febrero 27, 2011

Un fin de semana artístico!

Uno de mis hobbies favoritos es pintar... desgraciadamente no tengo tiempo para hacerlo tan seguido como yo quisiera.
Siempre he tenido facilidad para dibujar, pintar, hacer manualidades, y todo ese tipo de cosas... recuerdo que cuando llegue a Alemania y no tenía mucho que hacer, me inscribí a cuanto curso de pintura pude. Aprendí técnicas para dibujar a lápiz y con colores pasteles... creo que a acuarela no llegué.

En la escuela donde doy clases de español dan un bono a los docentes para tomar un curso ahí mismo. Los semestres pasados me había inscrito a cursos de alemán avanzado, pero este semestre no encontré ninguno que se adaptara a mi nivel y a mis horarios. Así que busqué algo mas artístico y me inscribí a un curso de pintura con gises pastel.

El curso fue sólo este fin de semana... cinco horas ayer y hoy otras tres. Más que un curso, diría que es un taller porque cada quien pinta como puede y el profesor te corrije o te da consejos para mejorar tu técnica.
Como el tiempo es limitado, nos enfocamos a copiar algunas obras de algunos artistas de renombre. Ayer elegí un cuadro de Degas (el de las bailarinas) y hoy uno de Monet. Es difícil pintar en gis una obra original pintada con pincel. Hice lo que pude y el profesor decía a cada rato que lo hacía muy bien.

No le llego ni a los talones a los artistas famosos, pero me relajé y volví a practicar uno de mis hobbies favoritos. Espero de ahora en adelante tomar algo de tiempo para pintar o dibujar, aunque para ser sincera creo que mis lápices y gises se quedarán guardados hasta que me inscriba al próximo taller.

Los de la derecha son mis intentos de copia :) Creo que para ser mis primeras "obras" en pastel, no están tan mal :)
Tom por su lado se quedó en casa cuidando a las niñas y hoy las llevó a la primera fiesta de Carnaval: en la iglesia católica. El próximo domingo será la del pueblo y el martes 8 de Marzo la del jardín de niños! A disfrazarse se ha dicho! Yo tendrá una con amigas el próximo viernes! Luego les cuento de nuestros disfraces y nuestras fiestas!

febrero 23, 2011

Bendita inocencia...

A mi hija mayor se le cayó su primer diente hace unos días, y como es costumbre puso el estuchito con el diente dentro abajo de la almohada. Entre sueños, recuerdo que fue a mi cama y me hablaba y me hablaba. Le dije que me contara por la mañana y se acostó a mi lado toda emocionada.

Por la mañana, me contó su descubrimiento: el hada de los dientes le había dejado dinero y unas calcomanías debajo de la almohada! Catalina, la hermana menor, le dijo que ella sí había visto a la hadita durante la noche. Yo no dije nada y creí que Victoria le diría mentirosa o que no podía ser, pero para mi sorpresa le preguntó: y cómo era? Catalina, que es mas rollera que nadie, le contó una descripción detallada: llevaba vestido rosa, tenía cabello café y volaba. Ajá... así o más imaginación!!!

Victoria es muy soñadora y se cree todo o casi todo lo que le dicen. En esta ocasión, creyó lo que le dijo su hermana y le contó a sus amiguitas lo que le había dicho acerca de su vestido y color de cabello.
Bendita inocencia! Quién fuera niño y pudiera creer en hadas y princesas! Además de creer en fantasías y cosas que no existen como Santa Clós, el hada de los dientes o el conejo de Pascua, creen en la bondad, la honestidad y el amor.

En pocos meses Victoria irá sola a la escuela, queda a dos cuadras de la casa y se irá caminando. Para que se vaya acostumbrando, desde hace dos semanas esta yendo a un salón comunitario que queda a medio camino de la escuela a hacer manualidades con otros niños y ella misma sugirió volver a casa sola. Al principio dije que no, pero su mejor amiguita ha venido a casa sola y vive un poco mas lejos y tarde o temprano tiene que andar sola o con otras amiguitas en las calles de Hagen.

