas y grandes que seguramente brindarán sonrisas y momentos agradables a muchos!

febrero 10, 2015

Aprendiendo "DEUTSCH"

El peor error de un migrante es no aprender el idioma del país donde vive. Y eso es precisamente lo que me pasó a mí. Muchas personas que emigran conocen el idioma del país a adonde van, comúnmente el inglés . Y los que van a estudiar normalmente toman cursos básicos antes de irse a estudiar a la universidad extranjera.

En mi caso muy particular tuve seis meses antes de casarme para aprender alemán. Pero entre trabajo, viajes y planes de boda sólo pude asistir a tres o cuatro clases donde solo aprendí a saludar y los números. Llegué a Alemania en el verano del 2002 y en aquel entonces no existían los ahora llamados "cursos de integración" y en el pueblito donde vivía la escuela no tenía cursos en las vacaciones de verano, así que esperé hasta septiembre para matricularme en un curso de alemán básico. Tomaba clases tres veces por semana y en diciembre volé a México para pasar Navidad con la familia. En enero que mi marido tuvo que viajar a Florida para un proyecto me quedé en Monterrey a estudiar con una profesora particular. 

Para mi buena o mala suerte encontré trabajo al llegar a Alemania, y empecé a trabajar en mayo del 2003 en una empresa norteamericana con oficinas en Fráncfort... el alemán no fue requisito y me asignaron a proyectos fuera de Alemania donde el inglés era suficiente. Trabajé allí hasta que el embarazo no me permitió volar y poco después di a luz a mi primera hija. Año y medio mas tarde nacería nuestra segunda hija y como podrán imaginarse nunca tuve tiempo de tomar clases de alemán.
Y así pasó el tiempo sin ir a una escuela a estudiar alemán, obviamente mi marido hablaba conmigo en alemán todo el tiempo y viendo televisión y escuchando radio aprendí bastante vocabulario. Hoy en día mis hijas corrigen mis errores de gramática y he decidido volver a trabajar en mi area por lo que es necesario tener conocimientos bastante buenos de alemán.

Después de una década en Alemania, me he puesto como meta obtener un diploma de idiomas. Eso suena fácil pero no lo es, ya que en nivel conversación y comprensión tendría un nivel C1, pero en nivel gramática y escritura talvez un A2. Así que si entro a un curso a aprender gramática, me aburriré con los textos y los principiantes, pero si entro a un curso de avanzados, darán por sentado que ya sé toda la gramática. Complicado! Me he inscrito a un curso B2 y veré que tal me va. Al final de dos semestres, podré tomar el exámen y si lo paso, obtendré mi diploma.

Pero se preguntarán qué es eso del A2, C1 o B2? Para los que no viven en Europa o no están relacionados con idiomas, les explico un poco:

El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER, o CEFR en inglés) es un estándar europeo, utilizado también en otros países, que sirve para medir el nivel de comprensión y expresión oral y escrita en una lengua.
El proyecto es el resultado de un trabajo iniciado en 1991 por iniciativa del gobierno federal suizo que estuvo inspirado en trabajos previos realizados por particulares e instituciones desde 1971. El documento final fue elaborado por el Consejo de Europa y presentado el año 2001 durante la celebración del Año Europeo de las Lenguas.
El Marco común europeo de referencia establece una escala de 6 niveles comunes de referencia para la organización del aprendizaje de lenguas y homologación de los distintos títulos emitidos por las entidades certificadas. La división se agrupa en 4 bloques que responden a una división más clásica de nivel básico, intermedio y avanzado, aunque no se corresponden exactamente con los niveles clásicos por estar situados por encima o por debajo de ellos.
Los niveles A1-A2 : Usuario básico
Los niveles B1-B2: Usuario independiente, nivel intermedio
y los niveles C1-C2: Usuario competente, prácticamente nativo.

En Wikipedia pueden encontrar lo que se espera de cada nivel y los certificados que existen para demostrarlos.

Tomaré clases lunes y jueves de 8:45 a 12 todo el año (con sus respectivas vacaciones escolares) y estudiaré la gramática por mi cuenta para estar al nivel. Ayer fue la primera clase y cuando me oyen, la gente cree que el nivel B2 es poco para mí, e incluso la profesora me preguntó al final si no me aburriré, pero no lo creo. Tengo que ponerme las pilas con la gramática y la escritura y el estar en el curso me ayudará.

