diciembre 31, 2013

Cuatro minutos de amor puro...

Hace unos años (junio 2009) escribía sobre los 5 minutos mas placenteros de mi día que consistían en el tiempo que me acostaba con mis hijas mientras conciliaban el sueño. Con el tiempo, esta rutina fue desapareciendo y ahora ellas se acuestan solitas y despues de leer y rezar, apagan la luz y en pocos minutos se quedan dormidas sin necesidad de que yo esté presente siquiera.

Pero así como unos rituales desaparecen de nuestra vida diaria, otros aparecen...

Desde que mi hija mayor entró a la escuela primaria, aprendió a usar el despertador y en cuanto suena, se levanta para ir al baño y cambiarse. Al año siguiente su hermana le siguió en el ritual y basada en la experiencia, el despertador sonaba a la 7:10 cada mañana, dando 30 minutos justos para cambiarse, desayunar, peinarse, lavarse los dientes y ponerse la mochila. Normalmente salen de casa a las 7:40, hora en que llega una vecinita por ellas para encaminarse juntas a la escuela.

Después de las vacaciones de verano decidí dar 10 minutos extra para que se acostumbraran a volver a los horarios de siempre. Así que el despertador sonaba a las 7 en punto y la idea era volver a la costumbre de despertar a las 7:10 en un par de semanas, pero se implementó un nuevo ritual que ya no quiero cambiar.

A las 7 suena mi despertador junto con el de mis hijas, y en menos de 5 segundos, las dos llegan a mi cama donde se acurrucan a mi lado y empiezan 4 minutos de puro amor ("kuscheln" en alemán), repartiendo besos y abrazos mientras que mi despetador vuelve a sonar (con la función de snooze). Es entonces a las 7:04 que mis hijas salen disparadas al baño para cambiarse y estar listas a tiempo.

Lo curioso es cuándo tengo que irme al trabajo justo después de que ellas se van a la escuela y tengo que poner mi despertador un poco más temprano para alcanzar a bañarme antes de empezar con el ritual de mis hijas. Sólo un par de veces pudimos escapar de esos 4 minutos de "abrazos y besos", porque mi hija menor se resistía a bajar a desayunar si no me volvía a acostar (aún con el pelo mojado) con ella un par de minutos.

Y entonces, esos días que tengo que despertarme más temprano tengo que calcular que los 4 minutos deben ser respetados y no andar con prisas saltandome esa parte tan importante de la mañana. Al igual que aquellos 5 minutos que durante algunos meses disfruté al acostar a mis hijas, no sé cuanto durará esta nueva costumbre, pero estoy segura de que lo disfrutaré mientras dure. Es una de esas cosas que quisiera mantener siempre en mi mente y nunca nunca olvidar!

Debo aclarar que mi marido casi nunca está a esa hora entre semana en casa, así que es un ritual sólo entre mis hijas y yo ;) El fin de semana también se vienen a nuestra cama, pero antes de que pasen 5 minutos, ya quieren prender la televisión para ver sus caricaturas favoritas.

También te acurrucas con nosotros?


PD. Porque no he encontrado una traducción exacta para la palabra "kuscheln", que sería algo como acurrucarse hemos empezado a decir una nueva palabra : kuschelnear, jaja! Y así estos 4 minutos, son tiempo de kuscheln :)

Por un nuevo año lleno de cosas buenas

Hoy se termina un año más... un año lleno de sorpresas, alegrías, tristezas, aventuras, viajes, logros, fracasos, momentos inolvidables, pérdidas, encuentros, y muchas cosas más.

Siempre es bueno recapacitar sobre el año que termina y pensar en lo que queremos lograr el próximo. Recién terminamos de hacer una pequeña dinámica con las niñas donde sacamos los papelitos de nuestro bote de "momentos especiales" y los leímos para recordar todas esas cosas buenas o agradables que nos sucedieron este año. Entre ellas, estuvieron:
- mi viaje a México en Pascua
- logros y regalos de las niñas
- el cumpleaños de Tom que aunque en el hospital, pudimos celebrar
- nuestro viaje a México en verano donde coincidimos con mi hermano y papás
- la salida del hospital de Tom después de algunas semanas de incertidumbre
- cambio de televisores viejos por pantallas planas
- compra de ipads y nuevo teléfono celular
- Navidad en casa

En resumen, el año tuvo cosas buenas como viajes y regalos, pero otras no tan buenas como la enfermedad de Tom y su salida de la empresa donde trabajaba desde hace 7 años. En mi caso particular, tuve mucho trabajo y las niñas siguen creciendo sanas y llenas de vida.

Qué viene en el 2014? Algunas cosas ya están planeadas como la primera comunión de las niñas y el viaje de mis papás a Alemania para dicho acontecimiento. Y otras son inciertas, como el trabajo de Tom o nuestras vacaciones que dependen de él.


En un 31 de diciembre, no queda más que dar gracias a Dios por todo lo recibido y lo vivido. En mi caso doy gracias:

- por no tener familiares cercanos con cáncer u otra enfermedad terminal
- por no haber perdido a ningún familiar cercano este año
- por no haber tenido un embarazo complicado
- por tener un matrimonio estable y unido
- por tener dos hijas sanas y sin discapacidad
- por tener un techo donde dormir y comida en el refrigerador
- por tener trabajo y sentirme integrada en este país
- por tener amigos con quién celebrar momentos felices y compartir penas
- por tener libertad y no tener miedo a la inseguridad
- por poder celebrar este fin de año fuera de un hospital

Desgraciadamente hay muchas personas, algunas cercanas a mí y otras no tanto que no pueden decir lo mismo esta noche. Ruego para que el 2014 esté lleno de alegrías, salud, buenas sorpresas, trabajo, unión familiar, amigos, amor, seguridad, libertad, esperanza, paz y felicidad.

diciembre 26, 2013

Cada Navidad es única...

Iba a titular esta entrada como "Una Navidad diferente..." pero me acordé que el año pasado escribí el mismo título y puedo asegurar que otro par de años hice lo mismo. Así que llegué a la conclusión que todas las navidades son diferentes, sea por una razón o por otra, así que he decidido mejor llamar esta entrada "Cada Navidad es única..."

El año pasado la navidad fue única porque comimos tamales y bacalao en casa de mis suegros, en Alemania. Y ahora puedo agregar que fue la última navidad que pasamos con la abuelita de mi marido que falleció el pasado verano a la edad de 94 años.

Cada navidad es única... tenemos nuestra primera navidad que aunque no recordamos porque eramos muy pequeños, estoy segura que nuestros padres recuerdan con mucha ilusión así hayamos tenido días o meses de nacidos. Y así en cada etapa de nuestra vida tenemos navidades únicas, la primera de niños, la que celebramos con nuestro primer novio, o la primera como casad@s o como padres o abuelos.

Cada navidad es única... porque recibimos cada navidad regalos diferentes. Así tenemos aquella donde talvez recibimos nuestra primera bicicleta, o nuestra primera muñeca. Aquella donde nuestro prometido nos dio el anillo de compromiso, o anunciamos a alguien que seríamos padres (como recién hizo mi hermano que espera su 3er hijo para el próximo verano). También está la navidad que recibimos nuestro primer regalo de la empresa donde trabajamos, o regalos de nuestros alumnos o colegas. O la navidad que recibimos importantes regalos de nuestros hijos no por su valor monetario sino sentimental, al recibir dibujos (o garabatos) o alguna manualidad de la escuela.

Cada navidad es única... porque la pasamos en lugares especiales. Recordamos con cariño nuestras primeras navidades en casa de los abuelos, luego en casa de nuestros padres. Pero también tenemos algunas navidades que festejamos cuando estábamos de vacaciones o incluso en algún viaje de trabajo. Y para los que vivimos lejos de nuestra patria, tenemos la primera navidad que pasamos en un país lejano. Aquellas que celebramos en nuestra nueva casa, o en casa de familiares o amigos. Algunos más intrépidos deciden pasar la navidad en algún crucero, hotel exótico o lugar paradisiaco.

Cada navidad es única... porque convivimos con personas excepcionales. Primero con nuestros padres, luego con los hermanos que van llegando, primos, tíos y abuelos si es que los tenemos. Si nos casamos, tendremos que pasar un rato con la familia política o viajar para visitar a nuestros padres. Y con suerte tendremos navidades con nuestros hijos o nietos con el paso de los años.
Pero así como tenemos nuevos integrantes en algunas navidades, tenemos esas "últimas" navidades que pasamos con algun hermano, padre o abuelo. Eso nunca lo sabremos, por eso cada navidad es especial y tenemos que disfrutarla con la gente que tenemos en ese momento porque una enfermedad o accidente puedo arrebatarnos a un amigo o familiar en un abrir y cerrar de ojos. Y no sólo la muerte es culpable de que celebremos con determinadas personas, también un nuevo trabajo o una boda puede cambiar nuestro lugar de residencia y talvez no podamos pasar la navidad con quien acostumbrábamos.