Así que la semana pasada volvió sola a casa, pero antes tuve que darle las indicaciones pertinentes: no le hagas caso a nadie si te hablan, no te vayas con extraños así te prometan dulces o juguetes, no confíes en nadie: tú te vas derechito a la casa, que está a menos de 300 metros y no tiene que cruzar ninguna calle. Y no es que aquí haya peligro o antecedentes de niños perdidos, pero uno nunca sabe y más vale prevenir.

No me gusta inculcarle miedo, ni desconfianza, ni decirle que hay gente mala que se lleva a los niños, pero desgraciadamente no hay otra forma de cuidarlos. Qué triste que seamos los mismos padres los que tengamos que contarles de ese lado malo de las personas, de que no toda la gente es buena y que hay que desconfiar de los extraños! Ni hablar, una cosa nueva para mí como mamá y que me cuesta trabajo aceptar! Pero mi niña mayor ya es grande y tiene que aprender a ir sola a la escuela CON cuidado!

Qué poco dura la bendita inocencia...

febrero 22, 2011

No tienes fecha de cumpleaños?

Hoy fui a casa de una amiga-vecina a desayunar. Estaba invitada otra chica que conocí hace un par de meses que es musulmana y viene de Mali.
Como siempre, la pasamos muy bien, desayunamos muy rico y platicamos de todo un poco. Mina, que así se llama la chica de Mali (país africano para el que no lo ubica) tiene una historia muy interesante porque resulta que era cantante en una banda de música africana y viajó varios años por todo el mundo de gira! Ahora es madre de una niña de 3 años, vive en este pueblito llamado Hagen y esta casada con un alemán-algerino.

Como migrante en Alemania, siempre me siento identificada con la gente en la misma situación que yo, independientemente del país de donde vengan. Con Mina asisto al desayuno internacional cada mes y coincidimos a menudo en el jardín de niños al recoger a nuestras hijas.

En fin... como el contacto poco a poco va siendo mayor, le pedí sus teléfonos para agregarla en mis contactos en mi teléfono móvil. Como es costumbre, también le pregunté su fecha de cumpleaños para agregarla en mi calendario. Y me contestó que no tenía fecha de cumpleaños!!!

Al principio creí que era una broma, pero no lo era. Resulta que nació en una tribu que vive en el desierto y ahí la fecha de nacimiento no tiene ninguna importancia! Nos comentó que cuando nace un niño, la madre recuerda el día de la semana que nació porque a la semana se les asigna el nombre en una ceremonia comunitaria. De ahí en fuera, lo único importante es el año, el cual sigue el calendario musulmán y no el nuestro.

Obviamente para viajar por todo el mundo debido a su profesión, necesitaba un pasaporte y cual sería mi sorpresa cuando me dijo que en la fecha de nacimiento esta escrito: 00/00/1982. Y que realmente nació en 1980 pero al sacar el pasaporte se quitó dos años!!! Hasta eso!

No dejo de asombrarme de haber conocido a una persona que no conoce su fecha de nacimiento, no celebra su cumpleaños nunca y vive tan feliz como cualquier otra! Al reflexionar un poco acerca del tema, me doy cuenta que la fecha de cumpleaños es un invento más de nuestra sociedad para fines comerciales! Porque para votar, conducir, tomar y hacer mil cosas más restringidas por edad basta sólo el año de nacimiento, o no?!

Pero no me quejo, yo soy feliz con mi cumpleaños, las fiestas que he tenido y las que están por venir y porque me he acostumbrado a pensar que es importante saber y recordar el día que nací!
Cómo será vivir en el desierto... sin fiesta de cumpleaños, ni aniversario de nada, ni días festivos! Lo único que saben y celebran es el nacimiento del profeta Mahoma, de ahí en fuera viven día a día como cualquier otro. Muuuuy interesante! No cabe duda que cada día se aprende algo! y valoro más mi buena suerte!

febrero 21, 2011

Mi niña grande!