Como dice el dicho, más vale tarde que nunca. No puedo decir que me arrepiento de no haber estudiado antes, porque trabajar en una empresa multinacional me dio muchas ventajas y satisfacciones, pero definitivamente el aprender BIEN desde el principio es lo que debe hacer todo migrante cuando llega a un nuevo país.

Para los que recien llegan a Alemania, les recomiendo este sitio para aprender alemán: www.iwdl.de, una aplicación hecha por la VHS que incluye ejercicios de todo tipo, videos, y lo mejor de todo es que hay tutores que corrigen los textos y audios que uno formula. Además, les recomiendo seguir páginas en Fabebook como DW-Learn German, que postea ejercicios a cada rato y al día siguiente pone las respuestas correctas. En Pinterest, tambien pueden seguir "boards" relacionados al idioma alemán para recibir infografías, tablas con vocabulario o reglas gramaticales, ejercicios, etc.

Me tomaré un año intensivo de alemán y espero cumplir mi meta satisfactoriamente. Es difícil corregir vicios y "desaprender" errores típicos, pero no queda de otra. A estudiar DEUTSCH para poder conseguir un buen trabajo ;)

enero 27, 2015

Los baños en Alemania

El tema parece simple, y todos creerían que los baños en Alemania son comunes y corrientes. Pero para áquel que ha viajado un poco, sabrá que los baños tanto públicos como privados pueden ser muy distintos a los que conocemos en casa. Poca gente habla del tema, pero dedicaré esta entrada a este sitio tan visitado para evitar traumas, para que los conozcan de cerca y por qué no? también para reír un rato.

Primeramente habría que separar los baños en públicos y privados, aunque algunos aspectos sean compartidos por ambos. Empezaré por los públicos que son un tanto "estándar" por aquello de los turistas.

Baños públicos hay en restaurantes, bares y centros comerciales. A diferencia de México, aún en los baños de algunos restaurantes, se cobra o se espera una propina al salir. Sí, normalmente hay una persona de limpieza con un platito en una mesa que cobra por lo general 50 centavos de euro por usar el sanitario. En los centros comerciales funciona así casi siempre, mientras que en las gasolineras han puesto un sistema que te da un cupón por esos 50 centavos que pagaste para consumirlos en la tienda de la gasolinera. Lo de la propina aplica también para baños públicos en playas o lugares abiertos.
Baño que da cupón

Cupón

Platito con propina afuera de baños públicos
En Alemania es raro ver un bote de basura al lado de la taza, ya que el papel higiénico debe depositarse en la taza. En el caso de los baños de mujeres, hay una cajita o bote pequeño para todo aquello que no es papel higiénico. Las tazas han pasado por muchas etapas de modernización que buscan el ahorro de agua, la higiene y limpieza automatizada. Así que actualmente se bajan sin necesidad de presionar nada y basta un pequeño movimiento para que Shhhhh, se jale automáticamente. Nunca olvidaré la primera experiencia de mi hija mayor en este tipo de baños. La pobre quedó traumada y tardó un par de meses en volverse a sentar en un baño sin miedo a ser absorbida. Definitivamente estos baños no son para chiquitines!

Rollo
En cuestión de lavabos creo que son más estándares. Jabón líquido, agua fría o caliente que sale al identificar movimiento con un sensor, otras llaves se presionan y dejar fluir agua por un número determinado de segundos, y las normales que uno regula a su gusto. Para secar las manos hay cualquier cantidad de artefactos e inventos que van desde las secadoras, toallitas, y rollo de algodón. Buscando proteger el medio ambiente, el uso de papel para secarse las manos esta desapareciendo poco a poco.

Secadora

Secadora
Además de los tipos de baños públicos antes mencionados, están aquellos que se encuentran en medio de la ciudades, en las carreteras y los móbiles que se colocan en eventos como ferias del pueblo y conciertos al aire libre.

Los baños públicos en los centros de las ciudades son escasos, y dado que los restaurantes no desean personas que no son clientes en sus baños, se está buscando construir nuevos como en el caso de Stade, donde vivo. Como pueden ver en las fotos, algunos son muy modernos pero a mi gusto muy particular, desentonan porque están en medio de la nada. En estos baños las cosas funcionan como ya lo mencioné antes, y lo único a destacar es el sistema de seguridad para abrir la puerta. Algunos se abren al pagar, y otros son gratuitos pero se abren después de un determinado tiempo. Así que aguas! Y en este tipo de baños algunos son unisex, así que no hay letreritos de mujeres y caballeros.