El clima, la comida y las circunstancias también pueden dar ese toque "único" a una navidad en particular. Por ejemplo este año en Alemania no tuvimos "blanca navidad" sino por el contrario 10 grados muy primaverales.
Pero sea como sea, no importando dónde la celebramos, ni con quién, ni cuántos regalos damos o recibimos, siempre debemos tener presente el verdadero motivo de celebración: el nacimiento de Jesús, que se hizo hombre para salvarnos.

Y en nuestro caso esta navidad fue única porque la celebramos en casa, cosa que no hacíamos desde hace 9 años. Siempre la celebrabamos en Monterrey, México o en casa de mis suegros aquí en Alemania. Pero este año las niñas quisieron pasarla en casa y les cumplimos su deseo. La primera en casa con niños, ya que la última (hace 9 años) tuvimos que pasarla en casa porque esperábamos con ansia el nacimiento de Victoria que tenía fecha para el 26 de diciembre pero nació hasta el 4 de Enero, así que fue una Navidad sólo con adultos (mi mamá, mis suegros, la abuela de Tom y nosotros).

En esta ocasión vinieron mis suegros y la hermana de mi marido con su esposo. Cenamos el 24 venado, e intercambiamos regalos como es costumbre. Mi querido Tom me sorprendió con una nueva computadora y las niñas recibieron el 25 la consola "Wii U" de Santa Claus (sí, todavía creen en él!!!).

También fue una navidad única porque las niñas participaron en la representación del nacimiento de Jesús en la iglesia católica de Stade. Ambas fueron ángeles, y aunque su participación fue corta , lucieron hermosas y este recuerdo quedará para siempre en nuestros corazones.

Mis suegros se quedaron en casa hasta hoy (26) y ayer comimos salmón con espinacas. Y como es costumbre, nos comunicamos con México por skype para realizar el intercambio virtual entre primos y compartir el programa musical de las niñas con sus abuelos mexicanos.


Fue una Navidad especial, un poco estresante por todo lo que había que planear y preparar, pero como siempre, una navidad única. Ya veremos donde, cómo y con quién pasamos la siguiente... muchas ganas de volver a cocinar tanto no tengo, pero uno nunca sabe...



FELIZ NAVIDAD A TODOS MIS QUERIDOS LECTORES!!!

diciembre 03, 2013

Empieza el camino...


El domingo hubo una misa especial en nuestra parroquia porque el sábado hubo catequesis. Y como ya mencioné antes, la preparación de primera comunión consiste en 6 sábados y se invita a las familias a participar de la misa del domingo para que los niños vayan conociendo como se desarrolla la celebración eucarística en la cual podrán participar tan pronto hagan su primera comunión.

Corona de adviento
El día de ayer fue la primera y coincidió con el primer domingo de adviento. Siempre me ha llamado la atención que a pesar de que la celebración es muy conservadora siempre se cuenta con símbolos muy significativos y sencillos. El día de ayer al entrar a la iglesia se pedía en un letrero que cada quien tomara una piedrita de un montón que estaban en una caja. Cada quien hizo lo propio y al momento de la homilía se explicó el significado del adviento: ese camino que hicieron José y María para llegar a Belén donde nacería el niño Jesús. A un lado del altar han puesto el pesebre y con una túnica han representado un camino por el que van los santos peregrinos. Se les pidió a los niños de la primera comunión y al público en general que pusieran su piedrita en el camino.

Y así hemos empezado el adviento, siendo parte del camino que junto con José y María recorreremos hasta Navidad. Se nos ha pedido que recordemos día con día en ese camino, en esa espera, en esa alegría que está por llegar y que no nos dejemos llevar por las compras, compromisos y estrés que muchas veces nos hacen olvidar el verdadero significado de la Navidad.


Además, como todos saben ayer fue el inicio del calendario cristiano y este año lo comienzan en nuestra diócesis de una forma muy especial: con un misal nuevo que incluye las oraciones y los cantos que se utilizarán en las misas a partir de hoy. Éste sustituyó al anterior que ya tenía 40 años de edad.


El tema del sábado del catecismo fue DIOS. Un tema extenso y complicado que con base de dinámicas y pláticas sencillas llegó a los corazones de los niños para dejarles claro que Dios es un ser omnipotente que siempre está ahí para ayudarnos. Hablamos del buen pastor, de Noe y el arcoiris, de Moisés y la zarza ardiente, de la Biblia y de que todos somos hijos de Dios,  únicos e irrepetibles.

Termine agotada porque en mi grupo hay un par de niños bastante inquietos. Pero al igual que mis hijas aprendí y disfruté de esta nueva experiencia. La próxima reunión es a finales de enero, así que a disfrutar de la pausa. 

Por otro lado, las niñas asistieron a la primera prueba para la representacion del nacimiento de Jesús donde participarán como ángeles. Y el viernes es día de San Nicolás, día que se celebra de una forma muy especial en Alemania. Los niños ponen sus zapatos boleados la noche anterior y San Nicolás les deja un regalito o chocolate por la mañana. Veremos que nos trae este año.

San Nicolás

noviembre 24, 2013

Jubilados correlones

Desde que vivía en México y no sabía que mi futuro marido sería alemán, oía eso de que en Europa no había niños, que hay ancianos por todas partes y que las mujeres no quieren tener hijos.
Ya llevo 11 años en Alemania y puedo asegurar que sí hay niños, pero también que la tasa de natalidad no es lo suficientemente alta para hacer un balance con las generaciones mayores. Y sí, se ven muchos ancianos pero no sólo porque haya más, sino porque en mi opinión son más activos que en México.

Las razones de que los jubilados sean más activos son variadas, siendo la principal que los hijos no viven cerca y tienen que ser independientes para salir adelante. Y aún cuando viven cerca, existe un problema que yo llamo "desapego familiar", del cual escribiré en otro post y que obliga a los viejos a seguir con sus trabajos en el jardín, compras y visitas a los médicos sin compañía alguna.

En donde se observa una mayoría de personas mayores en comparación con grupos de otras edades, es en las iglesias, en los tours por ciudades históricas, en los supermercados a ciertas horas del día y por supuesto en los consultorios médicos.

Pero también en los cursos de idiomas en la universidad popular! Y es ahí donde he conocido esos jubilados correlones por los que bauticé esta entrada así. Hace unos días propuse una excursión a Hamburgo con uno de mis grupos, y un par de jubilados dijeron que tenían demasiados compromisos en diciembre, por lo que sería difícil para ellos acompañarnos aún y cuando la excursión fuera en la hora acostumbrada de clase. Y ahí uno de ellos me explicó que la palabra "Rentner" (jubilado en español) es por "rennen" (correr en español)! Y que se la pasan corriendo de aquí para allá y no tienen tiempo libre.


Y es muy cierto! De ejemplo tengo a mis suegros que desde que están jubilados se han atiborrado de citas y compromisos con diferentes asociaciones, cursos de inglés y baile, viajes y paseos. Y es que dicen que tienen que aprovechar el tiempo antes de que enfermen y no puedan hacer todo eso. No digo que en México, los jubilados estén encerrados pero creo que usan más su tiempo libre en compromisos sociales o familiares, que en cursos de idiomas o computación.

No tengo tiempo! ... soy jubilado!
El jubilado alemán viaja mucho y para viajar le gusta ir preparado y si es posible, saber un par de frases del idioma local. Claro que hay muchos turistas alemanes que viajan a hoteles donde sólo hablan alemán y comen platillos típicos alemanes, pero también los hay quienes quieren socializar con los locales y para eso necesitan el idioma.

En la universidad popular donde doy clases de español, hay cursos de 12 idiomas más y el público es variado pero tendiendo a las generaciones de la tercera edad que tienen tiempo y ganas para aprender (todavía!)

Y no sólo me refiero a "activos" porque aprendan otro idioma, sino porque andan en bicicleta y cortando hierba en sus jardines con más de 70 años encima. Uno de mis alumnos llegaba cada mañana al curso con su casco de bicicleta, aún en invierno después de recorrer 25 kilómetros desde su casa. Y otra alumna con casi 80 años, llegaba con su andadera o bastón a clase.

Por un lado es triste ver a las viejecitas solas en el supermercado con su andadera o incluso en silla de ruedas eléctrica, pero por otro lado es motivante ver a otros viejecitos con mejor salud en bicicleta por la ciudad o disfrutando un tour en un pueblo desconocido.

Hay también muchos asilos que cuidan de ancianos con problemas de salud y no puedo generalizar al hablar de "jubilados correlones", pero he tenido la suerte de conocer a muchos de ellos y espero Dios me dé salud para seguir activa hasta el último momento y quien sabe, talvez en un futuro aprenda un cuarto idioma y ande más en bicicleta que ahora :) Mientras tanto, a cuidarse para llegar a vieja! :)

noviembre 20, 2013

Una piedra menos...

Así es, desde ayer tengo una piedra menos en mi cuerpo y no me refiero a las piedras imaginarias que llevamos encima cuando tenemos una preocupación o un problema. Me refiero a piedras de verdad que para mi mala suerte se crean y desarrollan en mis riñones.

Piedras son cosas que uno no quisiera heredar nunca, ni dentro ni fuera de nuestro cuerpo. Y dado que mi padre y mi madre tienen esa predisposición a crear piedritas, la probabilidad de que yo tuviera dicha predisposición era muuuuuuy alta! Así que no tardaron mucho en aparecer y a mis 15 años, supe lo que era un cólico renal.