Es increíble cómo pasa el tiempo! Rápido rápido que a veces me asusto y pienso que me estoy perdiendo o no estoy disfrutando todos los momentos como debe ser!
Pero más increíble es cómo nunca dejan de pasar cosas en la vida de nuestros hijos... aún recuerdo como si fuera ayer el primer paso, el primer acúuu, el primer aplauso, el primer intento por gatear y sobretodo el primer diente! Claro que no me acuerdo de las fechas exactas, y para eso escribo todo y mantengo este blog... pero lo que nunca podré olvidar es la emoción que sentí en cada uno de esos momentos y muy especialmente lo feliz que me puse cuando salió el filo del primer diente de Victoria!
Es algo especial! Marca una diferencia y una etapa nueva comienza! Porque ya pueden comer con mayor facilidad galletas o pan que es de las primeras cosas que traen en la mano y solitos pueden morder. Ufff! Pero de eso ya casi 6 años!

Desde hace meses que Victoria presume que tiene dientes flojos... y en el jardín de niños parece competencia y todos dicen que tienen 5 o 6 dientes flojos a la vez. Algunos niños dirán la verdad, otros como Victoria se ilusionan al dizque mover sus dientes con los dedos. Pero en Diciembre pasado, yo misma sentí su primer diente flojo, el incisivo central izquierdo de abajo, justamente el primero que le salió!

El fin de semana casi pasaba la lengua entre los dientes y se quejaba al morder. Además, cada rato decía que ya quería que se le cayera. Supongo que más por la ilusión del hadita (aquí no hay ratón de los dientes) que por la molestia que causa traer un diente tan flojo. Así que hoy al mediodía que llegó del kinder le dije que seguro se le caía en los siguientes 3 días y le tomé algunas fotos. A la hora de la merienda, ya no quiso sus típicas galletas "príncipe" porque le dolía al morder, así que le ofrecí arroz con leche. Dijo que sí y empezó a comer, junto con Catalina.

De pronto, se sacó de la boca lo que yo creí que eran dos arroces y molesta le dije que no hiciera mugreros... que era sólo arroz y que se lo comiera todo. En eso se soltó a llorar como una Magdalena y me señalaba el "supuesto" arroz duro! Era su diente!!!

Lloró y lloró! De nervios, de emoción, qué se yo. No le salió sangre ni le dolió. Y yo no me cansaba de abrazarla y tratar de tranquilizarla. Finalmente dejó de llorar, y aún con las manos temblorosas le comunicó la gran noticia a su papá por teléfono! Estoy super emocionada con mi niña grande! Mi niña chimuela! Mi princesa sin diente!

Supongo que como todo en la vida, sólo el primer diente que se cae causa tanta emoción y tanta celebración! De ahora en adelante se le caerán todos los demás, le saldrán sus dientes definitivos y a confiar en que le salgan derechos para que no use frenos como su madre. Ya les iré contando!



Hoy viene la Hadita de los Dientes a casa por primera vez!!!

febrero 18, 2011

Una frase muy cierta...

Ayer vi por casualidad el programa "Españoles en el mundo" que transmite televisión española y que consiste en entrevistas a españoles que viven en algun lugar en particular del mundo. Hace unos meses vi el programa acerca de españoles que viven en México, específicamente en Jalisco y me encantó. A pesar de sólo entrevistar a 5 o 6 personas durante el programa, te das una idea muy clara de la cultura, tradiciones y costumbres del país en cuestión.

El programa de ayer fue acerca de españoles que viven en Croacia. Un país que después de sobrevivir una guerra muy cruel, lucha por entrar a la Unión Europea y se recupera a pasos agigantados gracias al turismo. Nunca he estado en Croacia, pero después de ver el programa me han dado muchas ganas de visitarlo.

Además de aprender y conocer del país que visitan en el programa, me siento muy identificada con las personas entrevistadas porque como ellas, vivo en un país extranjero y he pasado por un proceso de adaptación como cualquier otra persona.
En fin, el motivo de este post es para compartirles una frase que escuche a una de las entrevistadas. Al preguntarle a una señora que qué extrañaba más de España, contestó: a mi familia, la comida. Y dijo: No se puede tener todo en la vida! Pero luego rectificó: Bueno, se puede tener todo en la vida, pero no al mismo tiempo!