Los baños TOI TOI son aquellos que se rentan para eventos y son los que mas me desagradan. Pero a la hora de una emergencia, me tapo la nariz y me armo de valor para usarlos.


También hay baños en las estaciones de metro y tren, pero como son tan concurridos evito usarlos. Dependiendo de qué tan grande y moderna sea la estación, será el tipo de baño. Aquí en Stade por ser una estación pequeña y antigua tiene baños muy feos que casi nunca frecuento. Normalmente en estos lugares, su uso es gratuito.

Ahora pasemos a los baños particulares, esos que están en las casas de la gente normal como tú y yo. Hoy en día gracias a la globalización, la mayoría de tazas (sanitarios) son iguales en todo el mundo. Ha pasado de moda el color y se maneja el blanco, y el sistema de jalarle es similar. Pero qué hay de los baños antigüos? De esos les voy a platicar para que no se asusten cuando los vean.

En Alemania hay muchas casas de más de 100 años, y las casas de mis dos pares de suegros pertenecen a éstas. Obviamente los baños han sido renovados, pero cuando llegué a Alemania todavía no se modernizaban y seguían siendo como eran en los 60´s o 70´s. Tres cosas me llamaron mucho la atención y se las describo porque aunque los baños de mis suegros ya están a la última moda, todavía hay muuuuchos en Alemania a la "antigüita"

- Lo primero que me espantó fue lo que llamamos unas amigas y yo, la taza de "muestra". Es difícil explicarles con palabras su diseño, así que pongo una foto para que los conozcan y deduzcan porqué el sobrenombre de "muestra".


El sistema para "jalarle" tambien es arcaico en algunas ocasiones y tienen una cadenita que cuelga del techo. También les pongo una foto por si no me entienden.

Debo aclarar que las tazas se modernizaron y dejaron de ser de "muestra", pero aún esos nuevos modelos de los 80´s son diferentes a los que yo conocía de México de esos mismos años. Sucede que las tazas tienen muy poca agua, y a diferencia de las tazas mexicanas se ensucian mucho más rápido (ustedes entienden). Y eso me lleva al segundo detalle que me llamó la atención:

- En todos los baños de casa, hay un cepillo para limpiar la taza. Supongo que otra razón es porque en muy pocos hogares hay una "chica" que se encarga de lavar los baños y se espera que tanto invitados como huéspedes laven el baño al terminar de usarlo.






Hay diseños muy modernos y les pongo algunas fotos para que vean que son muy discretos y combinan normalmente con el bote de basura, el dispensador de papel higiénico, etc.

- Y la tercera cosa que me llamó la atención fue la ausencia de duchas en los cuartos de baño. Sólo hay bañera y no tienen "regadera", por lo que bañarse es una verdadera aventura. Me explico... Para empezar, la llave consiste de dos salidas de agua: una para llenar la bañera y la otra con extensión que termina en "regadera" pero que no se puede colgar en ninguna parte. Así que con una mano debes tomar la regadera y con la otra enjuagarte el cuerpo o cabello. Todo esto sentado de preferencia, porque no tienen cortina ni puerta en muchos de los casos y no querrás dejar todo el piso mojado, verdad?


La casa que compramos tenía exactamente ese tipo de bañera, y se solucionó el problema colocando la regadera pegada a la pared a una altura considerable (aún es posible desprenderla y moverla), y colocando una puerta para evitar el salpicadero. Gracias a Dios, los cuartos de baño en las casas de mis suegros han sido renovados y tienen una ducha, por lo que ya no sufro a la hora de ducharme.

Hoy en día las bañeras sólo se instalan en casas grandes, y casi siempre el cuarto de baño tiene también ducha aparte. No se usan cortinas, sino que las puertas son de vidrio como en la foto de la derecha. Otra cosa que no me ha tocado ver en casas particulares en Monterrey.

Como es costumbre en lo que escribo, baso las explicaciones en mis propias experiencias que se concentran en el norte de Alemania. Así que si los baños son diferentes en el sur, agradecería sus comentarios para conocerlos.