Desde entonces he tratado de cuidar mi dieta, evitar gaseosas, tomar mucha agua y cuando es necesario, tomar medicamento homeopático para eliminarlas. No me puedo quejar porque estos fáciles consejos han ayudado y sólo 4 o 5 veces he tenido problemas con mis riñones, en la mayoría de las veces en el derecho.

Durante mi juventud y tiempo de soltera, tuve algunas piedritas o arenillas que nunca requirieron intervención quirúrgica. Y solitas dejaron mis riñones en paz, claro después de mucho dolor y ejercicio.

No tenía ni siquiera 3 meses en Alemania cuando uno de esos conocidos cólicos me hizo internarme en un hospital. En ese entonces no tenía este blog y no escribía mis anécdotas, así que recuerdo poco de esa amarga experiencia. Sé que la piedra tenía 2 centímetros de diametro y que me quedé un par de días en el hospital, y lo peor que recuerdo no es el dolor sino la desesperación de no poderme comunicar con doctores y enfermeras. Apenas cursaba mi primer curso de alemán y pocos empleados del hospital hablaban inglés. Pero eso ya es historia... y gracias a Dios mi riñón no tuvo complicaciones.

Desde entonces tengo que controlar mis riñones cada 6 meses en una visita al urólogo. Y durante 10 años cada visita fue rápida, con un ultrsonido sencillo y el diagnóstico de que mis riñones estaban en perfecto estado. Hasta el pasado agosto!

No sé si fueron las vacaciones a México o el calor o la falta de líquidos, la cosa es que en mi visita de rutina, el urólogo encontró una piedrita de casi un centímetro en mi riñón derecho, y que aunque no daba molestias en ese momento recomendó eliminar lo antes posible.

Ese "antes posible" fue 3 meses después, y luego de mucho esperar el día llegó. De mi pasada experiencia no recuerdo el tratamiento, pero supongo que fue algo similar a lo que me hicieron esta vez porque no me operaron ni abrieron para sacar la piedra.


En esta ocasión me dieron la cita a las 2 de la tarde y como era un tratamiento ambulatorio pero con anestesia, las indicaciones eran no comer ni beber nada 6 horas antes de la cita y que alguien me acompañara porque no estaría en capacidad de conducir después de la "balacera".

Como se me indicó, desayuné a las 8 de la mañana y luego me volví a acostar para no pensar en comer ni tomar agua. A las 2 llegué al hospital, habló conmigo el anestecista y me pasaron a una habitación con una cama especial. No tuve que quitarme ni los zapatos, me acosté, me pusieron un gel en el lado derecho del abdomen y me inyectaron la anestesia. Fue una dosis mínima y dormité un poco. El tratamiento consistió en "balacear" la piedra con ondas (no láser) para destruirla. En 20 minutos ya estaba nuevamente de pie y en la sala de espera donde me ofrecieron un bocadillo y un vaso de agua. Media hora después me midieron la presión arterial y me dieron el alta.

Me prohibieron conducir en las siguientes 24 horas por aquello del efecto de la anestesia y me he sentido un poco cansada. Fuera de un leve dolor de cabeza, no he tenido cólicos y mañana tengo que ir con el úrologo nuevamente a controlar mi riñon con un ultrasonido. Espero no haya complicaciones y vuelva a mi control regular de cada 6 meses.

Fue un procedimiento de rutina y más sencillo de lo que esperaba, de todas formas espero no volver al hospital por causas similares en un futuro. Así que a seguir tomando mucha agua para evitar otra piedrita en mis riñones! SALUD!

noviembre 04, 2013

Inculcando mis tradiciones en tierras extranjeras...

Con nuestra reciente participación en un segmento de Plaza Sesamo Alemania donde se muestra la tradición mexicana del Día de los Muertos, surgió en diversos grupos de mexicanas el tema de cómo se inculcan las tradiciones de nuestro país de origen a los hijos cuando se vive en un país extranjero.
Definitivamente no es algo sencillo, pues se puede decir que nadamos en contra de la corriente. La televisión, los amigos, la escuela, los abuelos paternos y el entorno general muestran diariamente las tradiciones del país donde se vive, así que tratar de enseñar algo completamente desconocido y diferente, muchas veces cuesta trabajo, tiempo, dinero, esfuerzo y valor!

Mucha gente pregunta a los padres de hijos biculturales, si éstos son mas de X nacionalidad o de Y nacionalidad. En mi caso, si mis hijas son más mexicanas o más alemanas? Mi respuesta es: son tan mexicanas como alemanas, primeramente por sangre, y después porque aman a ambos países de igual manera. El hecho de que hablen español con acento extranjero, no coman dulces con chile y desconozcan las canciones o artistas mexicanos de moda, no las hace ser menos mexicanas. Así como el hecho de tener doble nacionalidad, no las hace menos alemanas.

A continuación les comparto lo que en mi experiencia personal ha servido para hacer de mis hijas ciudadanas mexicanas en toda la extensión de la palabra, aún y cuando viven en Alemania desde que nacieron. Creo que la mayoría de los puntos aplican para cualquier nacionalidad y cualquier país donde se encuentren.

Idioma... Desde que nació mi hija mayor, mi marido y yo decidimos que cada uno le hablaría en su idioma materno, y así ha sido. No voy a decir que es fácil, e incluso mi suegra estaba en contra de tan terrible idea. Pero hace unos meses me confesó que esta feliz de que sus nietas hablen dos idiomas y está de acuerdo conmigo en que es el mejor regalo que les podemos hacer. Lo que dicen libros y expertos es que una vez elegido el idioma no debe mezclarse con otro, ni hablar en ciertas circunstancias uno y en otras otro. Y eso es lo más difícil! Yo les hablo siempre en español, así esten presentes abuelos, amigas o vecinos. Luego les traduzco a ellos lo que les dije a mis hijas en español. De hecho, mis hijas se ríen y me llaman la atención cuando se me sale alguna palabra en alemán con ellas ya que no estan acostumbradas a que me refiera en ese idioma hacia ellas.
Adicionalmente, trato de que vean documentales, películas o caricaturas en español ya sea en DVDs o recientemente en Youtube o internet. Es importante que escuchen el idioma de otras fuentes y si es posible de otras personas allegadas como amigos o conocidos latinos/españoles :)

Lectura... Y como para mí no sólo es importante que entiendan mi idioma materno, me he esforzado en que aprendan también a leer y escribir en español. Algunas personas me consideran bastante estricta porque además de la tarea de la escuela, les pongo a hacer una o dos hojitas de libros de español que me he traído de México. Y además, por la noche desde pequeñas siempre les leía en español, cosa que con el tiempo ha ido desapareciendo ya que ahora ellas mismas leen libros en español antes de dormir. 
Eso ya es cuestión de cada quien, pero hasta ahora las niñas no han sufrido ningún trauma y les gusta leer y escribir en español. De hecho en nuestra recientes vacaciones a México vieron las ventajas que tiene el poder hacerlo.

Fiestas... Hay muchas fiestas de nuestro país que no se celebran en Alemania, como por ejemplo el día de la independencia mexicana, el día de muertos, o las fiestas de cumpleaños con piñata. Desde que mis hijas eran pequeñas, he aprendido a hacer piñatas para que nunca falten en esa celebración tan importante para ellas. Las niñas alemanas han aprendido dicha tradición y esperan con ansia cada año la oportunidad de quebrarla y recoger sus dulces.
En cuanto a las fiestas nacionales, siempre he buscado lugares o grupos donde se puedan celebrar. Las embajadas y los círculos mexicanos buscan conservar nuestras tradiciones en diferentes partes del mundo, y Hamburgo no es la excepción. Así que si no hay fiesta programada o no encuentro lugar donde festejar, yo mismo me organizo con un grupo de amigas para hechar el grito, comer tamales el día de la Candelaria, o rosca de reyes el 6 de enero.

Altar de muertos en Hamburgo
Comida... La comida es un elemento primordial en nuestra vida en el extranjero y creo que no soy la única que ha cargado en las maletas latas de frijoles, tortillas, chiles, dulces típicos, y hasta mole para no extrañar nuestros sabores mexicanos. Poco a poco traigo menos productos de México, ya que gracias al internet es más fácil conseguirlos frescos aquí mismo. 
Si le preguntan a mis hijas cual es su comida favorita, dirán que los frijoles con huevo, las tortillas de harina y las tostadas. Desde pequeñas incluí estos alimentos en su dieta y es fecha en que ellas mismas los piden para comer o cenar. Claro que cada semana tengo que hacer yo misma las tortillas de harina y poner a cocer frijoles con la receta de mi madre. Pero no importa, ya que es una bendición que mis hijas saboreen estos alimentos y estén orgullosas de sus raíces mexicanas.