Que cierto, no? Es típico oír eso de que no lo puedes tener todo en la vida. Pero la verdad es que muchas veces la vida te da para luego quitarte, o te quita para luego regalarte una sorpresa. Pero claro, ponemos más atención a lo que nos quita y por eso la frase pesimista de que no podemos tenerlo todo en la vida.

Toda la mañana he reflexionado en esta frase y en mi caso aplica al 100%. Ya no tengo a mis papás y hermanos cerca, dejé a mis mejores amigos en México, extraño la comida, la fiesta y la alegría mexicanas... pero ahora tengo a mi marido que me adora, unas hijas hermosas, y una vida tranquila en un rincón frío de Alemania.

Todo es cuestión de cómo se ven las cosas... de actitud! Y aunque pareciera que la vida ha sido injusta o te ha quitado algo, si te fijas bien seguramente te ha dado otras cosas que talvez no valoras o no has descubierto.

En fin, quise escribir la frase para recordarla de vez en cuando! Sobretodo en esos días fríos y oscuros que me pregunto "Qué fregados estoy haciendo aquí?"... :)

PD. Por cierto, si algún día hacen un programa similar de "Mexicanos en el mundo" me gustaría mucho participar y compartir un poquito de mi vida feliz en Alemania. Mientras aparece el programa, continúo compartiendo en este blog!

febrero 17, 2011

Schulranzen? Y eso con qué se come?

Victoria llevó hoy su "Schulranzen" al jardín de niños. La tradición indica que cuando un niño recibe la suya, debe llevarla a enseñar a sus compañeritos y educadoras en el kinder. El fin de semana pasado, vinieron los abuelos de visita y de cumpleaños (atrasado) le regalaron a Victoria el útil escolar más importante aquí en Alemania: la mochila!

Así es, el o la "schulranzen" es la mochila que los niños llevan en la escuela primaria en Alemania. Y no crean que mochila se dice "schulranzen", no! Es un tipo especial de mochila sólamente para los primeros 4 años de escuela. A partir de quinto los niños pueden llevar una mochila común, tipo "backpack" o bolsa.

Desde el año pasado había escuchado esa palabra y poco a poco me fui informando al respecto para estar preparada este año que Victoria llevará una a la escuela. Es increíble lo difícil que puede ser comprar una cosa tan simple como una mochila.
La famosa mochila, dependiendo del modelo y de la marca puede costar desde 80 euros hasta 220 si se trata de modelos exclusivos de las mejores marcas. Les parece un poco cara? Pues sí, es muy cara sobretodo para mí que estaba acostumbrada a pagar 20 dólares por una "backpack".

El precio es un factor importante en la decisión de compra, más no el único. Dada la forma de estas mochilas, es importante que queden bien en la espalda de los niños, que aquí acostumbran ir caminando o en bicicleta a la primaria. Son por lo regular de forma cuadrada, resistentes a la lluvia y con bolsitas a los lados para llevar a la mano alguna botella, pañuelos o dinero. Adicionalmente, venden la mochila con algunas cosas a juego como el estuche de lápices, el monedero, la bolsa para deportes y hasta paraguas!

Por su forma ergonómica y resistencia pesan entre 800 y 1,300 gramos: vacía! A eso hay que agregarle que a diario, llevarán libros, libretas y otros útiles escolares además del lonche, ropa deportiva y botella con agua. Procuran cargar lo indispensable a casa y dejar libros en la escuela, pero de todas formas siempre hay cosas que llevar y traer en la mochila.
Los alemanes son buenos para analizar marcas y sacar estudios de cuales son mejores o peores productos de acuerdo a diferentes criterios. Por supuesto, estas mochilas son objeto de análisis cada año. Tom y yo nos pusimos a leerlos y quedamos más confundidos que al principio!

Finalmente, decidimos en base a dos factores: el peso y el diseño. Ya que Victoria esta muy delgada e irá caminando a la escuela, elegimos una de las mas ligeras en el mercado. Y ella misma escogió el diseño considerando que el rosa pálido ni las princesas podían ser elegidos. Ahorita le encanta el rosa y todo lo de princesas pero no estoy segura si en un par de años, tendrá esa misma afición por lo rosado. Así que como no había de sirenas, eligió el modelo "Hawaii" que incluye pescados y mariposas. Es de un color cubridor y pesa 800 gramos.