Así que cuando visiten Alemania y se queden con algun amigo o pariente, no se espanten. Gracias a Dios hasta ahorita no me he topado ningún baño de agujero en el suelo (foto abajo), y con estas fotos ya sabrán lo que pueden encontrarse. Saludos y hasta la próxima!


enero 19, 2015

Whatsapp, listitis y "selfies"

Como saben estudié sistemas, así que el tema de las redes sociales está muy presente en mi vida. Y no puedo dejar de interesarme por todo lo nuevo y novedoso en este aspecto. Recientemente me he percatado de nuevos fenómenos que nos traen de cabeza.

Para empezar el Whatsapp, esa herramienta que parece que siempre ha sido parte de nuestra vida. Ha superado al correo electrónico e incluso al Facebook. En mi caso personal tardé mucho rato en darme de alta y ahora es una de las aplicaciones que más uso todos los días. Aquí en Alemania no es tan popular como en México pero de todas formas poco a poco la gente de mi edad se va integrando a esta nueva herramienta. En el caso de los jovencitos creo que la fiebre es igual en todo el mundo, no hay niño/adolescente que no tenga WhatsApp para chatear con sus amiguitos y compañeros de clase.


Yo lo uso para estar en contacto con mi familia y también con amigas mexicanas aquí en Alemania. Todavía no tengo ningún grupo que incluya mamas de las clases de mis hijas. Es muy práctico, sobretodo a la hora de ponernos de acuerdo para una reunión o evento, aunque he de admitir que es adictivo y pone en peligro la convivencia "real" por estar pegado al teléfono.

El siguiente fenómeno es lo que yo llamo "Listitis", y se refiere a escribir artículos, sobre todo en blogs, que no hacen otra cosa más que mencionar una lista de cosas con un tema en particular. Reflexionando sobre el asunto me he dado cuenta que no es que sea un fenómeno nuevo ya que ese tipo de listas siempre ha existido incluso en este blog, lo nuevo es ponerle como título cosas como "Las 9 mejores ideas para renovar tu habitación", "15 formas de conquistar a una mexicana", "31 cosas que comienzas a hacer cuando envejeces" o cosas por el estilo. Ese tipo de títulos simplemente me irritan, no sé si solamente se deba a la falta de originalidad en los títulos o a que nos hemos vuelto demasiado numéricos  y es una nueva forma de atraer a los lectores. Definitivamente en este blog trataré de evitar caer en ese tipo de títulos ridículos.

Y por último está el fenómeno de los "selfies", esos autorretratos que hace todo mundo y comparte como si fueran la foto del año. En lo particular no me gusta tomarme fotos, primero porque no soy nada fotogénica y segundo porque casi siempre hay alguien que puede tomar la foto y no es necesario mostrar mi cachete y papada en la mitad de la foto. Respeto a todos aquellos fans de este nuevo fenómeno pero simplemente creo que el tomarse 500 fotos en el cuarto de baño no es nada interesante para el resto del mundo. 
Primer "selfie" de la historia?
Y así como el fenomeno anterior, esto de los autorretratos no es nada nuevo, simplemente las redes sociales le han dado un giro espectacular. Justamente ayer vi una película llamada "Desde mi cielo" que muestra a una chica que recibe de cumpleaños una cámara fotográfica en el año 1973. Lo primero que hace es tomarse fotos a sí misma con su peluche, con su perro y haciendo muecas. Claro que en aquel entonces tenía que esperar a terminarse el rollo, ir a revelarlo y lo único que podía hacer con las fotos era enseñárselas a sus vecinos y familiares. Narcisistas siempre han existido sólo que ahora nos damos cuenta que hay más de los que creemos ;)

Me encanta la tecnología y sus avances para estar más cerca de los que viven lejos, desgraciadamente muchas veces esa misma tecnología es nuestro peor enemigo en casa, ya que dedicamos más tiempo del necesario a compartir, mostrar y presumir. Todo con medida, como dice el anuncio y la tecnología puede acercarnos a los que tenemos lejos y mejorar nuestra vida en el extranjero. Pero sin descuidar a los que tenemos cerca, eh?!

enero 14, 2015

Vaya viajecito!

Hoy cumplimos una semana de haber llegado de México y realmente se nota que viajar con 40 no es lo mismo que con 30. Esta vez me ha costado mucho tiempo recuperarme del viaje de regreso, y no tanto por el jet lag, sino simplemente del cansancio. O será que el clima tan lluvioso ha agregado un elemento depresivo a la recuperación?