Costumbres... Creo que este es uno de los temas más difíciles, porque como nosotras mismas no crecimos en el país donde vivimos ahora es difícil conocer las costumbres que debemos inculcar a nuestros hijos para que sean incluídos en la sociedad.
Algunas costumbres que hay en casa y que no se acostumbran en casas tradicionalmente alemanas son por ejemplo: bañarse todos los días, rezar antes de acostarse, comerse todo y levantar los platos a la hora de la comida, andar con zapatos en toda la casa, usar aretes desde bebés, etc. Y algunas tradiciones que hemos tenido que adoptar son: no celebrar el cumpleaños antes del mero día, quitarse los zapatos en otras casas al entrar, llevar flores cuando me invitan a un desayuno o merienda, cenar a las siete de la noche, etc. 
La lista es interminable y ya depende de cada quien adoptar o preservar las costumbres de uno o de otro país, o incluso modificar algunas de nuestro país para que queden mejor en el país donde se vive. La creatividad no tiene límites :)

Música... Desde que mis hijas eran bebés les ponía los discos de Cri Cri, luego escucharon a Tatiana y a Parchís. Y actualmente no tienen discos de cantantes mexicanos de su edad, pero a veces escuchamos la radio en Internet o escuchen canciones en español en la radio alemana. Junto con la música obviamente viene el baile, y para mí es muy importante que tengan un poco de ritmo a la hora de bailar así que como buena mexicana nunca falta en casa alguna canción de salsa, mariachi, Shakira o de cantantes populares de mis tiempos.
Sobretodo en Navidad no puede faltar escuchar nuestros lindos villancicos a todas horas y ya van dos ocasiones que mi hija mayor canta "Vamos Pastores" en un mercado de Navidad cerca de casa.

Contacto... Diariamente doy gracias a Dios por el avance que ha tenido la tecnología y que nos permite estar en contacto real con nuestros familiares y amigos en México. Desde que existe el Skype, prácticamente hablamos dos a tres veces por semana en vivo con los abuelos maternos. Y ahora con el FaceTime, he tenido la oportunidad de compartir con mis padres cuando mis hijas tienen algún recital o presentación de baile. Mis hijas preguntan por sus abuelos, tíos y primos muy a menudo y gracias a la tecnología podemos estar cada día más en contacto.
Lo mejor sería viajar tantas veces fuera posible a mi país, pero desgraciadamente los costos cada vez son mayores y será más difícil hacerlo tan a menudo. Así que hay que buscar otras posibilidades para mantener el contacto con nuestras raíces y nuestra familia aunque sea virtual :)

Mis padres en Skype TV

Religión... Nací y crecí como católica, me casé como católica y estoy educando mis hijas en la misma religión a pesar de que mi marido no lo es. Para mí la religión es parte de mi cultura mexicana, y como católica me he comprometido a transmitir ese amor a la Guadalupana, al niño Dios, y a la santa misa (aunque aquí sea muy aburrida). Desde pequeñas, mis hijas rezan un padre nuestro, un ave maría y al Angelito de la guarda antes de dormir y bendecimos los alimentos antes de comer. Ambas tienen sus medallitas de la Guadalupana y la recordamos de forma especial el 12 de diciembre. 
El año pasado participamos en un calendario de adviento viviente y elegí el día 12. Como actividad cantamos la Guadalupana, a los asistentes les regalé estampitas con la historia de la Virgen y comimos galletitas y ponche a la mexicana.

Refranes, dichos y malas palabras... Como buena mexicana se me salen los dichos y frases de mi mamá o abuela muy a menudo. O no pueden faltar las malas palabras cuando me sacan de quicio o me pasa algo inesperado. Y claro está que mis hijas copian todo lo que escuchan y de repente se les sale alguna palabrota, pero con acento alemán ;)

Decoración, vestidos y accesorios... En una ocasión una alemana me dijo que mi casa no parecía mexicana y me dio mucha risa su comentario. Supongo que esperaba que las paredes estuvieran pintadas de rosa mexicano, tuviera murales como los de Diego Rivera o por lo menos pareciera museo de arte mexicano. Y lamento decepcionar a quien espere eso ya que no es por falta de ganas, sino de espacio en las maletas y presupuesto. En cada viaje a México traigo las maletas repletas de cosas que no consigo aquí, desde mariachis de barro, vestidos típicos y CDs de música mexicana, pero jamás podré tener una casa de cantera, con vitrales de colores y llena de artículos autóctonos.
Mis hijas al igual que yo se visten de china poblana, yucatecas, norteñas o de índigenas sin ningún problema. Vestimos con orgullo cualquier traje regional mexicano y modelamos si es necesario :)
Y cuando la ocasión no amerita vestirse de pies a cabeza de mexicana, mínimo me pongo mis collares oaxaqueños, o de conchas o de jarritos de barro. Bandas para el pelo, cintos bordados, sandalias pintadas a mano, bolsas con monitos de Oaxaca, rebozos de colores vivos y ropa "normal" colorida llenan nuestros armarios para mostrar nuestros orígenes en eventos internacionales, desayunos, reuniones o fiestas.   

De chinas poblanas
Otros... Además, en cuanta oportunidad hay de mostrar nuestra cultura mexicana me apunto y mis hijas me siguen la corriente. Así fue como organizamos, bailamos y cantamos en los días de México el verano pasado en la escuela primaria de mis hijas, desfilamos con trajes típicos el día internacional de la mujer el año pasado y salimos en la tele explicando la fiesta de día de muertos.

Todo lo anterior lo he ido aprendiendo sobre la marcha, pero también tengo que agradecer a algunas amigas mexicanas que me han dado consejo o ideas para inculcar de forma sencilla mis tradiciones mexicanas en tierras lejanas. Además, tengo que agradecer a mis padres que en cada visita también llenan sus maletas de mis antojos y deseos y sobretodo mi mamá que anda en cuanto mercado conoce para conseguirme auténticas obras de arte para poder presumir a los alemanes.
 
No hay un libro que nos diga como inculcar nuestras tradiciones, pero creo que nuestro corazón mexicano nos va ilustrando de una forma o de otra la mejor manera. Ojalá todos fueran embajadores de sus costumbres, idiomas y tradiciones en cualquier tierra a donde llegasen, y ojalá todos respetaramos y valoraramos a dichos embajadores en nuestra tierra. El mundo sería muy feliz sin discriminaciones, burlas ni racismo y sería mucho más rico por su diversidad compartida.

No olvidemos nunca nuestras raíces y nunca sintamos pena o miedo de inculcarlas a nuestros hijos. En más de una ocasión he conocido a personas que reclaman a sus madres de que no les hablasen en su idioma materno y ahora tienen que asistir a cursos para aprenderlo, y otras veces he visto con tristeza como algunas mujeres reniegan o se avergüenzan de sus orígenes. Qué pena!

La vida ha sido el mejor regalo que hemos podido dar a nuestros hijos y que mejor que aderezarla con nuestro toque personal y mexicano. Que la vida les sea plena y divertida, colorida y bicultural, llena de lindos momentos con tradiciones y costumbres que ellos mismos disfruten y puedan transmitir a las próximas generaciones. Yo nunca dejaré de ser mexicana y es mi deseo que mis hijas sean tan o más mexicanas que yo! ASI SEA!

Y viva México!

octubre 30, 2013

Primera reunión de preparación...

El fin de semana pasado fue la primera reunión de preparación de mis hijas para su primera comunión. Y aunque no estoy segura de escribir sobre cada una de la reuniones, creo que vale la pena escribir algunas cosas que me llamaron la atención en ésta.

Como ya lo escribí antes, me apunté para ser catequista y la reunión de preparación fue el viernes. En dos horas nos conocimos y nos explicaron el programa del sábado. Somos un equipo de 8 padres y madres de familia más la coordinadora de la iglesia.

Resultó un equipo bastante mixto e internacional porque somos 2 madres polacas, 1 padre polaco y yo mexicana. De los alemanes, un padre y una madre son evangélicos pero sus parejas son católicas y educan a sus hijos en esta religión. Así que sólo son 2 catequistas alemanes Y católicos en el grupo. Curioso, no? Aquí queda muy bien eso de Viva el multi-culti y el ecumenismo!

El sábado fue la primera reunión y la única planeada con padres de familia, así que considerando que harán su primera comunión 40 niñ@s, teníamos un grupo de casi 100 personas con papás, mamás y herman@s pequeños. La reunión se llevó a cabo en los salones de la capilla de San José de 1 a 6 de la tarde.
Lo primero fue dar una bienvenida y pasar a la capilla, donde el párroco nos explicó de forma sencilla como esta construída una iglesia. Con bloques de madera y una cruz, demostró como se podía destruir la construcción, si una de las piezas de abajo se caía. Después invitó a los niños a buscar las piedras pilares afuera de la capilla que están marcadas con textos y años.

Luego se realizó un juego para conocernos que consistió en hacer preguntas y separar a los participantes de acuerdo a sus respuestas. Así supimos que la mayoría de niños tienen 8 años, sólo Catalina tiene 7 y algunos más tienen de 9 a 12 años. Prácticamente la mitad de los niños son hijos de extranjeros: polacos, rusos, italianos, ucranianos, brasileños y mis hijas de mexicana :) Además conocimos la escuela o el barrio donde viven, su comida y pasatiempo favoritos y otras cosas similares.