Ya veremos cuanto le aguanta! De momento, esta feliz y hasta quiere dormir con la mochila puesta! Ahora sigue lo otro más importante para el inicio de clases: la "schultüte" que estoy diseñando y yo misma haré. Pero de eso les platicó la próxima vez.

febrero 13, 2011

Una reina con suerte!

Ayer fuimos a uno de los eventos mas tradicionales y únicos del barrio donde vivimos. Se llama "Eierschnorren" y es organizado por la asociación deportiva local. Se lleva a cabo un sábado al año y consiste en recolectar huevos en toda las calles del barrio. La gente puede donar también jamón, queso o pepinillos, ingredientes importantes en la cena casera alemana. Todo se lleva al centro de eventos (restaurante-local-bar-hotel de Hagen), donde se cocinan los huevos y a partir de las 7 de la noche todos los habitantes de Hagen pueden ir a cenar gratis. Cada quien paga sus bebidas.

Se sirve todo a modo de buffet y hay: huevos estrellados, huevos duros, huevos revueltos con jamón, ensalada de huevo, y bandejas con jamones, embutidos y quesos. Además de pepinillos, pimiento y tomate para acompañar.

Lo divertido de la noche viene después de la cena, pues se eligen dos reyes del evento: un adulto y un niño. Se realizan diferentes juegos para elegir a los ganadores que reciben una medalla y el título de "Eierkönig" del año.
Desde que vivimos en Hagen, procuramos asistir. Por un lado para pasar el rato en familia y por otro lado para conocer a la gente que vive en el barrio. En el 2005 y el 2006 Tom participó en los juegos y fue ganador ambas veces. Las niñas participan desde hace un par de años y hasta ahora no habían ganado.

Pero ahora les explico en que consiste el proceso de elección de sus majestades:
- Para los adultos, realizan juegos diferentes cada año pero siempre tienen algo que ver con huevos. En esta ocasión se les dio una cajita con 6 huevos a cada uno de los 4 candidatos: 2 huevos sorpresa (sí, los de chocolate), 1 huevo duro y 3 huevos crudos. El ganador fué aquel que peló el huevo duro y armó las sorpresas de ambos huevos "Kinder" en menos tiempo.
- Para los niños el proceso de selección siempre es el mismo: se hacen varias rondas donde van eliminando niños hasta que queda un ganador. En este caso sólo se utilizan huevos sorpresa en cada una de las eliminatorias.

Este año, como los dos anteriores Victoria y Catalina quisieron participar... no por el afán de ganar, sino por la diversión y para comer chocolates! En la primera ronda se sentaron en círculo poco más de 20 niños, de los cuales Catalina era la más pequeña y los mayores tendrían 12 o 13 años. A cada niño se le entregó un huevo sorpresa y en sus marcas, listos, fuera! El que terminara de armar su sorpresa tenía que ponerse de pie y los primeros 10 en terminar, pasarían a la siguiente ronda. A Victoria le tocó algo muy difícil y a Catalina una figura de 3 partes. Tengo que admitir que le ayudé un poco a armarlo porque empezó a llorar cuando vió que los demás eran mas grandes y ella no avanzaba. Así que gracias a mi ayuda, pasó a la siguiente ronda mientras que Victoria quedó eliminada.

De 10, pasarían 5 a la siguiente ronda y ahora me quedé lejos de ella para hacer un par de fotos y para no interferir con su juego. En esta ocasión le tocó una sorpresa de dos piezas, la cual armó sin dificultad. Se puso de pie y pasó a la siguiente ronda.

Para hacerla de más emoción, de 5 pasarían 3 a la semifinal. Quedaban sólo niños de 8 o 9 años y Catalina de 4. Les entregaron un tercer huevo y para mi sorpresa y la de muchos, le volvió a tocar un objeto de dos piezas así que fue la segunda en levantarse. Pasó a la final!