El viaje de ida también fue muy pesado, ya que aún con la noche que dormimos en el Distrito Federal, el despertarnos dos días seguidos a las 3 de la mañana hizo que el viaje fuera más cansado que de costumbre. Pero entre la emoción de ver a la familia, el clima templado y el plan de posadas y Navidad a la mexicana, hizo que nos olvidaramos de la fatiga y que sólo disfrutaramos del momento.

Viajar de Hamburgo a Monterrey siempre implica dos paradas, una en Europa y otra en América. O cuando volamos vía Nueva York, con dos conexiones en aeropuertos americanos. Sea cual sea la combinación, el viaje es muy pesado y dura aproximadamente 24 horas desde que salimos de una casa hasta que llegamos al destino final. Gracias a Dios las niñas ya están mas grandecitas y cooperan en los aeropuertos llevando su mochila y caminando por su cuenta. Ya no hay que llevar carreolas ni pañales, comen de todo lo que se ofrece en el avión o aeropuertos y siguen durmiendo bien en los vuelos largos.

Aún así, me sigo estresando por las conexiones, las maletas y los vecinos de vuelo. En esta ocasión, por aprovechar una oferta, compramos los boletos de Mexico a Monterrey por separado y nada más de pensar en que no llegaran las maletas a su destino se me fue el sueño más de una noche. De ida, tuvimos la mala suerte de coincidir con una madre que volaba con 4 hijos "talibanes", que no se ofenda nadie, pero realmente eran un caso nunca antes visto. Gritaban, peleaban y saltaban de un asiento a otro sin parar. Uno de ellos no pegó el ojo en las 11 horas de vuelo y a más de un pasajero estuvo a punto de darle un ataque de histeria. Soy bastante paciente, y mi marido más que yo... estamos acostumbrados a estos vuelos y a oír llantos de bebés o niños a ratos. Pero 11 horas de escándalo fue demasiado. Gracias al cielo las ventanas no se abren, porque poco falto para que nos lanzaramos por ellas.

Cada vez que tomo este tipo de vuelos admiro a mis padres que todavía tienen el ánimo de venir a visitarnos, considerando la aventura que implica llegar hasta aquí.  De regreso se me ocurrió la magnífica idea de visitar el Zócalo capitalino durante las horas de espera entre un vuelo y otro. Primera y última vez. Simplemente fue agregar estrés innecesario, más cansancio porque caminamos muchísimo y desfasar más los horarios de comida.

Además de todos los inconvenientes antes mencionados, el viajar a México es toda una inversión! Recuerdo que recién casada (e ilusa) soñaba con que iría a la madre patria cada año y pensaba que las mexicanas que no lo hacían eran desconsideradas y locas de remate. Ahora yo soy una de ellas. Mientras las niñas estaban pequeñas, pudimos hacer el esfuerzo y volar cada Diciembre a México, e incluso un par de veces volé sola para asistir a una boda o visitar a la familia. Hoy en día volar dos veces al año a México es impensable y con toda la familia hemos tenido períodos hasta de 3 años sin pisar tierras mexicanas.

Monterrey no es un paraíso turístico y nuestras parejas tienen que ser unos santos para gastar todos los días de sus vacaciones en visitar parientes, amigos, compañeros de escuela y más parientes en una ciudad que ni siquiera tiene playa. Los primeros años era novedad, y visitamos todos los lugares turísticos de la ciudad, pero después de 12 años de casados, ya no hay nada interesante y costear unas vacaciones adicionales en la playa más cercana no es nada barato.

Desde hace algunos años me he hecho a la idea que los viajes a México serán cada vez más esporádicos y ahora comprendo a amigas mexicanas que cuando recién llegué me decían "aprovecha mientras puedas viajar en temporada baja". Viajar en temporada alta y con más miembros en la familia consume gran parte de los ahorros del año, así que poco a poco se cambian los planes y se decide viajar a un destino más cercano y más adecuado para descansar.

Pasar Navidad en México era algo que no consideraba después de que nuestras hijas entraron a la escuela, y doy gracias a Dios por habernos permitido hacerlo el año pasado. Quién sabe cuando vuelva a repetirse. Tampoco hay planes de viajar a México a corto-mediano plazo en verano, así que ahora les toca a mis papás agarrar valor y planear el siguiente viajecito a Alemania para el 2016.