Después se dividieron a los niños en 4 grupos, mientras que los padres de familia se quedaban con el párroco y la coordinadora para que les explicarán los temas a tratar en las siguientes 5 reuniones de preparación, donde sólo estarán los niños.
En cada grupo de niños se asignaron dos catequistas y se hizo una dinámica para presentarse. En mi grupo tuve 9 niñ@s, de los cuales 5 eran polac@s. Se les entregó una bolsa de tela y un legajo con una hojita con información sobre la iglesia, que tendrán que traer a cada reunión de catecismo.

Después hubo una pausa para merendar. Hubo pasteles, café, chocolates, jugos y galletas. A continuación se volvió a dividir el grupo, pero esta vez se hicieron 4 grupos de niños con sus papás. El programa consistía en que los 4 grupos hicieran 4 actividades de forma paralela y se fueran rotando de salón.

Una de las actividades fue un tour con el párroco para conocer la capilla. Se explicaron las partes del altar, el bautisterio, el agua bendita que está a la entrada, el lugar donde se guardan las hostias consagradas, el órgano, la capilla a las Sma. Virgen María, etc.

Otra de las actividades fue una manualidad, donde los niños decoraron cajitas de cartón con piedras, calcomanías y flores. En estas cajitas irán coleccionando diferentes objetos que se les entregarán en cada reunión.

La siguiente actividad fue una dinámica sobre la Biblia que organizó la coordinadora. Nos sentamos en un círculo alrededor de un cofre, y la señora empezó a preguntar que podría haber adentro. Finalmente develó el secreto: nuestro más preciado tesoro, la Sagrada Biblia. Explicó porqué es un tesoro, las partes que la conforman y lo que incluye en sus textos.

Y por último, la cuarta actividad consistió en una sesión de relajamiento con música tranquila y la lectura de una historia que nos transportaba al fondo del mar. Un cuento que nada tiene que ver con la religión pero que nos relajó mucho :)

Y para cerrar con broche de oro, participamos en una misa donde los niños y catequistas recibieron la bendición para este proceso de preparación. Al final de la misa se les entregó una piedra que simboliza nuestro rol en la Iglesia. Todos la constutuímos y somos parte de ella.



Como pueden ver nada tiene que ver este catecismo con el de mi infancia. No sé a ciencia cierta como se preparen a los niños en México ahora, pero sé que las reuniones son semanales a lo largo de un año escolar. Y de memorizarse algo? creo que a duras penas estos niños se aprenderán el padre nuestro, el credo y los 10 mandamientos. Cómo me acuerdo de esas preguntas que tuve que machetearme: Quién es Dios?, Dónde está Dios? y muchas más que ni entendía pero que tenía que memorizar!

Quedan 5 reuniones de 10 a 4 de la tarde, con pausas para comer y merendar. Ya les iré contando que otras cosas voy aprendiendo en este nuevo rol de catequista que no deja de entusiasmarme y sorprenderme!

octubre 28, 2013

Una gran desventaja

El casarse con un extranjero puede tener ventajas o desventajas, depende de cómo se vea. Hace unos días leí en Facebook un artículo de otra migrante como yo, que vive en Alemania pero ella procede de Estados Unidos que describe en un corto listado 10 razones por las cuales no se debe uno casar con un extranjero.
Algunas de ellas parecen un problema o una desventaja... por ejemplo, el hecho de no tener vacaciones, ya que se debe visitar a la familia en cada oportunidad que se tiene. En un matrimonio bicultural casi siempre una de las personas deja a su familia (padres, hermanos, etc.) en su país de origen, pero hay otros casos en los que ambos son extranjeros en el país en el que viven. Situación que agrega mas desventajas o problemas a la lista antes mencionada.
Entre los problemas que menciona esa blogera, son los costos de viajar para visitar a la familia, el idioma, malentendidos culturales, o tener a los abuelos lejos. Es obvio en un matrimonio bicultural que habrá diferencias culturales, sociales e incluso religiosas. Sobra decir que la comida es diferente, las costumbres o tradiciones serán diferentes, el tipo de vida, el trabajo que uno pueda conseguir, TODO en pocas palabras podría llegar a ser completamente diferente a lo ya conocido.

Pero lo que pocas personas mencionan, y que yo he llegado a considerar como una gran desventaja al casarse con un extranjero es la falta de recuerdos en común. A qué me refiero con esto?
Obviamente no me refiero a los recuerdos familiares, o de cumpleaños o de las vacaciones de juventud.   Esos en cada pareja,  sean de la misma nacionallidad o no siempre son diferentes.

Me refiero más bien a los recuerdos de música, programas de televisión o artículos usados en nuestra infancia o juventud. A revistas o cómics que leíamos de niños, a bandas o grupos musicales que seguíamos de jóvenes, a juguetes o alimentos que marcaron nuestra infancia, a anuncios de marcas que nos hacían reír a carcajadas.

Mi marido alemán y yo mexicana sólo coincidimos en conocer caricaturas internacionales como la abeja Maya, la pantera rosa, o los picapiedra. De grupos musicales, prácticamente él no conoce ninguno de los que yo de joven o niña escuché. No puedo comentar sobre Parchís, Menudo, Enrique y Ana, Flans, Pandora o Luis Miguel porque prácticamente son desconocidos para mi marido. De igual forma la música que él escuchaba de niño o los grupos musicales que seguía de joven son para mí un total misterio.

Y no se trata sólo de poner un disco de Magneto y escucharlo juntos para que él conozca de lo que hablo. Sino más bien de todos los sentimientos y recuerdos que vienen a mi mente cada vez que escucho una canción de mi grupo infantil favorito. Y ni qué decir de las películas de Pedro Infante o Sara García, porque ni por dónde empezar.

Gracias al Internet, hoy en día es común encontrarse con fotos o vídeos del pasado, y desgraciadamente son cosas que no se pueden compartir con esa persona que elegimos como pareja ya que ésta desconoce lo que significó en su tiempo para la otra persona. Mi esposo se desespera cuando me pregunta si conozco a tal o cual locutor, actor o cantante alemán y le digo que no, pero es que para mí todos son completos desconocidos.

Para muchos les parecerá una exageración esta diferencia cultural, pero al paso de los años uno se da cuenta de lo importante que es recordar con amigos o conocidos sobre los años de infancia y juventud. Así que no queda más remedio que recordar esos vídeos, canciones, o caricaturas cuando nos reunimos con gente de nuestras propia tierra.

Con amigas latinas o incluso en grupos de mexicanas en Facebook, es divertido ver los anuncios que causaron furor en los 80s,  ver fotografías de dulces o pastelillos que comíamos en el recreo y mejor aún, ver los vídeos de aquellos jovencitos que nos hicieron suspirar en nuestra adolescencia.

Así que si alguien está por casarse con un extranjero considere esta pequeña diferencia cultural ya que cuando viejos no podrán recordar juntos todo eso que de niños les hizo llorar o reír.

De todas formas, viva el Multi-culti!!!

octubre 22, 2013

Octubre templado y dorado...

Seguimos rompiendo récords y parece que esta semana lo haremos con temperaturas de hasta 20°, cosa bastante inusual en el norte de Alemania. El mes de octubre ha sido tranquilo y las dos semanas de vacaciones se pasaran sin contratiempos.
Octubre dorado...

A diferencia del año pasado que las disfrutamos en Mallorca, estas dos semanas nos quedamos en casa y solamente un par de días visitamos a los abuelos paternos. Las niñas tenían interés en conocer el muro de Berlín, y junto con mis suegros fuimos un día de ida y vuelta a conocerlo. El clima estuvo espectacular y pudimos disfrutar un día bastante soleado en la capital alemana. Además del Muro de Berlín, las niñas conocieron la puerta en Brandenburgo y un museo sobre la segunda Guerra Mundial.

Otra cosa espectacular para las niñas, fue su primer campamento en los scouts. No fue un campamento en la montaña o en algún paraje despoblado, sino en los jardines de una iglesia donde durmieron en una carpa e hicieron una fogata. Recibí muchas felicitaciones de sus dirigentes que se sorprendieron de lo bien que se portan y lo bien que podían usar la navaja. En las siguientes semanas recibirán su uniforme que incluye la pañoleta verde que los identifica.

A partir de hoy empiezo nuevamente a dar clases en la universidad. Continúo con mis grupos de tercero y quinto semestre. Y esto se acumula a mis cursos regulares en la Universidad popular y a mis clases privadas. A partir de esta semana mi agenda está mucho más apretada que de costumbre, pero no me quejo ya que prefiero estar ocupada a estar de ociosa.

Thomas sigue trabajando en Bremen y las niñas en la escuela con sus actividades regulares por las tardes: música para una, ballet para la otra, Handball para ambas, y otras actividades que aunque no son semanales tambien requieren de chofer.

Octubre, octubre, un mes muy colorido por las hojas de los árboles que van cambiando de color y que prepara nuestro corazón para la llegada del invierno. Las siguientes vacaciones son las de navidad que se presentarán también muy ocupadas porque pasaremos la Navidad en casa con la visita de los abuelos paternos por primera vez en la vida de mis hijas. Además, participarán en la pastorela de la iglesia en la víspera de Navidad.