Yo estaba super emocionada y Catalina realmente ya no quería seguir jugando, era tarde, estaba cansada y simplemente era ya mucho tiempo en lo mismo. Le dije que si ganaba le darían una medalla y con eso se conformó para seguir a la Final. Se sentaron los 3 finalistas y escogieron sus huevos de una charola. En sus marcas, listos, fuera! Catalina abrío su cajita y era un monito saltarín! No había nada que armar! Así que inmediatamente se puso de pie y el público estalló en aplausos! La más chiquita había ganado!

No lo podía creer! Eso es tener suerte! Le entregaron su medalla y desde anoche que no se la quiere quitar. Así que tenemos una reina en la familia! El título le durará un año y seguramente saldrá en el periódico local en las próximas semanas! Lo mejor de todo fue que mis suegros estaban presentes y la pasaron de maravilla! Les encantó la idea del evento y más aún, tener a una nieta ganadora! La llevaré a que me elija un boleto de lotería, con esa suerta igual y nos ganamos el gordo!

Una reina con suerte!!! mucha suerte!

febrero 10, 2011

De 4 a 10, de 3 a 8...

No, no son horarios ni edades... jeje! Me refiero al número de alumnos que tendré en mis cursos de español. Y es que en la escuela dónde doy estos cursos, llamada Popular no se sabe nunca si los cursos se darán o no. Dan cursos de todo: de cocina, de idiomas, de computación, de baile, de cocina, de manualidades, etc. El Estado subsidia las escuelas que estan en casi todas las ciudades de Alemania por lo que los cursos son relativamente baratos.
Pero el que un curso se dé o no depende del número de alumnos... y el martes pasado la información que tenía era la siguiente:
Curso miércoles en la noche- 4 inscritos
Curso jueves en la mañana principiantes- 4 inscritos
Curso jueves en la mañana avanzados- 2 inscritos


El panorama no se veía nada bien, porque se requiere un mínimo de 7 personas inscritas para que el curso sea costeable. Pero como siempre, hay gente que asiste al curso sin inscribirse para conocer al profesor y ver si es el nivel adecuado. Así que la incógnita se resuelve a la mera hora.

Ayer miércoles, me presenté puntual y esperaba ver al menos a mis alumnos del semestre pasado. Pero no todos se inscribieron, así que de 8 que estuvieron el año pasado, sólo 3 pudieron continuar este semestre. Poco a poco fueron apareciendo más personas en el salón y para no hacerles el cuento largo, llegaron a 10: que en este curso es el límite máximo de alumnos. Sólo 2 varones... algunas de las mujeres ya son abuelas... mientras que 2 son muuuy jóvenes... así que una mezcla muy variada! Al final de la clase, los que habían ido a probar decidieron quedarse, así que ya tengo el grupo lleno.

Hoy jueves por la mañana todo podía suceder... en el primer curso, 2 de los 4 inscritos se reportaron enfermos y desgraciadamente no apareció nadie más. Así que como 4 no son suficientes, se les informará de otros cursos y talvez se acomoden en otros horarios.
En el segundo curso (español avanzado), sólo había dos inscritos, así que mis esperanzas eran realmente bajas. Pero sorpresa! Aparecieron 8 que ya habían estudiado español juntos por algunos años con otra profesora. Todos son jubilados, 2 hombres y el resto mujeres. Se conocen de toda la vida y estudian español por gusto o porque viajan frecuentemente a España o Latinoamerica.



Estoy muy contenta con mis dos grupos. No es la gran cosa pero además del dinerito extra que gano y de mantenerme ocupada, gano experiencia y me divierto mucho! porque realmente esto de la docencia me encanta! Y más si se trata de enseñar un idioma tan lindo y útil como el español! Estoy FELIZ!!! Poco a poco voy entrando a este mundo y estoy muy emocionada! Espero con el tiempo tenga mas cursos y más oportunidades de diversificarme!

febrero 02, 2011

Unas verdaderas vacaciones!

Finalmente tengo tiempo de escribir acerca de nuestras últimas vacaciones. Sé que las últimas entradas en este blog estan relacionadas a las 3 semanas que pasamos en California, desde el plan, el día de vuelo, las fotos familiares y el viaje express a Ensenada, pero ahora les contaré de todo lo que hicimos en esos 20 días, sobretodo de los lugares que conocimos en California.