Espero poco a poco retormar energías y volver a la normalidad sin sentirme tan cansada. El domingo pasado, mis hijas y yo despertamos a las 12:30 del mediodía ante la mirada asustada de mi marido. Ni en mis años de adolescente recuerdo haber dormido hasta tan tarde, e incluso pensé que el reloj estaba descompuesto. Ya no estoy para esos viajecitos.... pero bueno, mejor ni me quejo porque mis papás no van a querer venir a visitarme :) Que Dios les conceda salud por muchos años para que lo sigan haciendo, verdad???


diciembre 05, 2014

Mercados de Navidad

"Pirámide navideña". Berlín.
En Alemania no hay posadas, cosa que extraño mucho de mi querido México, pero en su lugar hay mercados de navidad que es lo que mas me gusta de esta época en este país.

Pero que son estos mercados? Seguramente muchos se imaginan puestos de venta de artesanías y objetos navideños, y no estan tan errados, pero un mercado de navidad es algo más que un lugar donde comprar cosas, es un lugar con ambiente, alegría, olores y sabores que lo hacen un lugar único en el mundo.

Su atmósfera es inigualable: en los mercados navideños alemanes se mezclan el aroma de dulces de hierbas alpinas, de castañas y almendras tostadas, así como del obligatorio “Glühwein”, vino tinto caliente con especias, como clavos y canela. Muchos de los mercados simulan con sus quioscos la arquitectura tradicional con casitas de entramados de madera, aunque los hay también en estilo moderno.

En Alemania hay más de 1.500 mercados navideños, de todos los tamaños y prácticamente hay uno en cada ciudad o pueblo. En las ciudades grandes como Berlín o Hamburgo, hay un mercado en cada distrito, y en los pueblos pequeñitos como el mío (2,500 habs.) sólo se coloca el mercado un fin de semana. 
Normalmente, la preparación y colocación de los puestos comienza a mediados de noviembre y la inauguración los últimos años ha sido el 24 de noviembre para quitarlos un día antes de Navidad. Aunque hay algunos que duran incluso hasta fin de año. Dependiendo de la ciudad, se colocan los puestos en las calles del centro (casco antiguo), en plazas públicas  o en áreas peatonales. Un puesto al lado de otro, sin dejar mucho espacio libre. Algunos incluso construyen cuartos cerrados para que los clientes puedan resguardarse mejor del frío o de la lluvia.
El horario varía de ciudad a ciudad, y hay algunos que cierran bastante temprano (a eso de las 8 o 9 de la noche). Una amiga me comentaba que en algunos mercados navideños en Berlín cobran 1 o 2 euros para entrar, cosa que desconocía hasta ahora.


Berlín.
Puestos. Berlín.


 De qué hay puestos? de todo!
 - de bebidas: donde venden ponche caliente, "Glühwein, rompope, cafés de todos tipos y sabores, chocolate caliente y tambien cerveza, fría o caliente. Aquí les comparto un blog muy interesante que dedica una entrada a este tema, especializandose en las bebidas que se ofrecen.

- de comida: no pueden faltar las tradicionales salchichas, incluso de un metro de largo y otras especialidades que se venden en cualquier feria del pueblo como carne asada, champiñones en diferentes salsas, camarones o calamares, bretzel, etc. Pero lo mejor es lo dulce, empezando por las crepas, nueces garampiñadas, castañas asadas, galletas de todo tipos y sabores, "schmalzkuchen" (panecillos fritos en aceite y cubiertos de azúcar pulverizada), chocolates, mazapan alemán, y mil delicias más.
Castañas asadas. Berlín.
- artesanías: de madera, de papel, de vidrio. Hay para todos los gustos y presupuestos y la mayoría son artículos navideños como velas, estrellas, coronas para las puertas, esferas, etc. 
Estrellas de papel. Berlín.
- ropa: prendas de lana, pantuflas, gorros, bufandas y guantes no pueden faltar. Ademas de gorros de Santa, con o sin trenzas, con o sin luces, etc.