Así que a agarrar energías para lo que falta para terminar el año. Un par de meses que seguramente estarán llenos de actividades, de eventos, y de preparativos. Animo!

septiembre 30, 2013

Facebook y los sentimientos

Hace unos días escuché el comentario de alguien a quién no le gusta Facebook porque le parece que todos presumen lo que compran, a donde van de vacaciones o los premios que ganan. Mmmm, eso me puso a pensar en los sentimientos que en esta popular red social se comparten, se sienten y se producen entre sus miembros.

Bienvenido a Facebook
El lugar donde las relaciones son perfectas, los mentirosos creen sus propias tonterias y el mundo presume que esta viviendo una gran vida. Donde los enemigos son los que visitan más tu pefil, tus amigos y familiares te bloquean y aún cuando escribes lo que reamente piensas, siempre hay alguien que lo toma de la manera incorrecta.


Despues de meditar un poco, llegué a la siguiente lista de sentimientos:

Miedo. No hay día en que no escuche o lea sobre los riesgos de compartir tal o cual información en internet, que si las fotos son usadas por pederastas o redes pornográficas, que si te pueden "hackear" tu cuenta y hacer mal uso de ella, etc. Creo que el miedo o temor lo tienen todos al usar Facebook como medio para compartir un poco de nuestras vidas con conocidos y extraños.

Alegría. Quién no se alegra de saber sobre la gradución del ahijado, del babyshower de su mejor amiga, del premio otorgado al primo o de la nueva casa del hermano. Sobretodo para los que vivimos lejos de nuestro país natal, Facebook es una forma de compartir los buenos momentos con nuestros amigos y familiares. No podremos asisitir a la boda, graduación ni bautizo de todos los que queremos, así que al menos nos alegramos con ver videos o fotos de estos lindos acontecimientos. De igual forma ellos se alegran con ver nuestras aventuras y peripecias en nuestro nuevo país o lugar de residencia.

Solidaridad. Ante una desgracia, un desastre natural o una enfermedad el Facebook se ha convertido en un puente de solidaridad, ya sea para pedir una oración, un donativo económico o un donador de sangre. Hay páginas y grupos de amigos que estan pasando un momento difícil y por medio de la red social, nos informan de los avances de sus tratamientos o terapias. Recientemente con el paso de 2 huracanes en territorio mexicano, pude ver fotos y videos, así como enterarme de un sinfin de asociaciones para ayudar y donar a los damnificados.

Envidia. Pero no todos los sentimientos son buenos o positivos, tambien Facebook despierta rencores o envidias. Y por supuesto celos. El ver fotos de lo bien que a alguien le va, que en el año ha tenido 6 viajes a lugares paradisiacos o que ha visitado por vigésima vez Disneylandia puede provocar envidia a quien no puede darse esos lujos. Que si el hijo de fulanita es el primer lugar en todo, o que al marido de sutanita lo han ascendido a director general, tambien causa celos en la ex-novia o ex-mujer. Es difícil prevenir esos sentimientos de gente que observa nuestras fotos o logros y es lo que a muchos molesta de Facebook, que pareciera una competencia de quien puede/tiene/hace mas.

Tristeza. Y desgraciadamente Facebook ha sido el medio de información para enterarme de la muerte de compañeros de escuela, de enfermedades sin final feliz y de accidentes graves. Definitivamente no es la mejor forma, pero al vivir lejos esta red social es nuestra forma de mantenernos en contacto para las buenas y las no tan buenas. Además, Facebook ha sustituido al periódico impreso y por ahí se entera uno de la situación política, social y económica de diferentes países y rincones del mundo. Masacres, abusos, fraudes, terremotos, inundaciones, guerras y demás tragedias es tema de todos los días y definitivamente no es positivo ni sano ver tanta desgracia en nuestra pantalla.

Apatía. Así como algunos se alegran o solidarizan con nuestras novedades, hay otros a quien simplemente les da igual. Y en una plática con una amiga, me comentaba del término de "piedras" que son aquellos contactos que saben de tu vida por medio de Facebook y te lo dicen en tu cara cuando te los encuentras en persona, pero que no dan un "me gusta" ni comentan tus fotos, ni tampoco actualizan su propio perfil. Y digo yo? Para que tener piedras en tu lista de contactos? De vez en cuando hago limpieza y elimino a aquellos que se muestran apáticos ante mis novedades.

Decepción. Al principio pensé en los mentirosos, pero es difícil describir la mentira como un sentimiento porque es más bien una acción, así que mejor escribo de las víctimas de esos mentirosos que abundan en la red. No sólo en Facebook hay quien engaña, decepciona y traiciona, pues en los chats, en otras redes sociales y en la vida real siempre los hay. Así que cuidado con creer todo lo que se escribe y comparte en Facebook, porque desgraciadamente no se cuenta con un detector de mentiras y muchos pueden salir lastimados :(

Ánimo y depresión! Y termino con dos sentimientos opuestos que son los más cómunes en esta famosa red social. Un día te sientes animado por un comentario positivo, una carita feliz o una foto alegre de tus contactos... pero al día siguiente te sientes deprimido porque alguien no respondió tus mensajes, otro puso una mala noticia en su perfil y otro más te contagio el mal humor de su estado. Mmmm, será que somos bipolares en esto de las redes sociales? Talvez, así que vamos contagiando de buen humor y optimismo a nuestros contactos, que como bien sabemos todos pueden compartir y seguir contagiando de buenos sentimientos al mundo! O no?

septiembre 26, 2013

Cuenta regresiva...

El día de ayer empezó la cuenta regresiva para el siguiente momento importante en la vida de nuestras hijas como católicas, y también en mi vida como madre mexicana en Alemania: la primera comunión!

Vivimos en el norte de Alemania donde la gente en su mayoría practica el cristianismo evangélico y en algunas ciudades pequeñas o pueblos no hay iglesia católica. Para nuestra buena suerte, en Stade si hay presencia católica con una parroquia y una pequeña capilla en un asilo de ancianos. La actividad en la Iglesia no es nada similar a la de las iglesias en Monterrey, pero almenos hay una misa los domingos y se imparten todos los sacramentos incluyendo la Eucaristía a los niños que cursan el 3er año de primaria.

Mi hija mayor entró a tercero el pasado mes de Agosto y hace unas semanas recibimos la carta invitación a la primera junta de padres de familia de niños que harán la primera comunión el próximo año. Mi hija menor está en segundo grado y hablé con el párroco para ver si era posible que la hicieran juntas por muchas razones, siendo la principal la presencia de sus abuelos maternos (mis papás) que vienen a Alemania cada 2 años y que por lo tanto se perderían una u otra celebración. Gracias a Dios y a su buena voluntad, harán una excepción y ambas podrán hacer su primera comunión el próximo 29 de Mayo, día de la Ascención del Señor.

Ayer a las 8 de la noche asistí a la reunión para enterarme de cómo será la preparación de mis hijas para recibir la sagrada Eucaristía, ya que como muchas otras cosas en este país, no hay punto de comparación con lo que conozco en México.

Debo aclarar que cada Iglesia en cada ciudad hace las cosas diferentes y lo que explico a continuación es sólo un ejemplo de cómo se realiza la catequesis en el norte de Alemania. Seguramente en el sur donde hay más católicos, las cosas se hacen de otra manera.

En la reunión había cerca de 40 padres y madres, y la invitación se les envió a 60 niños de la comunidad que están en 3er año. No hay datos seguros pero esperan que como los dos años anteriores, alrededor de 40 niñ@s hagan su primera comunión el próximo Mayo.
Se nos explicó el calendario de actividades que en resumen consta de:
- 6 sábados de catequesis de 10 a 4 de la tarde con comida incluída
- misas familiares al día siguiente de la catequesis
- misas en Navidad y Pascua 
- otra reunión de padres de familia a principios de Mayo
- misa de acción de gracias en Junio

Y lo más sorprendente de todo, es que durante la reunión se solicitó el apoyo de catequistas (8-10 personas) y gente que ayude a cocinar y servir la comida (3-4 personas) en esos 6 sábados de catequesis. Como no tengo otra cosa que hacer me apunté como catequista y la coordinadora se reunió con nosotros aparte unos minutos para explicarnos un poco en lo que consistirá nuestro trabajo.

En pocas palabras, asistiremos a una reunión de hora y media los viernes antes de los días de catecismo para planear y organizar. El temario ya está definido así como las actividades a realizar, por lo que nuestro trabajo será dirigir a los niños en grupos pequeños para aprender y hacer lo que indica la agenda. No suena complicado y espero mi nivel de alemán sea suficiente, pero como me dijo otra mamá, los niños tampoco manejan un alemán muy complicado... así que veremos que tal me va.

Mientras los catequistas hablábamos en un cuarto aparte, los demás padres armaban el menú y los ayudantes para cada sábado. Al final de la reunión se nos dieron otras informaciones como:
- el costo por niño es de 55 euros (para material, comida, 2 libros, etc)
- el vestuario para la celebración es libre y cada quién se pone lo que le gusta y queda (incluso jeans)
- es necesario informar de alergias o enfermedades por aquello de la comida
- toda la información se enviará por correo electrónico porque es más práctico que el correo tradicional

De la escuela de mis hijas, sólo un niño brasileño hará la primera comunión con ellas. De ahí en fuera, los demás niñ@s son de otras escuelas de la ciudad o pueblos cercanos.