Llegamos a San Diego el 30 de Diciembre muy noche, Tom el 31 por aquello de que se quedó en Houston por nuestro retraso en Londres. Así que recién lo recogieron en el aeropuerto, mis hermanos y mi papá se lo llevaron al Autoshow de San Diego, mientras las chicas (mis cuñadas, mi mamá, las niñas y yo) nos fuimos a la playa de Carlsbad y a comprar lo necesario para la cena de fin de año.

Fuimos a misa a dar gracias por el año que terminaba y en casa de mi hermano, cenamos bacalao, salmón con espinacas, arroz y ensalada. Los niños abrieron regalos de Navidad retrasados y a las 11 de la noche declaramos el fin de año porque andaban todos muy cansados y al día siguiente teníamos que despertar temprano.

Pasamos el primer día del año en un parque de diversiones en Anaheim, llamado Knotts Berry Farm. Para quien no lo conoce, es el parque de "Snoopy" y hay todo tipo de atracciones y juegos mecánicos, para chicos y para grandes! Shows, desfile con los personajes de Snoopy, restaurantes y tiendas de souvenirs! Fue un día espectacular! Toda la familia, abuelos, hijos y nietos en la rueda de la fortuna, en los carritos chocones, en montañas rusas, etc! Y lo más interesante es que hace 25 años mis papás nos llevaron a ese parque, la misma ocasión en la que también conocimos Disneylandia. Mi mamá no podía creer que estuviera en el mismo lugar ahora con todos los hijos casados, nietos y sobretodo que coincidieramos ahí porque no vivimos todos en Monterrey! Fue una experiencia inolvidable! y para hacerla más inolvidable mi mamá insistió en tomar una foto "antigua" de los nietos porque se había quedado con las ganas de tomarla a sus hijitos 25 años antes.

El 2 de Enero fué el día de las fotos familiares, así que la pasamos en casa primero arreglándonos y luego posando. Al día siguiente Tom y yo nos fuimos de compras, mientras que mi hermano se llevó a las niñas a un acuario cerca de los outlets. Fué un día productivo, con las compras de rigor, sobretodo mi marido que siempre se surte de camisas y pantalones de marca americana.
El cumpleaños de Victoria lo pasamos también en casa de mi hermano, hizo buen clima así que los chicos se encargaron de la carne asada y por la tarde jugamos al Wii. Un día muy familiar y muy agusto... el último con toda la familia reunida porque el día 5 se regresaba mi hermano menor a Monterrey.

Como ya lo escribí antes, del 5 al 7 de enero la pasamos en Ensenada, México con mi amiga Y.Y. y las niñas se quedaron con mis papás en casa de mi hermano. Fue una visita express pero muy disfrutada e increíble.
Así que de regreso en San Marcos, rentamos un coche el 8 de Enero para empezar nuestra aventura por la costa californiana. El viaje resultó como estaba planeado, no hubo contratiempos, problemas ni cambios de ruta. Tomamos rumbo al norte, donde visitaríamos primero a una amiga de la preparatoria, cerca de Ventura entre Los Angeles y Santa Barbara.

En el camino visitamos un par de playas: Redondo Beach y Hermoso Beach, donde las niñas se fascinaron con las gaviotas, recogieron conchas y mojaron sus pies en el mar. Su fascinación por las sirenas es directamente proporcional a su amor por el mar, los peces y toda la vida marina. Así que no hay mejor paraíso para Victoria y Catalina que la playa, ya sea de río o de océano, sea fría o cálida, con arena oscura, piedras o algas. Verlas jugar con las olas, correr para espantar gaviotas y mojarse hasta los calzones fue la mejor parte de mis vacaciones! No cabe duda, que observar a los hijos felices es lo mejor de la maternidad!

Llegamos al atardecer a casa de mi amiga, nos fuimos a cenar a un restaurante japonés y el día siguiente lo pasamos en Santa Bárbara. Primero en el zoológico de la ciudad, luego comimos unas ricas hamburguesas en el centro y terminamos el día en la playa. Fue un día fresco pero soleado que disfrutamos muchísimo con la familia de mi amiga, y las niñas hicieron rápidamente amistad con su hija de 7 años.