Adicionalmente a los puestos, en muchos de los mercados hay programa cultural o musical donde coros, grupos de baile y escuelas presentan cantos, obras de teatro o espectaculos de baile. En Hamburgo, a determinadas horas pasea el trineo de Santa por el cielo para presentar a sus renos y recordar a los niños que deben portarse bien para recibir lo que pidieron. 
En otros mercados hay carruseles, juegos mecánicos, resbaladeros o pistas para patinar sobre hielo.
Rueda de la fortuna. Berlín.
Santa en su trineo. Hamburgo.
Lo normal es visitar los mercados de navidad con la familia o con amigos. Los fines de semana se llenan mucho más, pero entre semana no faltan grupos de colegas que visitan el mercado de navidad para tomar algo después del trabajo. Hay que llevar mucha paciencia, porque aunque usted no lo crea en Alemania tambien existen los tumultos y en los mercados de Navidad hay que apretujarse entre la gente y hacer fila para pedir un ponche o una salchicha.
Berlín.
En lo personal conozco menos del 1% de los mercados de navidad en el país, los que he visitado con mas frecuencia son dos o tres en Hamburgo, obviamente el de Stade y el año pasado conocí los de Bremen y Lüneburg. Me faltará vida para conocerlos todos, pero espero algún día conocer al menos los más famosos como el de Núremberg o el de Colonia.

Pirámide navideña. Stade.
Ayuntamiento iluminado. Hamburgo.
Aquí esta la lista de todos los mercados de Navidad en Alemania este año:  http://www.weihnachtsmarkt-deutschland.de 

Si el de Núremberg es el más famoso, el de Dresde es el más antiguo. El llamado, “Striezelmarkt“ cumple 580 años de existencia. Además de una gigantesca pirámide de madera, el de Dresde se caracteriza por su tradicional “Christstollen”. El Christstollen es un pan con frutos secos, pasas, limón y naranja y es servido, a menudo, como postre en Navidad. En el adviento se come a cambio de tortas y tiene formas que recuerdan a un niño recién nacido envuelto en sus pañales. Por esta razón se cubre de polvo de azúcar.

Según DW, entre otros mercados navideños que no debes dejar de visitar están el de Rothenburg ob der Tauber, en Baviera, Quedlinburg, en Sajonia-Anhalt, o Colonia, a los pies de la catedral gótica, a orillas del río Rin. Y para los que buscan mercados de navidad originales, está el de Santa Pauli en el distrito rojo de Hamburgo, que se le conoce como el mercado erótico y donde las angelitas estan vestidas con muy poca ropa :)

En 2013, unas 85 millones de personas visitaron los mercados navideños. Hace 14 años la suma ascendía a 50 millones. Me encantaría que los mercados estuvieran todo el invierno, ya que enero y febrero son los meses más aburridos (aquí no hay ni rosca de Reyes, ni tamalada de la Candelaria) y  mas fríos del año. Al menos tendríamos un lugar a donde ir y reunirnos con amigos, calentarnos un poco con un vino caliente y hacer compras post-navideñas :)

Definitivamente conocer y vivir la experiencia de los mercados de navidad debe estar en cualquier lista de cosas por hacer de los que se animen a visitarme en esta época del año. Quién dice yo?

P.D.1 - Las fotos de Berlín son de una amiga muy querida y están publicadas aquí con su permiso.
P.D.2 - Las estadísticas y números son de DW (en español).
P.D.3 - Como siempre, lo escrito aquí esta basado en mi experiencia personal que se concentra mayormente en el norte de Alemania, así que puede haber algunas diferencias con mercados en otras regiones del país.

noviembre 23, 2014

Decisión crucial: elegir secundaria

Esta semana asistí a la primera reunión informativa para padres de familia sobre las secundarias en nuestra ciudad. Como saben, mi hija mayor está en cuarto año de primaria y el próximo verano dejará la primera fase escolar (primaria) para seguir a la segunda que aquí recibe diferentes nombres dependiendo del tipo de escuela.
Hace mucho que quiero escribir sobre el sistema educativo en Alemania, pero me ha faltado tiempo y mejor les escribo un poco sobre esta fase ahora que me ha llegado la hora de elegir. Aquí el jardín de niños es opcional y consta de 3 años. Normalmente entran los niños de 3 años cumplidos y se incorporan a grupos mixtos con niños de 3 a 6 años. Sólo van a jugar, cantar y aprenden cosas como estaciones del año, colores, números, festividades del año, etc. No aprenden a leer ni a escribir.
Después viene la escuela primaria que aquí consta de 4 años y los niños son inscritos cuando tienen 6 años cumplidos o los van a cumplir en los siguientes 3-4 meses en la escuela que les corresponde geográficamente.
Al recibir las calificaciones del primer semestre de 4to año, cada niño recibe una "recomendación" por parte de la escuela para inscribirlo en la secundaria que puede seguir uno de los siguientes 4 modelos:
- Gymnasium. Secundaria de 9 años donde el alumno recibe al finalizar un diploma que le permite estudiar una carrera universitaria.
- Realschule (RS). Secundaria de 6 años donde el alumno recibe al finalizar un diploma que le permite estudiar una carrera técnica especializada.
- Hauptschule (HS). Secundaria de 5 años donde el alumno recibe al finalizar un diploma que le permite estudiar una carrera técnica u oficio.
- Integrierte Gesamtschule (IGS). Concepto nuevo que integra alumnos de los 3 modelos anteriores y que dependiendo de cada alumno se puede obtener el diploma correspondiente a los 5, 6 o 9 años de estudio.