Así que empieza la cuenta regresiva y la preparación para uno de los momentos más especiales de la infancia en el tema de religión. Mis hijas ya están emocionadas y espero disfruten esta etapa tanto como yo. Para mí será una nueva experiencia el ser catequista en Alemania y precisamente de mis hijas :) Seguramente aprenderé mucho y ya iré escribiendo cómo se desenvuelve este proceso que es completamente nuevo y lleno de sorpresas para nuestra familia.


Y antes de terminar, les cuento cómo comenzó la reunión el día de ayer. En el centro del círculo de sillas donde estábamos sentados había un florero con dos girasoles, y al comenzar la reunión la coordinadora nos pidió que tomáramos una tarjetita de una canasta y la pasáramos a nuestro vecino. Dicha tarjetita tenía un girasol pintado y dos semillas de girasol pegadas con cinta. Y se nos explicó que nuestros hijos son como esas semillitas, que requerirán agua, sol, tierra, cuidados y amor para que lleguen a florecer como las flores que estaban en la mesa. Y sobretodo que nuestros hijos debían ser como esos girasoles que siempre giran hacia la luz, en este caso a Dios nuestra Luz. La analogía simplemente me encantó y sé que será uno de muchos detalles que nos esperan en este nuevo camino.

Así que empieza la cuenta regresiva, poquito más de 8 meses para el 29 de Mayo, y por supuesto empieza también la cuenta para la próxima visita de los abuelos que seguro se quedarán unas semanas o meses para disfrutar a las princesas, a la hija predilecta y al yerno extraordinario :) Verdad???

septiembre 23, 2013

Votar en Alemania

Por segunda vez he tenido la oportunidad de votar en las elecciones generales o del parlamento alemán. La primera fue hace 4 años cuando estrené mi derecho a votar después de obtener la nacionalidad alemana. Y justo ayer volví a votar como alemana.

No les voy a escribir de mis preferencias políticas ni de los partidos que existen en este país, ya que no soy experta en el tema ni los quiero aburrir con el tema que todo el mundo odia. Más bien les voy a contar del proceso electoral que como muchos otros aspectos cotidianos es muy diferente al mexicano.

Al obtener la nacionalidad alemana recibí una identificación que tiene mi foto, dirección y otros datos. Es algo así como un pasaporte o credencial para votar (de México), ya que te identifica como ciudadano alemán y es un documento oficial que obtienen los jóvenes al cumplir la mayoría de edad o los extranjeros como yo despues de cumplir los requisitos necesarios para obtener la nacionalidad.
Obviamente mis datos están en el sistema desde entonces y automáticamente cada vez que hay elecciones, todo aquel con dicha identificación recibe una boleta de votación que deberá presentarse el día de las elecciones en el lugar indicado (normalmente la escuela mas cercana a tu casa).

Dicha boleta (ver foto) tiene tu nombre y dirección y junto con tu identificación, sirve para que en el día de las elecciones te puedan marcar en la lista de electores como 'asistente' y te den una papeleta para marcar tu voto. En esta ocasión se imprimieron poco más de 60 millones de papeletas, y 3 millones de personas tuvieron la oportunidad de votar por primera vez.

La papeleta para votar es muy simple (ver foto) y en esta ocasión que se elegiría nuevo parlamento, contaba con dos espacios para votar. El primero por un candidato y el segundo por un partido. Todos los nombres de candidatos y partidos tienen el mismo color y formato, y no se incluyen sus banderas ni sus logotipos ni sus fotos. Después de votar, metes tu voto doblado en una urna gris que mas bien parece un bote de basura. Cabe aclarar qe en Alemania no existe el voto electrónico, pero si áquel que se manda por correo. Ah! Y no te marcan el dedo como en México de que ya votaste. Nada de desconfianzas ni deseos de votar más de una vez.
Papeleta
Urnas

El ir a votar en nuestra familia duró menos de 10 minutos, contando el trayecto en bicicleta a la escuela de las niñas de ida y vuelta. Es un proceso simple y rápido que al menos en mi pueblo realiza casi el 80 % de los posibles electores. A nivel nacional, el abstencionismo fue menor que hace 4 años pero aún superior al 40% :(

Ahora bien, como sirven mis votos a la hora de formar el nuevo parlamento? Pues es un poco complicado pero aqui les copio la explicación de un artículo de Deutsche Welle que lo explica de forma simple:
Las papeletas están divididas en dos partes. En la izquierda se encuentra la casilla para el primer voto, y a la derecha la correspondiente al segundo voto, que es el decisivo. En el primer voto, los ciudadanos pueden votar directamente a los candidatos de 299 distritos electorales, y gana aquel que haya obtenido la mayoría de votos. Salvo excepciones, dichos votos van a parar a los dos grandes partidos: la CDU y el SPD. Quién se queda con el escaño se decide, en este caso, por mayoría simple y no por mayoría absoluta, como sucede, por ejemplo en Francia, de manera que los votos obtenidos por los restantes candidatos se esfuman en la nada. La mayoría absoluta llevaría a que, en muchos casos, tuviera que celebrarse una segunda vuelta o balotage, como suele ser frecuente en los comicios galos.
Quiénes ocuparán la otra mitad de los 598 escaños del Bundestag, es decir, 299 más, se decide por listas electorales elaboradas que aparecen en el lado derecho de la boleta y conforman las opciones para emitir el segundo voto, el más relevante. Ese segundo voto no está destinado a una persona en concreto, sino a un partido. Los segundos votos determinan la fuerza que tendrán las diferentes formaciones políticas dentro del Parlamento.
En proporción a los segundos votos se establece el número de parlamentarios que obtendrá cada partido. A estos escaños, los "mandatos totales", se les restan los logrados gracias a los "mandatos directos" y sólo los asientos resultantes permanecen en posesión de la formación- de ahí que el voto verdaderamente importante sea éste y no el primero.
En el reparto de los 299 "mandatos totales", aquellos designados a partir del segundo voto, también influye la población de cada estado: por la victoria de un partido en Estados más poblados, como por ejemplo Renania del Norte-Westfalia, se otorgan más asientos que por la conseguida en otros con menos habitantes, como podría ser Bremen. De esta manera, el Bundestag (Parlamento) refleja la estructura federal de Alemania.

Todo parece indicar que el partido de Angela Merkel, el CDU (Unión Conservadordemocrática) ganó las elecciones con mas del 40%, pero se requiere el 51% para ganar y todavía no se sabe con qué partido se hará coalición para gobernar. El partido de los liberales (FDP) no alcanzó el 5 % mínimo, así que depués de 20 años queda fuera del parlamento alemán. Los verdes y los de izquierda si obtuvieron votos necesarios para permanecer y tener voz en el parlamento, además del segundo partido fuerte: el SPD.


En pocas palabras, todo es diferente al proceso electoral mexicano y eso se nota desde semanas antes de las elecciones al ver la publicidad de las campañas. No encontré información en español en internet pero les cuento lo que he visto en las calles en estos días.

Obviamente hay posters y anuncios con candidatos y partidos en postes y paredes, pero no en la cantidad que se observa en las calles mexicanas. Los anuncios mas grandes son colocados a las entradas de pueblos sobre el suelo y todos los partidos tienen el mismo tamaño y lugar. En las ciudades grandes siempre hay columnas para publicidad (teatro, expos, etc) y ahí tambien los tamaños son regulados y parejos para todos. Además vi publicidad en las paradas de autobús y en los postes (igual, todos del mismo tamaño).


En los días de mercado o los fines de semana, se ponen los partidos con mesas y sombrillas para dar información a los paseantes y entregan artículos publicitarios como llaveros, gorras y camisetas. Un día anterior a las elecciones, afuera de la panadería de mi pueblo había un partido entregando bolsas de papas. Sí, papas! Medio kilo de papas que mi marido agradeció y comentó que eso era más útil que un llavero. A mí en lo personal no me gusta el gasto en ese tipo de cosas, independientemente de partidos y artículos. Grrrrrrr.....

Una cosa que me llamó mucho la atención en esta ocasión es que en algunos lugares empezaron a quitar los posters y anuncios justo al terminar las elecciones el día de ayer, a eso de las 6 de la tarde. Supongo que como en todo, debe haber sanciones y multas cuando la publicidad no es retirada en determinado periodo de tiempo.

Y así transcurrió un día mas de elecciones donde a diferencia de las elecciones que me tocó vivir en Quintana Roo, México el pasado julio, no había patrullas en las calles, ni comentarios o artículos sobre fraude. Todo en santa paz para seguir en el reinado merkeliano, que aunque no nos guste a todos es lo que la mayoría de los alemanes decidió ;) Veremos como nos va en lo social, político pero sobretodo en lo económico!

septiembre 11, 2013

Multa por exceso de velocidad :(

En lo que llevo viviendo en Alemania me han tomado 3 o 4 fotos por exceso de velocidad, lo que significa que he tenido que pagar la correspondiente multa por mi falta al recibir la famosa carta con mi foto. La última fue apenas hace un par de meses.