El día siguiente hicimos algunas compras y pasamos la tarde en Santa Mónica, una ciudad muy bonita que tiene una rueda de la fortuna en la orilla de la playa. Las niñas volvieron a disfrutar la playa, las olas, las gaviotas y las conchas. Mientras que Tom iba con Catalina al auto por ropa seca porque se había mojado toda, me senté en la playa con Victoria a ver el atardecer. Fue una experiencia única! Ver como se esconde el sol en 5 minutos fue algo extraordinario para Victoria y lo disfrutamos muchísimo!

Nos quedamos en un hotel cerca del aeropuerto de Los Angeles y al día siguiente nos fuimos a Hollywood! Sí, a ese lugar tan exótico y famoso, donde las estrellas de cine, teatro y música tienen su estrella en el suelo con su nombre. Paseamos por la calle principal, tomamos un helado en un local de Disney y encontramos la estrella de Mickey Mouse. Las niñas se sentían divas y se interesaban por las huellas, las estrellas, las luminarias y las letras gigantes que dicen HOLLYWOOD a lo lejos. Después decidimos comer en el barrio chino de Los Angeles, donde nos transportamos por unas horas al Oriente... todo esta escrito con signos, la gente te habla chino, venden lo inimaginable, y todo estaba decorado con conejos por el nuevo año que estaba por comenzar en la China. Caminamos un poco por las calles de Los Angeles y fuimos a dar a una iglesia muy grande, moderna y católica que tenía un altar a la Guadalupana en el patio. Rezamos para tener un buen viaje de regreso y nos fuimos al hotel a descansar! Había sido un día fascinante pero agotador!

Al día siguiente nos fuimos a Long Beach, donde está atracado el barco Queen Mary. Paseamos por el puerto, comimos unos camarones deliciosos e hicimos un paseo en barco por la bahía. Fue un día soleado y calientito que terminamos nuevamente en la playa, ahora en Seal Beach. La temperatura iba en aumento cada día, y ese día en particular disfrutamos el sol a 25 grados. Delicioso!

Los siguientes dos días los pasamos en los parques de diversiones de Disney, pero esa aventura la contaré en un apartado otro día. Después de ver los fuegos pirotécnicos el viernes 14 de enero en Disneylandia, volvimos a casa de mi hermano.

El último fin de semana de nuestras vacaciones la pasamos con mi hermano y su familia. Cabe mencionar, que mis padres ya se habían regresado a Monterrey. Así que fuimos a San Diego, las chicas rentamos una bicicleta familiar mientras que los chicos conocían el museo de un portaaviones en el puerto. El domingo lo dedicamos a empacar, comprar las últimas cosas y disfrutar el día con una carne asada a 25 grados.

Las vacaciones llegaron a su fin con nuestro vuelo de regreso el lunes 17 de enero. Gracias a Dios no tuvimos retrasos ni contratiempos y llegamos a casa el martes temprano, ya no había nieve y el termómetro rondaba los 5 grados. Poco a poco volvimos a nuestra rutina, y a pesar de que nos tardamos mucho en adaptarnos al horario y las niñas despertaban en la madrugada, ya estamos acostumbrados y la vida ha vuelto a la normalidad.


Fueron unas vacaciones increíbes, inolvidables y espectaculares! Disfrutamos a la familia, conocí como vive mi hermano y su familia en California, descansamos, paseamos, conocimos lugares padrísimos, visitamos amigos, tomamos una buena dosis de sol, mar y calor, no compramos mucho, pero disfrutamos el "shopping", probamos y comimos de todo, cargamos pilas y guardaremos estos lindos recuerdos en nuestro corazón, donde siempre estarán presentes para recordarnos lo hermoso que pueden ser unas vacaciones en familia! Ruego a Dios para que este tipo de experiencia se repita, y frecuentemente!

PD. En las palabras subrayadas pueden ver fotos relacionadas a la ocasión y aquí el resto.