Mucho se critica este sistema educativo (sobretodo de parte de los extranjeros) porque pareciera que en cuarto año se hace una segmentación y se limita al niño a determinado modelo, cuando quizá todavía no esté maduro y pueda cambiar sus cualidades académicas unos años después. Pero cabe aclarar que si un niño termina la RS, tiene buenas notas y decide continuar en el Gymnasium, puede hacerlo. Así mismo, un niño que no puede con el ritmo del Gymnasium o RS, puede cambiar a otra escuela con menor presión.
La "recomendación" de la primaria se basa obviamente en las calificaciones de los niños que no sólo incluyen el conocimiento de la materia, sino también de las capacidades sociales e interpersonales del niño. Aquí las calificaciones van del 1 al 5, donde el 1 es lo mejor y las principales materias a considerar son alemán, matemáticas y ciencias. El promedio que se debe tener para entrar al "gymnasium" es 2,2 o un total mínimo de 7 en las 3 materias (por ejemplo 2,2 y 3).


Lo pongo entre comillas, porque es sólo una "recomendación" y los padres de familia tienen la última palabra a la hora de elegir la secundaria. De hecho, en nuestro estado no se darán mas "recomendaciones" a partir del 2016 porque se ha visto que a final de cuentas los padres hacen lo que quieren y poco importa la "recomendación" dada.

Repito, si un niño recibe la recomendación de RS y los padres lo inscriben en Gymnasium, es válido. Pero he escuchado muchas historias donde luego de 1 o 2 años, tienen que cambiarlo a RS porque no pudieron con el nivel educativo que es más pesado ("dicen") en Gymnasium que en los otros modelos.

La reunión informativa estuvo organizada de tal manera que los padres podían elegir hasta 3 escuelas a conocer y rotarse entre los diferentes salones para escuchar una presentación de 15 minutos. Entré a conocer el Gymnasium que nos corresponde goegráficamente (hay 2 en Stade), la IGS y la RS. Fueron presentaciones muy distintas entre sí y como si se tratara de vender un producto, cada escuela se enfocó en su punto más fuerte. El Gymnasium en la parte tecnológica (cuentan con "white boards", clases de robótica e informática, tablets en muchas de las clases, etc), la IGS en la parte social e integral (desayunan todos juntos con el profesor, trabajan mucho en equipo, etc) y la RS basó su presentación en estadísticas y datos generales de los horarios y materias.

Victoria obtuvo un promedio de 2,0 en tercer año y el viernes pasado hablé con sus profesores y me enteré que la nueva profesora de alemán considera que Victoria es demasiado callada y poco participativa, que a pesar de sus buenas notas en lectura y ortografía, tiende a darle un 3 o 4 en la materia por su capacidad de interacción en la clase. Tendrá que cambiar radicalmente para obtener un 2 y confío en que se ponga las pilas porque no me gustaría obtener una "recomendación" de RS simplemente por ser callada (como yo lo era :( ) En Mate y Ciencias va muy bien, así que no queda más que esperar dos meses más.

La elección en nuestro caso estaría entre Gymnasium e IGS, pero hay varias cosas que no me convencen de esta última como el hecho de que no reciben calificaciones en los primeros años y practicamente no tienen tareas. Viniendo de un sistema educativo como es el mexicano, lleno de exámenes, tareas y actividades extracurriculares, la IGS me parece muy laxa.

Veremos que "recomendación" recibe y a qué secundaria asiste nuestra hija mayor. El próximo año tenemos que decidir para la menor, pero al menos ya tendremos más experiencia con este sistema educativo tan distinto al latinoamericano. A esperar... y seguir aprendiendo!