Para el que no conoce las cámaras en las calles o carreteras alemanas, aquí les explico como son y como funcionan.
- Estacionarias. Estas cámaras estan en puntos estratégicos donde debes conducir a un límite establecido, por ejemplo 50 km/hr en un poblado, o 70 km/hr en algún cruce. También las hay a los lados de los semáforos (sobretodo esos que se tardan mucho) para pescar a aquellos que se pasan en rojo. Si pasas a menudo por estos lugares te puedes memorizar el punto exacto y disminuir la velocidad justo a tiempo para evitar la foto. Y últimamente algunos sistemas de navegación o 'apps' te indican donde estan instaladas, aunque en teoría eso no esta permitido.

- Móviles. Estas cámaras pueden estar dentro de un coche estacionado o entre arbustos y las colocan en horarios estratégicos para que caiga el mayor número de conductores. Por ejemplo en la mañana o muy tarde cuando crees que nadie se percata de la velocidad y te urge llegar a casa. Cambian de lugar en cuestión de horas y no tienen días establecidos. Es cuestión de suerte y algunas estaciones de radio avisan a los radioescuchas donde hay cámaras instaladas para que extremen precauciones.
Cámara dentro de un auto

Cámara frente a semáforo
Cámara estacionaria para medir límite de velocidad











El sistema de información alemán es tan efectivo, que recibes la foto en menos de dos semanas en la comodidad de tu hogar. Todo está conectado y en una ocasión que me tomaron la foto en el coche de mi marido, él respondió que la persona de la foto no era él por lo que no debía pagar. Ja! No tardaron ni un par de días en enviar nuevamente la foto esta vez a mi nombre. Así que no es fácil escaparse del pago de multas y son tan detallistas, que te mandan el formulario para que sólo pongas tu cuenta bancaria a la hora de hacer el depósito.

Ahora bien, a cuánto asciende la multa por exceso de velocidad?  Pues todo depende de cuánto te hayas pasado. En todos los casos hay una multa económica, mínimo de 15 euros y si el exceso es mucho te acreditan puntos a tu historial de conductor.
Aquí la tabla:
Dentro de poblado donde la máxima es 30 o 50 km/hr:
Hasta 10 km/h de exceso   15,- EUR
11-15 km/h    25,- EUR
16-20 km/h    35,- EUR
21-25 km/h   80,- EUR, 1 Punto
26-30 km/h   100,- EUR, 3 Puntos
31-40 km/h   160,- EUR, 3 Puntos, 1 mes sin conducir
41-50 km/h   200,- EUR, 4 Puntos, 1 mes sin conducir
51-60 km/h   280,- EUR, 4 Puntos, 2 meses sin conducir
61-70 km/h   480,- EUR, 4 Puntos, 3 meses sin conducir
arriba de 70 km/h   680,- EUR, 4 Puntos, 3 meses sin conducir

Fuera de poblado donde esta marcado un límite de velocidad como autopista, carretera, tramo en contrucción, etc:
Hasta 10 km/h  10,- EUR
11-15 km/h  20,- EUR
16-20 km/h  30,- EUR
21-25 km/h  70,- EUR, 1 Punto
26-30 km/h  80,- EUR, 3 Puntos
31-40 km/h  120,- EUR, 3 Puntos
41-50 km/h  160,- EUR, 3 Puntos, 1 mes sin conducir
51-60 km/h  240,- EUR, 4 Puntos, 1 mes sin conducir
61-70 km/h   440,- EUR, 4 Puntos, 2 meses sin conducir
arriba de 70 km/h   600,- EUR, 4 Puntos, 3 meses sin conducir

Mi última infracción fue de 25 euros, y así me han puesto otro par. Sólo en una ocasión me han puesto puntos junto a una infracción monetaria de mas de 100 euros. Fue en un tramo de 70 y tomada con una cámara estacionaria... Puedo jurarles que cada vez que paso por ahí me acuerdo y no manejo a 70 sino a 50 por si las moscas. Cabe mencionar que todas las infracciones me las han puesto por ir distraída porque en ninguna de las ocasiones tenía prisa, simplemente la monotonía me hace pisar el acelerador sin darme cuenta hasta que el FLASH me recuerda el límite de velocidad ;)

Pero el Estado alemán no solo llena sus arcas con correcaminos como yo, sino con muchos otros tipos de infracciones que recuerdan a los conductores de la existencia de reglas, normas y controles sin los cuales la vialidad sería un caos.

Por ejemplo, la multa por no respetar la distancia entre autos, es decir cuando manejas muy cerca del auto de enfrente puede ir de 25 a 400 Euros, con sus respectivos puntos y meses sin conducir. Se calcula en base a la velocidad con que se maneja. Y si sobrepasas en un area que no esta permitido, la infracción asciende a 70 euros, pero si ocasionas un accidente por rebasar tienes que pagar 400 euros, te acreditan 4 puntos y te quedas un mes sin licencia.

Las multas por estacionarse mal o no pagar el parquímetro, pararse en zona prohibida o en un lugar para discapacitados van de 10 a 30 euros. Pasarse un semáforo en rojo sale muy caro y la multa puede variar desde 90 a 360 euros con puntos y meses sin conducir, así que más vale pensárselo dos veces antes de pisar el acelerador en un amarillo porque las cámaras en cruces con semáforos son bastante comunes.

Y manejar bajo el efecto del alcohol o drogas es de lo más caro, así que la mayoría de los alemanes no conducen si han tomado mas de 1 cerveza. Exagerado? Pues aquí les van algunos ejemplos de multas:
- con .5 "promille" (0.5 gr de alcohol por litro de sangre) o alguna droga como heroína, cannabis, ecstasy en la sangre, 500 euros + 4 puntos + 1 mes sin conducir, pero si causas un accidente grave la multa asciende a 1500 euros + 4 puntos + 3 meses sin conducir.
- mas de 1.1 "promille" en la sangre, multa monetaria + 7 puntos y retiro de licencia por 6 meses hasta 5 años. En este caso se tiene que hacer el examen de manejo para obtener una nueva licencia.
- menores de 21 años o conductores en periodo de prueba tienen cero tolerancia de alcohol.
- en bicicleta se tiene un límite de 1.6 "promille" de alcohol en la sangre

Así que mejor tomar un taxi después de una fiesta o pedir a alguien que te lleve a casa para evitar este tipo de infracciones. Y al menos a mí no se me ocurriría conducir sin licencia de manejo, pues ya se pueden imaginar las consecuencias.

Ahora bien, cómo se maneja eso de los puntos? Pues como todo historial se van acumulando con cada infracción y no se necesitan muchos para la primera llamada de atención. Con 8 puntos se te manda una carta de aviso y se te recomienda tomar un seminario para recordar las reglas de tránsito. Con 14 puntos tienes que tomar dicho seminario, de lo contrario pierdes la licencia de manejo. Y con 18 puntos te retiran la licencia por 6 meses y para obtenerla de nuevo es necesario hacer un examen médico y psicológico.

Si en dos años manejas con cuidado y no acumulas puntos, tu historial se borra y comienza de cero otra vez. Y por ejemplo cuando llevas más de 8 puntos y asistes a un seminario te eliminan algunos de tu cuenta.

Y además de los motivos arriba mencionados, hay muchos otros que te hacen acreedor de una multa, de puntos o es causa suficiente para perder el permiso de conducir por un mes o más. Por ejemplo, hablar por celular mientras conduces un auto: 40 euros + 1 punto y en bicicleta 25 euros. Si conduces con llantas de verano en invierno: 40 euros + 1 punto. Estacionarse en autopista: 70 Euros + 2 puntos, conducir en reversa o en sentido contrario en autopistas: de 75 a 200 euros + 4 puntos.

Desde que llegué a vivir a este país, he aprendido poco a poco cómo se conduce y como casi todos, tuve que tomar un examen teórico y práctico para recibir una licencia de conducir que sustituyera mi licencia mexicana que sólo fue válida para conducir los primeros 6 meses. Para quién no nació aquí, el sistema parece estricto y muuuuy caro (obtener la licencia a un jovencito cuesta aprox. 2000 euros), pero definitivamente funciona y aunque hay accidentes, la gente conduce con más prudencia y cuidado que en México. Sobretodo a la hora de tomar alcohol, conducir en zonas de baja velocidad y cuando se está en período de prueba.

Y obviamente otra gran diferencia con México, es que aquí no existe la famosa "mordida" y toda multa debe ser pagada como se indica. Los policías conducen en autos normales en carreteras para identificar a los malos conductores y además de las cámaras que miden la velocidad, hay otras más en puentes y carreteras que observan a quién conduce sin cuidado, no respeta el espacio entre autos o sobrepasa de manera peligrosa. Con la matrícula del auto es muy sencillo llegar al conductor y exigir el pago de la infracción.

Así que sobre aviso no hay engaño y quien quiera probar las autopistas alemanas sin límite de velocidad, tiene que conocer un poco de las reglas y normas para evitar un accidente o una cuantiosa multa. OJO, mucho OJO!